Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

4,8

Nunca fueron buenas las segundas partes.

30 jun 2012

Después de leerme el primer libro, como no me gusta dejar las cosas a medias, me leí este, por lo que al haberlo leído me vi obligada a ir al cine a ver la película (es una costumbre que tengo).
En principio el libro no me gustó nada, es peor que "Tres metros sobre el cielo", aun que el anterior también carecía de una buena narración y tenía una historia típica-tópica adolescente, este la explota más y la lleva al máximo.
Para mi gusto este libro era innecesario, el anterior tubo un final trágico y la historia debería de haber terminado ahí. Pero no.
Como a todo lo que tiene éxito se intenta exprimirlo hasta el último céntimo, aquí no iba a ser menos.
El argumento de este libro, a parte de que parezca que la historia entera se repite otra vez, y de peor calidad si cabe. Inventa nuevos personajes, como es el caso de "Gin", que hasta el final no te das cuenta de que es una niña moja-bragas que va detrás del guaperas macarra del barrio desde que era adolescente. (Por cierto, esta parte en la película está mal explicada, pero para mi gusto mejor, es algo patético). Y luego está la ex-novia, Babi. Que pasa de ser en la primera una dulce chica (típica "niña de papá") que no había roto un plato, hasta que el la conoce, ha ahora ser una arpía que estando prometida se acuesta con el solo para ver si aun siente algo. Y la verdad, de parte del escritor, este hecho me parece machista, ya que deja de mala a ella siendo que el en ningún momento dice que no.
Y no entiendo como las adolescentes pueden adorar a este personaje, "Hache" como lo han querido llamar en España, vale que lo interprete Mario Casas, y que sin camiseta puede hipnotizar a todas las niñas de la ESO, pero mas allá de esos músculos hay un chulo pegón que a la primera de cambio se lía con su ex-novia. ¿En serio queréis un novio así?
A parte de eso, la película al principio es entretenida, pero de la mitad para delante se llega a hacer algo pesada.
El único punto positivo que le encuentro es que tienen mérito las puestas en escena y la fotografía ya que en ocasiones puede llegar a parecer incluso una comedia americana, pero siempre con el toque "guarro" que caracteriza a las películas españolas (¿es que en todas las películas de este país tiene que salir alguien enseñando las tetas?).
Otra cosa a destacar es el ambiente que hay en una sala cuando se proyectan este tipo de películas, y mas si vas el primer día, perecía una clase de secundaria solo con chicas y algún noviete que parecía hacer de reén y que tenía ganas de salir corriendo. Era gracioso cuando todas se ponían a llorar a la vez.

0
1
Valorar esta crítica
'Tengo ganas de ti', tengo ganas de melodrama
Crítica Ecartelera
6,9