Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Última hora Nuevo récord de contagios y muertes en España
7

Terror social

31 ene 2018

Paco Plaza es la mitad del tándem responsable de revitalizar el terror español con esa genialidad found footage que fue '[Rec]'. Después de dirigir la infravalorada tercera entrega de esta saga de terror, Plaza regresa con otro cuento de miedo protagonizado por una mujer. O mejor dicho, por una chica.

'Verónica' es la constatación de la buena salud de la que goza nuestro cine de género patrio, una película con la que Plaza se reafirma como un cineasta con olfato infalible para las historias de miedo con enjundia, en oposición a los mil y un clones vacíos de cintas de terror para multisalas.

La gran particularidad de 'Verónica' es que no es solo una escalofriante película de miedo, sino que también pertenece a uno de los géneros que se asocian por defecto a nuestro cine, el drama social. Se podría decir que 'Verónica' son dos películas en una. Por un lado un thriller de posesiones y por otro un acertado retrato de la traumática experiencia de la adolescencia en el marco de la dificultad económica. Por separado, esas dos películas no llamarían mucho la atención, pero juntas forman un todo muy especial.

'Verónica' sobresale por su puesta en escena y producción artística, que reproduce con maestría los 90 en nuestro país, y sobre todo por su joven protagonista, Sandra Escacena, que personifica a la perfección el tumulto adolescente y el "body horror" propio de esta etapa, magnificado por las herramientas clásicas del terror. No obstante, creo que le hace falta una secuela para profundizar en la historia, ya que a pesar de sus muchas virtudes, se queda un poco corta en este sentido.

0
0
Valorar esta crítica
'Verónica': Cuando el terror nacional sí asusta
Crítica Ecartelera
8,0