Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

4,9

Disparate testosterónico

08 jun 2017

Las dos horas de película sirven para una sola cosa, para demostrar lo chulo y fuerte que es Vin Diesel y nada más. Y para hacerlo lo saca de las aventuras de la saga de manera abrupta y a través de un sencillo flashback y lo mete en un planeta en el que las únicas opciones son comer o ser comido. Obviamente Vin se los come a todos, no solo a los extraterrestres que pueblan el planeta sino a los cazadores de recompensas que acuden a por su cabeza. Y menos mal, porque sí Riddick es antipático y poco empatizable los cazadores de fortuna son directamente insoportables. Encabezados por Jordi Mollà en todos los sentidos, en rango y en insoportabilidad, la interpretación del catalán es aún más insoportable que la fauna del planeta, pasada, histriónica, con un inglés balbuceante y un aspecto de sucio que huele desde el otro lado de la pantalla. Tanto es así que el momento de su muerte es el más emocionante de la película. Después de eso todo es bastante aburrido y soporífero, pero no menos desagradable. Los otros cazadores de fortuna son muy pesados también, pero además da toda la sensación de no querer estar en esa película. Lo que funciona perfectamente de verdad es el diseño de producción, sobre todo los animales, que son tan peligrosos y desagradables como Jordi Mollà. Por suerte Vin Diesel es tan fuerte y masculino que puede con ellos. Ni siquiera es una película de ciencia ficción, es una survival-horror-movie ambientada en el espacio para gloria del protagonista, y ya.

0
0
Valorar esta crítica
'Riddick': El modesto regalo de Vin Diesel
Crítica Ecartelera
5,0