Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

8,6

Vive y deja vivir

09 dic 2012

Si eres un hombre y un día conoces a la mujer de tu vida, y luego te enteras de que es lesbiana, ¿cómo te sentirías? Esta premisa inicial de la película rompe el registro del resto de filmes románticos modernos. Del mismo modo, sirve para remover las conciencias de aquella mentalidad conservadora de que el amor se tiene que limitar a un hombre con una mujer.

Holden (Ben Affleck), es el prototipo de hombre actual, el cual se considera tolerante y respetuoso ante la homosexualidad. Sin embargo, la cosa cambia cuando le afecta en primera persona, y ve como sus sueños románticos se desmoronan, y además de manera bastante visual. Alyssa, de quien está enamorado, es una lesbiana que no se corta un pelo en mostrar en público su orientación sexual, lo que hace que Holden se sienta emocionalmente sobresaltado ante tal espectáculo.

Las conversaciones entre los dos son de oro puro, en las que ella se encarga de desmontar la idea tradicional sobre las sexualidad con una autoridad aplastante. Holden, al igual que el espectador de la cinta, se da cuenta de que no es tan tolerante y abierto como había pensado.

El monólogo de Bob el silencioso (Kevin Smith) es un modesto y autorreflexivo resumen de esa inconfesa inmadurez de todos los hombres, frente a unas mujeres que sí entienden la naturaleza del amor de olvidar el pasado para disfrutar el presente con la persona a quien se ama.

La película en sí es toda una lección de sexualidad que sirve para derribar las barreras conservadoras y entrar en el mundo de las relaciones liberales, donde el amor es lo único que importa.

0
1
Valorar esta crítica