Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

ÚLTIMA HORA Crítica SIN spoilers de 'Vengadores: Endgame'
Avatar de Rigo23

Rigo23

2,3

La peor película del año

09 nov 2013

Me es imperativo hacer una crítica de esta escoria hecha película, me hubiera encantado regresar con la crítica de la maravilla de Cuarón, Gravity (Hay llegara su turno), pero después de haber visto la que posiblemente sea la peor película del año y ver como mucha gente cae rendida a sus pies de lo "entretenida que es" según ellos; me llevo las manos a la cabeza y digo pero si esto es un BODRIO, si BODRIO, me explicare el porqué:

Vayamos de lo general a lo específico en esta ocasión: Thor cinematográficamente hablando es una escoria en todo sentido, una tremenda cochinada que hasta la fecha ha significado lo peor de esa fórmula Marvel ? Disney que insiste en situar a sus superhéroes en argumentos cómicos ? aventureros dignos de caricatura de su canal de televisión (Con algunas escasas excepciones) y que denigran el subgénero con una especie de espejismo narrativo revelado en una serie de viñetas consternadas por mantener la acción y los gags por encima de al menos un decente planteamiento y consecuente tratamiento.
Iron Man 2 y 3, The Incredible Hulk, Thor y ahora este torpe ejercicio carente de toda coherencia son en definitiva un conglomerado de mediocridad y absurdez fílmica que obvian un mismo argumento ¡Uno solo! El cual solo difiere según las cualidades del director en turno, que en este particular caso y para la mala fortuna del dios nórdico, resultó ser el más inexperto de todos: un Alan Taylor (De la excelente serie Game of Thrones, pero aquí esta perdido) traído de la Tv el cual ni siquiera puede hilar al menos dos secuencias de calidad o estructurar d a alguno de los nuevos personajes en un escenario bonito en 3D y con hartos efectos especiales, eso sí, chistosísima, pero al final ¿De qué importa eso cuando se tiene en frente tal inutilidad que terminará haciendo olvidable otra entrega de la rubia divinidad?
Tenemos en primer plano un bonito cuento para desempolvar y plantear el conflicto; los conocidos personajes son revisitados y postrados en el tablero para otra vez forzar el relato sin ninguna explicación aparente del porque ¿Por qué ahora hay láseres? ¿De dónde salieron los malos y porque son malos? ¿Por nomás ser malos? ¿Por qué existe una sustancia roja cabrona que posee entes vivientes? ¿Por qué posee a ese ser viviente y no otro? ¿Por qué ataca a unas amenazas y otras no? ¿Por qué 4 asgadianos pueden acabar con ejércitos completos en otros planetas y el en el suyo no puede acabar con unas cuantas decenas de duendecillos encabritados que les acaban destrozando toda la ciudad? ¿Por qué nuevamente el villano es un inútil que todos le pegan como vil piñata y se supone que es el líder de la banda? ? "No importa, es Disneylandia" ? nos responde el director Taylor que seguramente pensó que esto sería como armar una caricatura de Game of Thrones con Thor como invitado especial.
El mal no acaba ahí, pues a partir de este momento los diálogos se convertirán en una especie de rutina cómica en donde todos parecen estar jugando al pega y corre. Resulta cansado y humillante ver a Thor y compañía echando chiste hasta hilando 10 diálogos sarcásticos y/o cómicos seguidos ¡Por los dioses vikingos! Esta progresión y abuso del comedy relief vuelven insoportable el mencionado entretenimiento (The Avengers quedó en la línea gracias al gran equilibrio de Whedon y su choque de personalidades) y encarecen una historia que hay que decirlo, podría haber dado mucho más en su supuesta oscuridad.
Lo mejor de la película por mucho es Tom Hiddleston; sea siempre el responsable de salvarle el trasero a Thor y sus películas (Y de algunos vengadores), sin embargo, dentro de este libreto llevado a cabo por el comité del parque de diversiones, el antagónico ve sucumbir en un primer plano a su personaje gracias a la misma progresión de chistes que dominan la pantalla durante 10 insufribles minutos hasta que milagrosamente sucede algo... No solo la mejor secuencia del film se da, sino sin duda uno de los mejores momentos en todo el mundo Avenger; Habrá que mencionar la calidad histriónica de Hiddleston, ya que tiene demasiado que veren esta unión física y emocional con Thor cuando ocurre el encaramiento hacía con el ahora enemigo en común. Resultan notorias las tablas actorales de Hiddleston que en su corta participación ensalzan incluso el desempeño de Hemsworth regalando una química que por mucho rebasa el innecesario cuento romántico con una incipiente Portman. El relato comienza a tornarse interesante ¿Podrá Taylor olvidarse de la comedia y del gag físico y mantener ese nivel narrativo y eficaz dirección en las escenas de acción?
La respuesta es no. Taylor retoma su insulso planteamiento y comete lo que son los mayores errores del film: reducir a sus figuras protagonistas, aniquilar la emotividad y complejidad previa y fugazmente logradas y haber prescindido de toda la carga dramática y de suspenso en una resolución donde se nos comunica que un niño de kínder pudo haber salido triunfante y salvar de la inminente destrucción a todo un planeta (Solo en el mundo de Disney). Taylor deja el forzado enfrentamiento final como un simple anecdotario donde el héroe no es tan héroe y el villano no es tan villano, pero eso sí, los comediantes si son muy buenos comediantes y los efectos están bien padres. Grotesco es el adjetivo perfecto para describir una serie de situaciones inverosímiles y ajenas a una batalla final que terminan en una mesa con 4 personas desayunando cereal (Verídico)
El director remata con un nexo acorde a su falta lógica interna, en donde un giro de tuerca nos deja más preguntas que respuestas no por la agilidad del lenguaje o la impresión de un suspenso o misterio, no, sino porque de nuevo las interrogantes comienzan a surgir como si la historia estuviese burlándose del mismo espectador, el cual tendrá que aceptar y percibir esta cinta tal y como se disfruta una caricatura donde el Pato Donald o Goofy hacen sus peripecias sin ninguna consecuencia aparente ¿Recuerdan la emocional y brillante secuencia que intenta justificar toda la película? Bueno, olvídense de ella con esta conclusión.

En definitiva Thor the Dark World es la peor película del universo Marvel y no solo eso sino la peor del año si bien puede entretener (Lo intente y casía nada) y sacar algunas risas (También Comedy Central), el ejercicio carece de estructuración, coherencia narrativa, buen desarrollo y finalmente de un clímax, fenómeno que sucede cuando un comité de guionistas mete mano a una historia que repito, pudo haber sido mejor explotada.

12
2
Valorar esta crítica
'Thor: El mundo oscuro': Un contundente golpe de martillo desde la segunda fila
Crítica Ecartelera
7,0