Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

James Wan y su legado en el cine de terror

Carlos Hernández 27 octubre 2013

El cine de terror es uno de los géneros más explotados que podemos encontrar hoy en día. Y es que son muchos los ejemplos de buen cine de miedo pero, sobre todo, de malo. Muchas películas de poco presupuesto, y lo que es peor aún, mucho menos ingenio, han hecho sus pinitos en este genero, lo cual, ha acabado por devaluarlo muchísimo. Es también un tipo de cine en el que suelen empezar muchos directores, solo tenemos que recordar uno de los primeros trabajos del hoy aclamado Peter Jackson, la grandiosa "troma" 'Braindead (Tu madre se ha comido a mi perro)', que demuestra que este género también puede ser una plataforma para alcanzar cierta repercusión. En los últimos años, también ha surgido la figura de un director en particular que ha sabido rejuvenecer este tipo de cine y hacer de nuevo que los espectadores más cinéfilos volvamos a agarrarnos a la butaca: James Wan.

James Wan y su legado en el cine de terror

Para muchos, uno de los realizadores que mejor han sabido llevar el cine de terror a su verdadero sitio, ofreciendo lo mejor de los clásicos, sumados a unos guiones en los que es habitual encontrarnos con algún que otro giro inesperado. Con motivo del reciente estreno de 'Insidious Capítulo 2', queremos dedicar una mirada especial a la carrera de Wan. El propio realizador hizo unas declaraciones que, para sus fans, sí que resultaron escalofriantes, en las que decía abiertamente que esta película, sería su última obra en el género de terror. Un tipo de cine en el que, con tan solo siete películas, ha conseguido hacerse un hueco entre los directores más doctos del género, y dando su punto de vista e ideas, ha conseguido realizar algunas de las películas más aterradoras que recordamos en los últimos tiempos. Éste es nuestro humilde viaje por su todavía corta carrera cinematográfica.

El realizador, nacido en Malasia pero con pasaporte australiano, estudió cine en el Instituto Real de Tecnología de Melbourne, siendo uno de los estudiantes más jóvenes de su promoción. Dirigió su primera película en el año 2000, de título 'Stygian', y cuyo argumento giraba en torno a una pareja que se encuentra extrañamente encerrada en un mundo extraño llamado "El Exilio". La curiosidad quiso que en aquel rodaje contara con la participación de un joven actor que más tarde se convertiría en un gran amigo y uña y carne en sus nuevos proyectos: Leigh Whannell. Tras ésta primera cinta, ambos amigos escribieron y grabaron en 2003 su primer corto juntos, de nombre 'Saw'. En él, podemos escuchar a su protagonista David (Leigh Whannell) hablar con una enfermera de un hospital en el que se encuentra sobre la terrorífica historia que le ha llevado ahí: siendo secuestrado y obligado a jugar a un macabro juego para lograr la escapatoria y lograr vivir.

Ésta idea evolucionaría hasta que en 2004, lanzara su gran éxito: 'Saw'. La archiconocida película de terror vuelve a ser una vuelta de tuerca en el género "slasher", y se ha convertido en una de las sagas del género más longevas y con mayor número de producciones, contando en estos momento con siete entregas. Eso sí, Wan solo dirigió la primera de ellas, en las demás ha sido productor y guionista, aunque no realizador. En esta cinta, las muertes se convirtieron en todo un alarde de imaginación e ingenio, con un gran giro de guión y un carismático y malvado némesis, que hacía plantearse al espectador la pregunta de qué estaría dispuesto a hacer para seguir con vida. Wan también creó la imagen del escalofriante muñeco Billy, un títere que, con su triciclo, ha sido uno de los últimos grandes referentes de la imagen del terror (con permiso de Chucky).

James Wan y su legado en el cine de terror

El cineasta siguió con su periplo con 'Saw' y sus continuaciones hasta 2007, año en le que estrenaría 'Silencio desde el mal', una cinta que nos trasladaba a el tranquilo pueblecito de Ravens Fair, en el que cuentan la historia de Mary Shaw, una ventrílocua que enloqueció. Acusada de haber matado a un niño, los habitantes del pueblo la persiguieron, le cortaron la lengua y la mataron antes de enterrarla con sus "hijos", una colección de muñecos hechos a mano. Desde entonces, Ravens Fair ha estado perseguido por la muerte. Los terribles muñecos de la colección de Mary Shaw han ido desapareciendo de la tumba y reapareciendo en el pueblo durante décadas. Lejos de su pueblo natal, el joven matrimonio formado por Jamie y Lisa Ashen creían haber comenzado una nueva vida. Pero cuando Lisa es brutalmente asesinada, Jamie regresa a Ravens Fair para el entierro, decidido a descubrir quién la mató. Se instala en la casa de su padre enfermo y la joven esposa de este para investigar quién mató a su esposa y por qué. Partiendo de la leyenda de Mary Shaw, Jamie no solo descubre que existe una maldición, sino lo que esconde la cancioncilla de su niñez: "Si la ves, no grites o te quedarás sin lengua". Con este argumento, su nueva cinta de terror no supo alcanzar los niveles de calidad de 'Saw', y se vio algo vapuleado por la crítica.

El mismo año, hizo también un inciso en su carrera en el cine de terror para estrenar 'Sentencia de muerte', un thriller protagonizado por Kevin Bacon en el que el hijo mayor de Nick Hume, un director de planta de una empresa aseguradora, es asesinado por una banda callejera en una gasolinera al regreso de un partido de hockey. Cuando, justo antes del juicio, Nick descubre que el asesino de su hijo cumplirá una pena de tres a cinco años como máximo, decide no testificar en su contra y tomarse la justicia por su mano. Ésta incursión en el género de la acción, el crimen y el drama, tampoco tuvo una acogida unánime, aunque demostró que tenía algo más que contar lejos de los sustos y el terror.

La redención de Wan llegaría en 2010, año en el que estrenó 'Insidious', un nuevo filme de terror que contaría la historia de Josh y Renai, patriarcas de una familia feliz con sus tres pequeños hijos. Después de que uno de sus hijos sufra un terrible accidente y quede sumido en un coma, Josh y Renai empiezan a sufrir experiencias que la ciencia no es capaz de explicar. La cinta fue un auténtico éxito, debido a que, costando solo un millón y medio de dólares, consiguió recaudar en taquilla casi 100 millones, convirtiéndose en la cinta más rentable de su año. En esta producción, Wan vuelve a un cine de terror más clásico, optando por una temática sobrenatural, en la que los sonidos, la música y la sutileza en los sustos cobran todo el protagonismo.

James Wan y su legado en el cine de terror

Su terrorífico hoy, su carrera del mañana

Llegamos a 2013, y con este año, el estreno de la que es posiblemente, la obra más lograda, cuidada y desde mi punto de vista terrorífica, obra de Wan: 'Expediente Warren: The Conjuring'. Basada en hechos reales (lo cual lo hace todo más siniestro), la cinta nos cuenta la escalofriante historia de cómo Ed y Lorraine Warren, renombrados investigadores de fenómenos paranormales, fueron requeridos por una familia aterrorizada por una presencia oscura en una aislada granja. Obligados a enfrentarse a una poderosa entidad demoníaca, los Warren se encontraron atrapados en el caso más terrorífico de sus vidas. Comparada en calidad con 'Saw', la cinta ha sido una de las películas más aterradoras del año, y solo una puede hacerle sombra en cuanto a terror.

Nos referimos a su última cinta, 'Insdious Capítulo 2', una secuela directa de la historia de 2010, que nos viene a atar muchos de los cabos sueltos de la primera entrega, además de aunar más aún en el mundo sobrenatural creado por Wan, con una historia que nos vuelve a llevar junto a Josh y Renai Lambert, que se han mudado con sus hijos a la casa de Lorraine, la madre de Josh, esperando olvidar el pasado y comenzar una nueva vida. Pero pronto la familia empieza a experimentar extrañas visiones y fenómenos amenazantes que les obligarán a desentrañar el oscuro secreto que les ha dejado peligrosamente conectados con el mundo espiritual. La película ya puede verse en las salas españolas, una buena excusa para cerrar (de momento) con la historia de Wan y pasar un mal terrorífico.

James Wan y su legado en el cine de terror

Lo que queda claro tras ver la carrera del cineasta, que recordemos solo tiene 36 años de edad, es que se ha convertido en todo un icono en el cine de terror del siglo XXI, pese a que en estos momentos ha decidido darse un respiro en el género. Aún así, sus declaraciones de que va a abandonar este tipo de películas, deben tomarse casi más que como un adiós, como un hasta luego, ya que el cineasta ha demostrado que siente verdadera pasión por el género, y esperemos que vuelva algún día con nuevas ideas, y la cabeza despejada para volver hacernos que queramos taparnos la cara y agarrar la butaca cómo si lo que vemos en pantalla nos fuera a pasar a nosotros. Mientras tanto, desearle a James Wan mucha suerte con 'Fast & Furious 7', y que vaya bien su carrera a partir de ahora, y recordarle que siempre habrá una casa embrujada que podrá llamar su hogar, y que estamos seguros, le recibirá como si nunca la hubiera abandonado.

Artículos recomendados

Marion Cotillard, Joaquin Phoenix y Jeremy Renner protagonizan el primer tráiler de 'The Immigrant'

Marion Cotillard, Joaquin Phoenix y Jeremy Renner protagonizan el primer tráiler de 'The ...

Películas relacionadas

Comentarios

Noticias relacionadas