Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Avatar de Aitz

Aitz

7

Dentro de lo "tonta", recupera la calidad que '2012' no tenía

15 sep 2013

No soy especial fan del cine de Roland Emmerich, pero mentiría si digera que sus películas no me entretienen. El tío es un máquina de la acción y la espectacularidad, y lo único que se le puede achacar es su excesivo uso de los tópicos, la simpleza de sus guiones o algunos personajes estúpidos.

Hasta cierto punto alabo obras suyas como 'El Día de Mañana', que -dentro de sus licencias de ciencia ficción- estaba bien hecha en casi todos los aspectos (personajes y guión incluidos). Pero vilipendio cosas horrorosas como '10.000 a.c.' o '2012'. En esta segunda, la cosa empezaba más o menos bien, con escenas espectaculares y algún que otro personaje solvente, pero degeneraba en un tufo a telefilme con argumento e individuos que daban vergüenza ajena.

Temía que ese talento desperdiciado se repitiera en 'White House Down' pero, aunque la cinta llega a hacer uso de patriotismos, humor chorra o comportamientos inverosímiles o estereotipados, la calidad del conjunto no se ha visto dañada. Roland Emmerich ha vuelto a ser efectivo dirigiendo con suficiente esmero como para que el resultado sea decente, digno del género y de la determinada ambición argumental.

Los efectos especiales, el modo en el que el guión desarrolla los sucesos acaecidos en Washington (como las actuaciones del Gobierno y sus agencias, por ejemplo), y el carisma de los personajes (¿tal vez el reparto?) deja a su compañera y rival 'Objetivo: La Casa Blanca' en la más absoluta mierda. Supera con creces, aplasta de lleno, ridiculiza el pobre intento de Antoine Fuqua que llegó a los cines hace varios meses.

La acción es trepidante. Las peleas, explosiones, persecuciones... ocurren de forma continua sin parar, y la verdad es que dentro de ese caos orgásmico se agradece que 'Asalto al Poder' se tome más de unos minutos en asentar las bases y presentar las credenciales. Varios intentos de vuelta de tuerca intentarán cogernos desprevenidos, pero ya hemos visto mucho de este cine y el sorprendernos les será más complicado de lo que pretenderían. Pero da igual, hemos ido a ver como Channing Tatum reparte hostias, Jamie Foxx nos divierte con su carisma, y el Air Force One vuela por los aires. Y todo eso sucede en su justa medida. Parece increíble pensar que Emmerich no abusa de los excesos o las exageraciones, y se nota que esa manía suya por llevar todo al último exponente es contenido aquí para enfocarlo todo desde un punto lo más real posible. O quizás es que de Emmerich me esperaba algo mucho más bestia y desmedido...

El caso es que 'Asalto al Poder' o 'White House Down' es un entretenimiento de primera con una calidad de la que puede estar orgulloso, con un guión medianamente bueno y unos personajes que, al menos, funcionan sin caer en lo ridículo, cosa que ha ocurrido en otras obras del director. El reparto es de lo mejorcito que este filme se podía permitir, y tiene gran repercusión en el buen resultado final. Los tópicos Hollywoodienses o los abusos patrióticos hacen que la nota caiga bastante, pero esos inconvenientes son algo que estamos dispuestos a aceptar y tragar cuando entramos en la sala de cine.

0
0
Valorar esta crítica