Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

7,5

Impresionante film de un director algo irregular: Con la tensión necesaria y entretenimiento asegurado.

25 nov 2012

He de reconocer que Joel Schumacher no es un director que me agrada mucho. Es más, de hecho, está en mi lista negra de peores directores y reconozco que también tiene películas que merecen la pena. Última Llamada es una de esas películas en las que este director se recupera un poco e intenta hacernos olvidar que en su día destrozó la originalidad y el respeto que tenemos a Batman.

El argumanto de Última Llamada es simple: Un hombre de negocios interesado en subir como la espuma consiguiendo dinero a costa de destrozar a los demás (si llegara la ocasión) e intentando acostarse con otras mujeres (a pesar de estar casado) que recibe una llamada anónima desde una cabina telefónica donde realiza sus llamadas a su posible amante. A partir de ahí, todo se transformará en un infierno cuando el hombre anónimo le dice que le está apuntando y que tendrá que hacer todo lo que el diga.

Por mucho que el argumento sea simple y la historia ya la hayamos vista montones de veces, es una gran película con una duración apropiada que mantiene la tensión que necesita, y eso es un gran punto a favor.

Colin Farrell es un actor que si se le dirige bien, sabe interpretar correctamente, y en este caso, Joel Schumacher a sabido sacar lo mejor de Colin Farrell ya que nos brinda una interpretación de las que no estamos acostumbrados a ver de este actor. Por otra parte, aunque la atención está siempre presente en Colin Farrell y en el hombre que le está llamando, Forest Whitaker, Radha Mitchell y hasta Katie Holmes hacen una correcta interpretación en la película. Para terminar, mención especial a Kiefer Sutherland, que interpreta a el hombre anónimo que amenaza al personaje de Farrell. La interpretación de Sutherland junto a la del protagonista, es increiblemente buena.

Lo mencionado antes: Joel Schumacher se recupera un poco y filma una gran película con la tensión y atención que merece una película de este calibre. El guión de Larry Cohen es bastante bueno, y los diálogos son estan bastante trabajados.

En definitiva, que una buena película que merece ser vista por su tensión, su trama (aunque sea simple), sus interpretaciones, y más cosas que se podrían decir. Aunque la película sea repetitiva y también tenga ciertos altibajos y algunos gazapos.

0
2
Valorar esta crítica