Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

8,8

La dulzura de los niños y la dureza del estrado se mezclan a la perfección

09 oct 2020

Matar a un Ruiseñor, ya solo el título es contundente. Voy a comenzar diciendo que está película realmente me ha gustado pero sobretodo, es una película muy diferente a cualquier otra que te puedas imaginar de juicios, es todo bajo una mirada mucho más dulce.
Matar a un Ruiseñor comienza con una voz en off de una mujer contándonos un verano de hace mucho tiempo, en los años treinta, en el sur de Estados Unidos.
Dos hermanos viven en una casa en un pueblecito, su padre, Atticus (Gregory Peck), es abogado y ayuda a todo el que puede, a lo largo de la película lo va demostrando.
Una mujer denuncia a un hombre negro de violación, tenéis que poneros en la piel de aquellos años, un hombre negro por el hecho de ser negro era culpable de cualquier cosa de la que se le acusase porque ningún abogado, todos eran blancos, quería hacerse cargo de tal cosa, pero por eso dije que Atticus intenta ayudar a todo el mundo, da igual el color de piel, así que decide aceptar el trabajo y defender a Tom Robinson, un chico negro de tan solo veinticinco años con mujer y varios hijos.
Mientras tanto, Scout y Jeremy comienzan sus vacaciones de verano con un nuevo amigo llamado Boo que se acaba de mudar a la casa de al lado, aunque solo viene en verano. Juntos se lo pasan muy bien, pero todos tienen miedo de pasar por en frente de una de las casas del pueblo, dado que dicen que está maldita y que vive un niño que está loco, dado que solo sale por la noche, nadie lo a podido ver y dicen que una vez le clavó unas tijeras en la pierna a su padre.
Todos juntos comenzarán una aventura fascinante que mezcla humor, suspense, momento de mucha tensión y sobretodo, una película con un guion impecable, pero ¿Conseguirá Atticus que Tom Robinson salga vencedor? porque realmente el no hizo nada ¿no?
Matar a un Ruiseñor es una película, ya os aviso, contundente, eso no significa que se haga larga, para nada, significa que es una película de la que tienes muchas cosas de las que reflexionar.
Este drama basado en un libro con el mismo título, es sumamente intrigante e interesante y conseguirá que odies y ames a diversos personajes del metraje, y que tus sentimientos sobre algunos vayan cambiando a lo largo de este.
Una cosa que me gustó mucho, fueron las actuaciones, pero sobretodo la de Gregory Peck en el papel de Atticus Finch, pero lo que realmente creo que es esencial en la película, no digo que lo anterior no lo sea, es el blanco y negro, me parece que si hubiese sido en color, no hubiera sido para nada lo mismo.
Mi nota es un 8,8 de 10
Lo mejor: El guion, los diálogos del final, La actuación de Gregory Peck, el blanco y negro que la hace tan especial. La idea de que la película de un juicio bastante duro sea visto por los ojos de unos niños.
Lo peor: Es verdad que hay algún momento por el medio que se te puede hacer un poco pesado, pero son breves instantes de la película. Me gustaría que se viera alguna parte de como el letrado habla sobre el caso en vez de decir si es culpable o no directamente.
Es una película dura pero suave, una combinación que dicha así no suena coherente, por eso me gustó tanto esta película, no es una película "normal" es una película que te hace reflexionar sobre cosas que realmente importan y te sorprende en repetidas ocasiones.

0
0
Valorar esta crítica