Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

6,1

La edulcoración de las rosas

05 oct 2016

Fue una de las películas más nominadas en la 22º edición de los Premios Goya, catorce nominaciones, entre ellas "Mejor película", "Mejor director" y "Mejor guion original". También estuvo preseleccionada para representar a España en los premios Oscar aunque finalmente sería escogida "El orfanato" de Juan Antonio Bayona.

El problema que tiene esa película es la dificultad que tenía para llevar a la gran pantalla por primera vez a unos símbolos muy influyentes de la Guerra Civil Española como lo son "Las Trece Rosas", dado que fueron trece jóvenes que en los últimos tiempos han cobrado gran fama con su figura y su historia.

Esta película sin duda me deja con un poco mal sabor de boca, dado que esperaba una película realmente impactante, no más dramática sino más cruda. Los horrores de la Guerra Civil han sido documentados y llevados a la gran pantalla en más de un par de películas pero en este caso, se trata la trama de una manera demasiado correcta, le falta realismo, le falta arriesgar (siempre con respeto) e intentar contar la historia tal y como fue pero se queda en el intento, es una película que podría haber sido muy valiente y a la par muy buena pero consigue ser entretenida y dar un ápice del reflejo de la verdadera historia de estas mujeres.

La trama se desarrolla desde un plano más personal y sentimental, centrándose sobre todo en tres de "Las Trece Rosas" que son: Blanca Brisac Vázquez, Julia Conesa Conesa y Virtudes González García. La historia de Blanca Brisac, la única "rosa" que no fue militante de las JSU ni del PCE, hay personas que opinan que esto fue un error pero yo creo que no, creo que es un acierto mostrar una contrapartida a lo que es la historia de las doce "rosas" restantes que si estuvieron muy relacionadas con las organizaciones y su historia que pese a ser totalmente diferente acabó en la misma situación y poder visualizar lo precaria que era la situación de las personas después de la guerra civil, no únicamente las personas con ideología diferente o que habían simpatizado con la República sino aquellas personas que por ayudar a huir a amigos, conocidos, familiares también sufrieron las consecuencias. Uno de los problemas más notorios es que ni siquiera se menciona a algunas de "Las Trece Rosas" durante toda la película y apenas aparecen en alguna escena como por ejemplo el caso de Joaquina (interpretado por Miren Ibarguren) que aparece únicamente en el juicio y en el final de la película, no se sabe nada acerca de su actividad ni de su relación con el resto de jóvenes o el caso de Carmen Barrero (Silvia Mir), que en la verdadera historia fue de "Las Trece Rosas" más influyente en la historia del PCE y que en la película apenas sale al final y durante el juicio. Esto es un fallo importante dado que el trasfondo que tiene la historia de "Las Trece Rosas", pese a que esta película tiene un punto de vista más sentimental, es la relación y el motivo por el que fueron fusiladas y sin duda fue por relación y su trabajo en el PCE y en el JSU, y su lucha por su ideología que fue lo que las llevó a esta situación, excepto el caso de Blanca Brisac que únicamente fue relacionada con el PCE por ayudar a un amigo que era militante de la organización, en la película apenas se refleja su lucha con alguna que otra escena como el reparto de pasquines en contra de Franco, la mención de una organización clandestina pero sin profundizar mucho más.

Cae en el sentimentalismo a través del dramatismos de muchas escenas, es importante reflejar que "Las Trece Rosas" eran jóvenes y la mayoría de ellas menores de edad (en aquella época los 23 años era la mayoría de edad) pero han convertido su imagen en mujeres que apenas luchaban, o lo hacía de forma muy tímida, mientras que en la realidad las trece, pese a su corta edad, eran bastante fuertes de mentalidad, determinantes con sus acciones y una de las anécdotas que siempre se destaca de ellas era que el día de su fusilamiento, aunque estaban nerviosas y con miedo, mostraron resignación, determinación y además, fuerza, ya que se rumorea que en el momento antes de fusilarlas gritaron a los soldados "Viva la República". Estas características de la personalidad de "Las Trece Rosas" no se refleja apenas en ellas, se refleja su actitud desenfada en la cárcel de mujeres, su miedo, sus ganas de luchar pero hubiera sido mucho mejor si hubieran pulido del todo la personalidad no solamente de ellas en conjunto sino en separado, ya que unos simples gestos, unas frases hubieran servido para saber, más o menos, como eran.

La imagen que dan sobre el sistema penitenciario y la policía del momento creo que comparada con la realidad de ese tiempo es un chiste, no creo sinceramente ni que la cárcel de Ventas la encargada fuera tan benevolente ni me creo que las torturas (que pese a que son algo fuertes) fueran así. El sometimiento de las mujeres en la cárcel apenas se ve, la dureza con la que se le caracterizaba a Carmen Castro ni lo olemos (aunque la actuación de Goya Toledo es muy buena, no tiene la culpa del guion) y muchas de las barbaridades que se han demostrado sobre aquel tiempo tampoco se muestran, es todo demasiado "light", falta realismo que no significaba morbosidad o dramatismo, sino mostrar o por lo menos dar a entender como eran las cosas de aquel tiempo.

La actuación de Pilar López de Ayala es brillante, creo que refleja a la percepción esa confusión que suponemos que tuvo su personaje, el conjunto de sentimientos y percepciones, la gestualidad muy buena, transmite varias cosas al espectador sin a lo mejor decir más de una o dos frases. Es uno de los personajes más completos de la película, además, en mi opinión, la mejor actuación del film.


Verónica Sánchez, sinceramente, me sorprendió el humanismo con el que interpretó a su personaje, una muy buena actuación, además de creíble. Es cierto que ha tenido suerte de que en alguna escenas este acompañada de grandes interpretaciones como las de Luisa Martín, en el papel de su madre, que hacen que el conjunto sea bueno y por lo tanto esa escena pueda considerarse muy buena.

Nadia de Santiago, desde mi punto de vista, la veo demasiado sobreactuada, no me termina de convencer en casi ninguna escena, sus diálogos parecen muy forzados, intenta dar una impresión de chica de 17 años pero lo empeora con el intento, pese a que estuvo nominada a "Mejor actriz revelación", creo que no se mereció ni la nominación, a esta actriz la he visto en otros trabajos en la actualidad y sinceramente ha mejorado muchísimo pero su personaje de Carmen (no confundirla con Carmen Barrero, una de "Las Trece Rosas") no creo que haya sido el mejor de su carrera, sino inclusive podría decirse que ha sido una de sus peores actuaciones.

Por último, quiero destacar que una de las mejores cosas de la película es la reconstrucción que hace de la Madrid de la posguerra, es impecable como recrean la ciudad madrileña con sus barrios, sus construcciones y como consiguen llevarte al año 1939 de forma totalmente real, un gran acierto. También hay que mencionar la banda sonora que es una de las mejores cosas de la película y consigue a través de la música atraerte a la historia.

En conclusión, fue una película que pudo ser muy grande y quedar como un ejemplo cinematográfico sobre uno de los episodios negros de la historia de España pero apenas es una alegoría de la esencia de la historia de "Las Trece Rosas". La nota final es un 6. Es entretenida pero no es una película que destaque dentro de todo el arsenal de películas que tenemos acerca de la guerra civil española o posguerra.

0
0
Valorar esta crítica