Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

4

¿Qué Haces Tú Aquí?

30 dic 2013

Un Logan amnésico investiga su pasado en el mundo del crimen organizado japonés. Vulnerable por primera vez y desafiando sus límites físicos y emocionales, no sólo se enfrentará al letal acero samurái, sino que además mantendrá una lucha interna contra su inmortalidad, que lo hará más fuerte.

No es necesario extenderse en exceso para analizar la última película de la saga de X-Men, un nuevo spin-off de Lobezno, un personaje carismático que ha ido avanzando en importancia desde que hace ya 13 años un relativamente joven Bryan Singer decidiera ponerle las garras a Hugh Jackman y convertir a este en una verdadera estrella de Hollywood.
Dirigida por James Mangold, la película nos traslada a través de curiosos parajes que no habíamos visto en entregas anteriores de la franquicia, el fondo de Japón es un tanto chocante al principio, pero poco a poco el aletargado espectador intenta adaptarse a él al igual que lo hace un personaje de Lobezno cuya evolución esta marcada por una supuesta pérdida de poderes que nunca vemos plasmada en la pantalla de forma crítica o peligrosa.
Y es que el guión acusa un enorme número de fallos, tales como tramas confusas, personajes que van y vienen sin sentido alguno, antagonistas patéticos, tramas secundarias incoherentes y un final, digámoslo de un modo medianamente educado, decepcionante.
Pero el guión no es lo único que lastra esta producción de Marvel que no encuentra su sitio dentro de la franquicia de X-Men ya que es un tanto desconcertante ubicarla, no en la línea temporal, si en la conceptual. James Mangold pierde el control de sus personajes desde el primer momento. Cierto que el prólogo y las escenas iniciales son atractivas, pero a medida que el metraje avanza y la acción desgastada se sobrepone a una trama medianamente sugerente, Mangold deja escapar a los personajes y la propia situación, para acabar llegando a un climax sorprendente, aunque no en el buen sentido.

Hugh Jackman es un actor enorme, de los pies a la cabeza, le pongas donde le pongas, y eso es innegable. También es innegable que es él el que lleva sobre sus hombros todo el peso de la película, aunque a veces, al igual que su personaje, parezca un poco tocado por ese disparo de bala en su estómago que únicamente lo ralentiza.
Pero si Jackman es el alma de la película, la antagonista de la cinta: Viper, interpretada por Svetlana Khodchenkova, es probablemente uno de los peores 'malos', vulgarmente hablando, de la historia de las cintas de superhéroes, en gran parte por su horrible actuación, que no transmite miedo ni temor hacia ella, pero también por el desastroso diseño de su personaje, falto de personalidad, objetivos o cualquier otra característica propia de un antagonista cinematográfico.
Tanto Tao Okamoto como Rila Fukushima realizan trabajos correctos aunque no por ello destacables, planos y mediocres, pero sin llegar a molestar.

En efectos digitales "Lobezno Inmortal" goza de las mismas aptitudes que cualquier película del género, mejor o peor llevada a cabo, en este caso, podría tener. Los efectos especiales son vistosos y divertidos, bien ejecutados y poco reconocibles, salvo los necesarios cromas de la pelea sobre el tren.
La fotografía es correcta, transiciones de cámara y encuadres habituales amén de algún que otro plano general más llamativo.
En vestuario "Lobezno Inmortal" no ha tirado la casa por la ventana, pero ha sabido ajustarse a las exigencias del guión y ha conformado un resultado final bastante aceptable.
Marco Beltrami le pone la banda sonora a esta producción de Marvel sin muchas novedades con respecto al género, correcta y poco más.

Lamentablemente el desastroso guión y la incapacidad de la película de hacerse un hueco en la franquicia, dejándola como un spin-off sin mucha chicha hacen que la película descienda su nota hasta un triste 4/10. Cierto que quizás la película simplemente tratara de ser un enlace entre X-Men 3 (2006) y la futura "X-Men: Días Del Futuro Pasado (2014)", pero el empeño puesto en hacerla disfrutable es más bien escaso.

Si hay algo que destaque por encima de la película, está en los créditos y su más que interesante escena final, dejando la puerta abierta a esa tan esperada película que llegará a nuestras pantallas en 2014. ¡Estaremos atentos!

Para más críticas entrad en www.criticasdecinejorge.blogspot.com ¡Muchas Gracias!

0
0
Valorar esta crítica
'Lobezno inmortal': Mutantes "Made in Japan"
Crítica Ecartelera
7,0