Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Producciones fallidas: 'La mula' y otros rodajes fracasados

Borja Aláez Sábado 25 mayo 2013

El estreno estaba previsto para el año 2010 pero 'La mula' ha tardado tres años en llegar a nuestras pantallas. Tres agónicos años donde la película se ha visto envuelta en un fuego cruzado entre el director y la productora por razones que aún se desconocen. Pese al empeño que el trío protagonista ha puesto durante la promoción por evitar la polémica, ha sido imposible obviar la pregunta sobre el motivo de la espantada del director, Michael Radford, cuatro días antes de finalizar el rodaje. Lo único claro hasta el momento es que 'La mula' se ha convertido en paradigma patrio de coproducción desastrosa. Litigios aparte, la película se ha estrenado con una considerable aceptación crítica pero con evidentes secuelas tras la batalla. "Anónimo", que es como finalmente ha quedado el campo de dirección tras la renuncia de Radford, quedará como la muestra más palpable de una polémica coproducción con un final aún por escribir.

La mula

'La mula' no es, sin embargo, el único o el peor ejemplo de producción catastrófica. A lo largo de la historia del cine, estrellas, directores y productores se han visto envueltos en caóticos desatinos que han provocado la ruina y el desprestigio de las partes involucradas. Fiascos todos ellos que, pese a sus innegables problemas, son recordados en el imaginario colectivo con cierta simpatía. Demos un paseo por este particular "museo de los horrores" donde productores megalómanos, actores en horas bajas y directores egocéntricos se dan lugar.

Luces, cámara y... ¡¿Corten?!

La isla de las cabezas cortadas

1. 'La isla de las cabezas cortadas' (Renny Harlin, 1995)

Tristemente recordado por ser el gran fracaso comercial de los 90, 'La isla de las cabezas cortadas' tenía todos los ingredientes para convertirse en un blockbuster de verano. Pero lo que parecía una nostálgica revisión del cine de aventuras de Errol Flynn se convirtió en un producción con poderes destructivos. Renny Harlin, por entonces marido de Geena Davis, parecía un valor seguro tras el éxito de 'La jungla 2: Alerta roja' pero los problemas empezaron desde el primer día. Michael Douglas, que había firmado como protagonista, abandonó la producción por discrepancias con el director y fue finalmente sustituido por Matthew Modine. El calendario de producción en Malta se alargó y los costes de dispararon. Las consecuencias fueron claras: diez millones de dólares recaudados de un presupuesto total de noventa y ocho millones. Un balance que hizo tambalear las cuentas de MGM y puso a sus protagonistas al borde del abismo. Los piratas quedaron desterrados hasta que Johnny Depp llegó para rescatarlos.

Manolete

2. 'Manolete' (Menno Meyjes, 2008)

Es probable que Adrien Brody pensase, ingenuamente, que su encarnación del popular torero le iba a reportar un nuevo reconocimiento de la industria pero lo cierto es que 'Manolete' es un desastre sin paliativos. Rodada en 2006, la producción tenía previsto el estreno coincidiendo con el sesenta aniversario de la muerte de Manolete pero los problemas derivados de la producción retrasaron el estreno hasta 2011. Menno Meyjes, guionista nominado al Oscar por 'El color púrpura', firma un pastiche cultural en el que nadie parece saber muy bien qué está haciendo. El productor de la cinta, Andrés Vicente Gómez, se enzarzó en una batalla legal con la constructora de decorados por impagos y tuvo que hacer frente a una serie de sanciones administrativas, lo que supuso el embargo temporal de la cinta. Todo este caos elevó el presupuesto a un total de 24 millones de euros y retrasó el estreno en España. En el resto de Europa, donde la cinta sí tenía derecho de exhibición, se estrenó con un evidente descalabro en taquilla o directamente en el mercado de DVD. En 2011, 'Manolete' llegó a los cines de España con un estreno limitado en el que nadie quiso dar la cara. La crítica, como era de esperar, se cebó con este inusual biopic patrio.

La leyenda de la ciudad sin nombre

3. 'La leyenda de la ciudad sin nombre' (Joshua Logan, 1969)

La premisa de un western musical podría resultar atípica pero el éxito en Broadway de 'Paint Your Wagon' animó a Paramount a abrir las arcas para llevar al cine la historia de tres balas perdidas durante la fiebre del oro. La producción parecía estar abocada al fracaso más absoluto desde antes de iniciar el rodaje. Se construyeron unos costosísimos decorados en espacios naturales que finalmente tuvieron que ser reproducidos en estudio, duplicando el coste de la producción y alargando el calendario de rodaje. Lee Marvin, protagonista de la cinta, pasó la totalidad del rodaje ebrio mientras Clint Eastwood y Jean Seberg daban rienda suelta a su pasión. Los extras se sublevaron exigiendo un aumento salarial provocando paros en el rodaje y elevando la tensión entre productores y director. Clint Eastwood declaró años después que 'La leyenda de la ciudad sin nombre' "fue un descalabro, pero no tenía por qué haber sido un descalabro tan caro". La película se estrelló en taquilla, la crítica la masacró y los protagonistas no volvieron a embarcarse jamás en un proyecto musical.

El infierno en la Tierra

La puerta del cielo

4. 'La puerta del cielo' (Michael Cimino, 1980)

Es el fracaso cinematográfico por antonomasia. El descalabro más sangrante de la historia de Hollywood y el ejemplo de un proyecto mastodóntico guiado bajo la visión de un director megalómano. Michael Cimino venía de ganar un Oscar por 'El cazador' y United Artists no dudó en dar carta blanca y absoluta libertad creativa para que el director llevase a la gran pantalla su western crepuscular. Cimino dio entonces rienda suelta a su ego desbocado y comenzó un rodaje que se prolongó durante meses. El director rodaba secuencias aparentemente sencillas durante semanas, construyó decorados y reprodujo detalles según fotografías de la época con total precisión y pagó a extras durante meses sin necesitarlos. Cuenta John Hurt: "Recuerdo llegar al set cuando estaban rodando una escena que en el guión se describía con una frase: 'Averell pasa por una pelea de gallos en su camino al bar'. Cuando llegué allí, estaban en la tercera semana de rodaje de la pelea de gallos, lo cual, realmente, lo dice todo". Cuando Cimino terminó el rodaje, tenia nada menos que quinientas horas de metraje grabado que tras un primer montaje quedaron reducidas a una película de casi seis horas. UA, que se esperaba ya la tragedia, obligó al director a recortar metraje. La versión estrenada tuvo una duración de tres horas y cuarenta y cinco minutos y las reacciones fueron demoledoras. United Artists perdió cien millones de dólares con 'La puerta del cielo' lo que obligó a la productora a cerrar. Michael Cimino jamás volvió a recuperar la confianza de ningún estudio y la película queda como el amargo recuerdo de una pesadilla.

Artículos recomendados

Cierra el Cine Urgel, la sala más grande de Barcelona

Cierra el Cine Urgel, la sala más grande de Barcelona

Películas relacionadas

Comentarios

Noticias relacionadas