Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Avatar de Cinefil0

Cinefil0

9,3

De veras: prepárate para Ricki

30 ago 2015

Hoy he ido a ver una película que me ha dejado maravillado. La nueva película de Jonathan Demme, en la cual participó como escritora del libreto la gran Diablo Cody ('Juno'). La película, además, cuenta con la participación de grandes actores como la mismísima Meryl Streep ('La decisión de Sophie', 'El diablo viste de prada') y Kevin Kline ('La decisión de Sophie'). La película comienza presentándonos a Ricki y a su grupo rock, de quien es la lideresa: The Flash. Ricki es cantante y guitarrista del grupo, junto a su novio Greg (Rick Springfield). Ricki recibe un día la llamada de su exmarido, Pete (Kevin Kline) informándole de que su hija, Julie (Mamie Gummer, hija de Meryl) se ha divorciado a los dos meses de haberse casado con su ya exmarido. Ella ha entrado en depresión y Pete cree que sería una buena idea que Ricki esté junto a ella en este momento tan duro para ella, pero no solo por eso, ya que Ricki había dejado a su familia atrás por cumplir su sueño de ser cantante de rock.

Por una parte, lo primero que sorprende es el talento que Streep tiene con la música, más concretamente como cantante. Para la película ha interpretado 10 canciones de artistas famosos, entre ellos Dobie Gray y Lady Gaga. La gran interpretación de Meryl Streep no es algo nuevo, pero hay que resaltar, aun así, que impresiona mucho la habilidad que posee esta mujer para transmitirnos la historia de un personaje. Una mezcla de diez. Por otra parte, Kline, Gummer y Springfield realizan una interpretación bastante sobresaliente, que aun teniendo a Streep al lado, han conseguido no ser eclipsados por ella en mi opinión. El resto del reparto secundario no es tan destacable, pero no desmerece para nada, así que en el apartado interpretativo, la película es muy rica.

En cuanto a la BSO, o banda sonora original, que es lo mismo, la película posee otro puntazo sobresaliente, y es que podemos escuchar varias canciones que nos sonarán, ya que pertenecen a artistas famosos, y alguna que otra original de la propia película. El filme aprovecha muy bien este puntazo, y no es por nada, tratándose de una película del género musical, aparte de comedia dramática, géneros que siempre se han llevado muy bien, y que en esta película vemos que tienen un romance bastante fuerte, digámosle así.

En cuanto a la dirección, estamos en las mismas: Demme, como buen director que es, ha hecho otro gran trabajo en esta película, junto a Diablo Cody, la guionista. Que por cierto, el guión sin duda es uno de los apartados más favorables de la película. Definitivamente he acabado por rendirme a los pies de Cody.

Respecto al apartado técnico, no tengo mucho que decir, como de costumbre, pero quiero comentar que los planos, sobre todos los cortos, me encantaron. No sé si ha habido un juego con ello, pero realmente lo parece. Las escenas en las que The Flash interpreta posee dicho juego, a mi parecer, increíbles, además de unos movimientos de cámara muy chulos.

Otro pequeño punto: yo también era de los que pensaban que el cambio de la actriz de doblaje de Meryl Streep para esta película era horrible. De lo peor. Pues me he llevado una sorpresa: es maravillosa, y es porque le da muchísima frescura y "juventud", digamos, al personaje Ricki, cosa que está impresa en el propio personaje, claro. Todas mis alabanzas a Rosa Guiñón, eso sí. Para mí ella fue, es y siempre será la actriz de doblaje española (de España) de Meryl Streep por excelencia. Es una mujer a la que yo alabo, pero he de decir que este cambio no ha sido desafortunado, sino una adaptación agradable a la personalidad explosiva, alegre y algo desbocada de Ricki (Linda) Rendazzo.

Finalmente, quiero resaltar algo que me ha encantado: la mezcla de las localizaciones. El pub en el que The Flash interpreta sus canciones, en California, y la casa donde reside su familia, en Indianápolis, Indiana. Realmente tiene más peso el segundo escenario, ya que es algo muy presente, digamos, en el primero; pero realmente el juego que hay entre los momentos en los que Ricki desconecta de todo, siguiendo con su sueño en el pub y sus asuntos familiares en California me parece encantador. Dos mundos: el de tus sueños y el de tu familia. Me resulta algo difícil de explicar, pero me parece una gran mezcla.

Definitivamente es una película que, como se suele decir, es buena. Es muy buena, de hecho. Yo la recomiendo mucho para ir en familia. Las comedias dramáticas es lo que tienen, pero no es lo mismo, y es que el gran reparto y todo lo demás que he comentado, sobre todo en el aspecto musical, hacen de ésta (la visualización de la película) un momento único que te hará desconectar de forma satisfactoria y agradable de lo demás que te rodea.

En esta ocasión me resulta algo complicado transformar todo lo anterior en un número en una escala entre el 0 y el 10, pero allá voy.

Que sí, va en serio, ¡prepárate para Ricki!

0
1
Valorar esta crítica
'Ricki': Rock & Streep
Crítica Ecartelera
5,0