Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

6,3

Filosofía americana

08 dic 2012

Extraño y pretencioso experimento americano de defender su forma de pensar (los que lleguen a pensar tanto). Lo que más se puede resaltar como positivo son las continuas inquietudes que experimentan los niños y con las que todos nos debemos sentir identificados. También es notable la ambientación y la actuación de Brad Pitt como padre severo. A Sean Peann le han marginado bastante.

Las secuencias en las que se le va la pinza a la película, que parecen extraídos de documentales, son increíblemente soporíferas y es difícil comprender a qué vienen a cuento, del mismo modo de cuál es la intención real del director respecto a lo que quiere enseñar a los espectadores. Yo me lo imagino y no lo encuentro muy alentador.

Me parece paradójico que los americanos vengan a dar clases de filosofía a nadie, teniendo en cuenta de que allí huyen de ella como de la peste, y los que no, la confunden irremediablemente con la Teología (obviamente hay excepciones, pero no muchas). Pretenden enseñarnos que saben mucho y lo único que vemos es que andan bastante perdidos.

Creo que es insultante comparar esta película con "2001: Odisea del espacio". Vale que Kubrick también era americano, al menos de nacimiento, pero la verdad es que sus métodos y su forma de pensar distancian enormemente de los americanos. 2001 es más que una concepción filosófica del universo y del hombre. En primer lugar, no necesita recurrir a Dios. En segundo lugar, tiene escenas completamente adelantadas a su época y que ya son parte de la historia del cine, desde la metáfora de los simios hasta las conversaciones con HAL.

Pero en fin, no quiero cambiar de película. Como he dicho, el cine americano y filosofía no pegan, y es mejor que se estrujen la cabeza pensando en otras cosas en lugar de hacer ejercicios cinematográficos fallidos como este. El cine filosófico de calidad no tiene por qué ser aburrido ni querer conmocionar al espectador con imágenes raras, y prueba de ello son filmes como "El séptimo sello" de Bergman o "Rashomon" de Kurosawa.

0
1
Valorar esta crítica
'El árbol de la vida', el poema filosófico de Terrence Malick
Crítica Ecartelera
5,3