Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

7,5

Vamos a contar mentiras

03 feb 2018

Contó Sean Baker, en su visita a la Academia de cine española, que a Bria Vinaite, que interpreta a la madre de Moonee en The Florida Project, la descubrió a través de Instagram. Y en el caso de la pequeña actriz protagonista, Brooklynn Prince, le sucedió algo parecido a Carla Simón en Verano 1993. No la encontró hasta que el casting estaba muy avanzado y ya pensaba que tendría que posponer la producción.

Tras rodar 'Tangerine' tirando de iPhones, Baker no pierde lo que se está convirtiendo en esencia para su cine: el contar con actores no profesionales para su trama y el recoger la luz de la historia en una gama de colores que explicitan el mundo interior de los personajes. En el caso de The Florida Project, habla de la rutina de un verano para tres niños que viven marginados en un bloque con otras muchas familias donde el sol nunca deja de abrasar y han sabido construir su propio discurso de tretas y mentiras para hacer de esa tierra, el Magic Kingdom, un territorio sin límites y con eternos elementos por descubrir.

The Florida Project es por ello un relato muy pegado a la realidad, la de aquella parte de la población estadounidense que reside en los barrios pobres, pero que explora la imaginación de los niños protagonistas, que marcan el punto de vista de la película y convierten ese hastío vital en magia y cierta fantasía.

Baker se luce con Halley y su hija, un maravilloso Willem Dafoe y un guión muy astuto en algunos puntos. Sin embargo, por el montaje y el cambio que durante ese proceso llevó a cabo el director en el orden de las escenas, la película también adolece de cierto estancamiento. Malo y bueno, ya que no deja de reflejar las horas a llenar de ese verano.

El fallo más importante del largometraje reside en su final. No sólo porque, al escaparse las niñas a Disneyland, Baker se haya visto obligado a grabar esa parte con un iPhone y cambiar la tónica de lo visto hasta ahora en la película. Vemos algo muy diferente, que te saca de la película aunque sigue teniendo su justificación dado que todo es un sueño de verano liderado por los niños. No obstante, en esa parte se ve a una Brooklynn Prince muy, muy forzada y sobreactuada al llorar delante de Jancey.

0
0
Valorar esta crítica
'The Florida Project': Un verano a las afueras de Disney World
Crítica Ecartelera
8,0