Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Impresiones de treinta minutos de 'The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro'

Jesús Agudo Viernes 28 marzo 2014

The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro
Si hay algo que consigue la competencia es que los "concursantes" no se queden dormidos, que intenten superarse con cada movimiento. Con la moda de los superhéroes cinematográficos en su máximo apogeo, los espectadores están acostumbrados a ver superproducciones que superan lo inimaginable para superarse en espectacularidad. Sony Pictures puede tener solamente a Spidey en sus filas, pero piensa sacar todo el potencial que encierra, que es mucho. ¿Pero cómo alcanzar el nivel al que están llegando las adaptaciones de cómics?

Sony Pictures España nos ha invitado a sus oficinas para ver unas pocas escenas de 'The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro', y hay que decir que la primera sensación que uno tiene tras verlas es que están dispuestos a alcanzar cotas de ambición nunca vistas por las aventuras de Peter Parker. El reboot habrá sido recibido con mucho escepticismo, pero supo encontrar el punto diferencial con la trilogía de Sam Raimi, buscando dos nuevos protagonistas capaces de dar una vuelta al Peter y la Gwen Stacy ya vistos. Pero se criticó su falta de acción. No se preocupen, la fórmula seguida por Marc Webb en la secuela es la de "toma dos tazas". Vimos cuatro escenas, y cada una de ellas contaba con un derroche de emoción y efectos especiales. El nivel visual ha mejorado considerablemente, patente sobre todo en Electro y sus poderes. Continúa teniendo aspecto de videojuego, y hay mucho tiempo bala, dos aspectos que seguirán polarizando al público seguramente. También han apostado mucho por el 3D, optando por el tradicional lanzamiento de objetos hacia los espectadores. Aunque espectacular, quizás en eso han sido demasiado ambiciosos, haciéndose un poco cargante.

Villanos que llegan para quedarse

Pero no todo van a ser efectos especiales. El reparto sigue siendo de primer nivel en esta secuela. Andrew Garfield vuelve a utilizar su carisma para darle el toque vacilón a Spidey, aunque a veces suene sobreactuado, mientras que Emma Stone hace lo propio para volver a enamorarnos con cada escena de Gwen Stacy. Si a eso le sumamos la patente química entre ellos, el lado de los protagonistas está más que cubierto. Pero serán los villanos los que tienen intención de convertirse en unos robaescenas. Por la pantalla vimos pasar a Paul Giamatti, Jamie Foxx y Dane DeHaan, todos ellos mostrando sus personalidades diferenciadas. Los tres son actores con talento, y piensan utilizarlo en esta película (Giamatti se lo ha debido de pasar como un enano en el rodaje). Estos minutos mostrados no llegan a darnos una sensación de saturación de enemigos, veremos cuando llegue el metraje completo si no sufren la misma dolencia que 'Spider-Man 3'. Por lo pronto, lo que hemos visto de cada uno hace que su inclusión merezca la pena.

The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro

El humor y la acción vuelven a mezclarse con el toque de misterio que rodea al argumento (o el misterio que se ha salvado de los tráilers, que lo hay). Sigue habiendo bastante romance en un par de las escenas, pero está compensado con los chascarrillos del protagonista y lo espectacular de los momentos de acción. De lo visto, el equilibrio entre géneros está bastante conseguido, no dando tregua en ningún momento y dejando con muchas ganas de más. Pero lo importante es que se nota la importancia que quieren darle a esta franquicia, invirtiendo lo que haga falta para que alcance las cotas de impresión que se requieren en los tiempos que corren. Ahora solo les queda demostrar que esta semilla de franquicia que han plantado tiene el potencial para desplegar telarañas durante años y años. De momento, estas escenas pasan el corte.

A continuación vamos a describir las secuencias mostradas, por lo que no sigas leyendo porque contienen muchos SPOILERS.

[SPOILER] La primera escena nos muestra al padre de Peter (Campbell Scott) abandonando OsCorp a toda prisa con una serie de ficheros. Él y su esposa dejan a su hijo con sus tíos y se despiden de él, saben que para siempre. Suben a un avión con rumbo a un refugio seguro, y no dejan de pensar en Peter. Mientras, Richard Parker comienza a enviar los archivos a un servidor seguro. Mary Parker (Embeth Davidtz) se mete en el baño, y aparece el copiloto. Richard se da cuenta de que tiene las manos manchadas de sangre. A pesar de su intento de distracción, el copiloto saca una pistola y detiene la transferencia de datos, además de encerrar a Mary en el baño. Ésta consigue romper la puerta, para sorpresa de su enemigo, e inician una pelea a tres que culmina con un disparo involuntario que perfora el abdomen de la madre de Peter. El avión comienza a perder altura a toda velocidad, mientras Richard y el desconocido siguen peleando. El científico vuelve a conseguir conectar la transferencia, y cuando terminan de enviarse los datos, dispara a la ventanilla para conseguir que su enemigo salga despedido fuera de la cabina. Sabe que son sus últimos momentos vivos, y Richard los gasta observando a su mujer, que se ha desmayado por el dolor.

The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro

Pasamos a Manhattan, donde Spider-Man (Andrew Garfield) se balancea de edificio en edificio, esperando a tener algún entuerto que arreglar. Un camión con plutonio ha sido robado por Aleksei Systevich (Paul Giamatti). Se inicia una espectacular persecución en el que Spidey se balancea hasta el camión, y vacila al ladrón, no sin antes salvar a un pobre hombre llamado Max Dillon (Jamie Foxx) de ser atropellado. Le dice que tiene que ser sus ojos y sus oídos, y le dice que le necesita. Max lo entiende casi como si fuera una declaración de amor. Dentro del camión, los secuaces de Aleksei intentan cambiar las barras de plutonio de sitio. Tras intentar disparar a Spider-Man con metralletas, el héroe los deja colgados de una farola, y se dispone a recuperar cada tubo sin que se rompa. Algo difícil, porque el conductor no para de moverse. Mientras tanto, Gwen (Emma Stone) se impacienta, ya que Peter debería estar sentado en su graduación. Le llama por teléfono y le dice que vaya lo más rápido posible. Al ser la primera de la clase, lee el discurso de despedida de la promoción, pidiendo a sus compañeros que hagan cosas que importen. Peter llega por los pelos tras dejar K.O. a Aleksei con su propio arma, y salvando las barras de plutonio. Muchos coches destrozados y heridos después, Peter sube al escenario, recoge su diploma, y planta un beso a Gwen delante de todos los asistentes.

Ha pasado mucho tiempo, Gwen y Peter quedan para intentar ser amigos, ya que hace meses que no están juntos. Aunque las chispas vuelven a saltar entre ellos, ella le dice que quiere marcharse a estudiar a Inglaterra. Antes de poder hablar sobre ello, vemos como Max Dillon, ya convertido en Electro, comienza a descubrir sus recién adquiridos poderes. Su visión eléctrica es muy resultona. A lo lejos ve un cúmulo de energía: Times Square. Llega hasta allí, donde comienza a sembrar el pánico, sin querer. Peter huele el peligro con su sentido arácnido y sale corriendo, dejando a Gwen con las palabras en la boca. Max sufre una mezcla de sentimientos: está aterrorizado por su transformación y lo incontrolables que son sus poderes, pero se alegra de que por fin no pase desapercibido. Al llegar Spider-Man se alegra: ha regresado su amigo. Pero Peter no recuerda quién es, lo que hace que Max se cabree, ponga nerviosos a los policías, y empiecen a dispararle. Es la gota que colma el vaso, y decide poner a prueba sus rayos de electricidad, siendo un peligro mortal para todos los de alrededor. Spider-Man logra salvar a todos los que puede, y pelea contra Electro. La electricidad daña sus muñequeras para fabricar telarañas, lo que hace la batalla más desigual. A pesar de ello, es capaz de reducirle con ayuda de los bomberos, aunque Times Square ha quedado completamente destrozada. Peter, todavía vestido de superhéroe, se acerca a Gwen, que lo ha visto todo, y le muestra su pesar por la decisión de irse a Inglaterra.

En la última escena, Harry Osborn (Dane DeHaan) ha perdido OsCorp, y debe abandonar la torre. Pero antes quiere llevarse un aliado: Electro. Éste se encuentra encerrado en la torre, sedado. Le despierta, y le pide que se una a él. Electro no quiere más promesas rotas como las de Spider-Man, pero se lo cree y accede a ayudarle a salir si él le ayuda a escapar. Llegan los refuerzos de OsCorp, pero Harry pega una descarga a Electro con un aturdidor y éste se libera de sus grilletes desapareciendo y volviendo a aparecer fuera de ellos, en un espectacular alarde de efectos especiales. Deja fritos a todos los agentes, y le dice a Harry que es hora de cazar arañas. [FIN SPOILER]

The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro

'The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro' llega a los cines el 17 de abril. (Nuevas imágenes publicadas por Entertainment Weekly).

Artículos recomendados

Emma Watson estaría dispuesta a convertirse en 'La Sirenita' para Sofia Coppola

Emma Watson estaría dispuesta a convertirse en 'La Sirenita' para Sofia Coppola

Comentarios

Noticias relacionadas