Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

4

Quien avisa no es traidor

28 jul 2013

Al igual que ya lo era a su manera 'Combustión', el debut en la dirección de Alejandro Ezcurdia viene a ser una versión a la española del clásico producto teenager norteamericano, dicho sea en inglés para que quede más "cool". Y como tal, como producto genuinamente teenager, no cabe pedirle peras al olmo ni afrontar su visionado con una exigencia que puedan hacer de la experiencia la tortura que puede llegar a ser. No es que sea mala, que también. Es que es un producto 100% comercial cuya valoración no tiene por qué estar sujeta a una unidad de medida cinematográfica, una situación advertida de antemano para que no se la pueda acusar de traición. Que aún así, pase o no pase la prueba del algodón, ya es otra cosa.
Hay que ser justos, y para ser justos hay que tener en cuenta las intenciones. Y las de 'Tres 60' son tan simples como evidentes, lo necesario como para que machacarle el hígado con golpes bajos refleje aún más estupidez en los ojos de quien los propina. Y no sólo porque, al final, justo al final, la muy atractiva Sara Sálamo termine por enseñar pecho, inequívoca marca de fábrica de un cine español siempre atento "a las exigencias del guión". Como el producto que es, y como el producto que hay que considerar, 'Tres 60' es una pasable distracción. Tal vez irregular, y tal vez inconsistente (y tal vez otras muchas cosas...), pero cuanto menos salvable en virtud de la curiosidad que despierta, en primer lugar (voluntaria o no), y de algunas de las ideas que presenta, en segundo lugar, aunque no estén bien resueltas, definidas o, directamente, no estén tratadas con el debido respeto.Su guionista (y productor) es Luiso Berdejo, quién ya ha demostrado su paladar genérico gracias a títulos como '[?REC]' o la reciente 'Insensibles', con la que 'Tres 60' tiene algo en común: la capacidad de sugerir sobre el papel. Como película de género que podría haber sido subyace una buena premisa detrás de su argumento, la misma que en manos de sus realizadores, en ambos casos debutantes, no acaban de tomar forma. En el caso que nos ocupa no necesariamente tiene por qué ser sólo por falta de talento, sino también de interés: 'Tres 60' se ve apocado a ser un producto. Y si bien como producto resulta tan pasable como ver a Jorge Javier Vázquez en la tele (interprétese al gusto), como película resulta de lo más cuestionable, especialmente por la falta de atención a los muchos detalles, a la postre irrelevantes, que deberían adornar su credibilidad.Recalcando lo ya dicho, por si aún no ha quedado debida constancia, 'Tres 60' es un producto que como película, mayormente, cuesta que se sostenga si la audiencia, en un gesto de caridad cristiana -como el mío-, no tiene a bien asumir desde el inicio en donde se ha metido. El tipo de película, en resumen, que a un cinéfilo de mente cerrada le sentaría como si le insertaran una escoba por el culo, susceptible de ser casi lo menos que una tortura para un arte como dicen es a veces el cine. El caso es que 'Tres 60' no pretende ser en ningún momento nada valorable en función de una unidad de medida cinematográfica, no digamos ya un arte. Sólo así resulta pasable, sólo así puede superar aunque sea "por los pelos" (y entre comillas) la prueba del algodón: aceptando que estamos ante un pasable producto teenager... repito, "pasable". Sólo que español.

0
1
Valorar esta crítica
'Tres 60': Caída al dar el giro
Crítica Ecartelera
6,0