Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

5,9

"Sí, fijo que es japonés"

06 jul 2007

Con películas como Armageddon, La roca, Pearl Harbour, Dos policías rebeldes o La isla, Michael Bay es todo un seguro de vida en cuanto a superproducciones hollywoodienses se refiere, y Transformers no iba a ser una excepción. Con 27 millones de dólares recaudados tan sólo en Estados Unidos el día de su estreno, y alcanzando cifras muy similares al día siguiente en el resto del mundo, la adaptación a la gran pantalla de estos juguetes que serían apadrinados en los años ochenta por la Factoría de Ideas, para luego convertirse en una serie televisiva de culto, están desbancando a piratas, ogros verdes y arácnidos sin ningún tipo de miramiento, y tan sólo falta esperar a que el ya crecidito Harry Potter pueda hacerle frente.

La película nos cuenta la llegada a la Tierra de unos extraños robots en busca de un cubo de energía al que llaman la chispa vital. Creados miles de años antes que el Hombre, estos robots se dividen en dos bandos, los autobots, comandados por Optimus Prime, y los decepticons, liderados por Megatron. Los primeros pretenden proteger a los humanos de los decepticons, mientras que éstos ansían obtener el poder de la chispa vital para gobernar el universo. Mientras ambos bandos se preparan para la inminente contienda, un joven llamado Sam (Shia LaBeouf) comprará un autobot oculto bajo la apariencia de un coche de segunda mano para impresionar a Megan (Mikaela Banes), la chica de sus sueños, viéndose inmerso en una batalla de proporciones épicas.

Como era de esperar, Transformers son algo más de dos horas de efectos especiales, chistes malos, persecuciones y estruendosas explosiones que hará las delicias de todo aquel que vaya a ver la película sin demasiadas expectativas. Con una historia centrada en las peripecias de Shia LaBeouf (el nuevo Indy) y su compañera Mikaela Banes, la película cuenta con un variopinto elenco de actores similar al de otras produciones de Michael Bay; así, el agente Simmons interpretado por John Turturro no puede dejar de recordarnos a Steve Buscemi en Armageddon, del mismo modo que el sargento Lennox (Josh Duhamel) se parece sospechosamente a Michael Biehn en La roca.

Pero, en fin, tampoco va uno a pedirle peras al olmo.

A decir verdad, la primera hora de Transformers promete. Y mucho. Con unos efectos especiales que se llevan -con diferencia- la palma de entre todos los blockbusters que han desfilado por nuestras carteleras este verano, y con un sentido del humor en ocasiones más próximo al de John McClane que al de Independence day (por poner algún ejemplo), la película es un inmenso y ensordecedor videoclip que, como decía, convence en su primera mitad, pero que va decayendo lentamente a medida que avanza. Y es que una vez transcurrido el estopor ocasionado por la novedad, Transformers tiende en buena parte de su tramo central a anteponer el humor a la acción, cosa que no hace sino mermar la credibilidad de una historia ya de por sí risible.

Por lo tanto, un servidor no ha podido evitar mirar su reloj en un par de ocasiones durante la media hora final, saturado ya de desmedida aunque insulsa acción; por otro lado, en el apartado interpretativo tan sólo merece la pena destacar a Shia LaBeouf, el cual consigue salir más o menos indemne de ciertas frases y secuencias que harían hundir por mucho tiempo la carrera de más de uno, cosa que no logran ni un John Turturro absolutamente risible, ni una Mikaela Banes inexistente.

Así pues, y finalizando ya esta crítica, podríamos decir que Transformers es, por el momento, el mejor blockbuster de esta temporada veraniega, lo cual no es algo ni complicado de conseguir, ni bueno para el espectador.

0
1
Valorar esta crítica