'Por un puñado de besos', con Ana de Armas y Martín Rivas: "El mensaje de la película es el de perdonarnos a nosotros mismos"

Marina Díaz + Jueves 15 mayo 2014

Besos a puñados es lo que se dedican Ana de Armas y Martín Rivas en el nuevo film que este 16 de mayo estrena David Menkes, el primero sin Alfonso Albacete. Nos reunimos con los dos protagonistas en los cines Palafox y a primera vista vemos como ambos dejan sus personajes atrás. Ana ha cambiado su pelo rosa chicle y Martiño se ha cortado la melena de Sansón que luce en el largometraje (¿habrá perdido la fuerza?). Sin embargo, la química entre ambos se palpa en el ambiente. La pareja oficial de 'El internado' vuelve a encontrarse 4 años después del final de la famosa serie, en esta adaptación de la novela de Jordi Serra i Fabra 'Algo de abril, un poco de mayo, todo septiembre'.

 Por un puñado de besos

Para la joven protagonista de la cinta no es la primera vez con Menkes, ya que en 2009 se metió en la piel de Carola, una de las protagonistas de 'Mentiras y gordas', la cinta donde las vidas de unos jóvenes adolescentes se entrecruzan en una vorágine de sexo, alcohol y drogas, y donde, cómo no, el amor es el hilo conductor. De Armas no tiene malas palabras para el director: "Para mí, es verdad que ha sido la segunda vez con Menkes, pero en realidad es como si hubiese sido la primera, porque en 'Mentiras y gordas' Menkes trabajaba con Alfonso Albacete, y David no es un director que esté muy presente en el rodaje, está siempre en un segundo plano, le cuesta comunicarse con la gente, no es abierto ni expresivo, eso se lo dejaba más a Albacete, que era el que llevaba esa parte de comunicar a los actores. Con lo cual trabajar ahora a solas con él, que era el único al frente de la película ha sido cuando he tenido la oportunidad de conocerlo mejor y de verdad discutir con él, proponer cosas, trabajar juntos...Y sí, puede ser que tengamos cosas en común. Menkes es una persona adorable, es entrañable, detrás de esa figura de cuero y de rockero que da es otra cosa."

Es un hecho que durante la película la tensión sexual se corta en el aire, y no es de extrañar, ya que a la actriz se le dio la posibilidad de escoger acompañante y, aunque entre risas, declara que es el acento gallego lo que la llevó a elegir a Martiño, no fue este el único motivo: "Primero, no siempre se tiene la oportunidad de que te pregunten con quién quieres trabajar, y yo sabía que aunque nos habíamos separado, yo tenía mi vida por un lado y él la suya por Gran Bretaña y demás. Sí, seguía su carrera, de pronto esta peli y de pronto la otra... y yo intuía que como actor había madurado y tenía curiosidad de saber cómo era ahora. Y a la vez lo que nos paso fue como haber pasado la mili juntos, se creó una cosa muy fuerte. Conocernos de hace tiempo era algo que necesitaban los personajes también". Por su parte, el actual Romeo de la miniserie de Telecinco cree que la película es un mero pretexto por parte de Ana de Armas para volver a reencontrarse, cinco años después.

Ana de Armas es Sol, una joven de 21 años seropositiva, un tema algo escabroso que se presenta como telón de fondo en esta (profunda) historia de amor y sobre lo que también habló la principal afectada: "La enfermedad es el telón de fondo, al final lo que importa es la historia de amor imposible, que Sol sea portadora del virus es el obstáculo para que estén juntos, y podría ser este o podría ser otro". Martiño profundiza un poco más en lo que es el tema tabú de la película: "Creo que trata la enfermedad con mucha naturalidad, esa era una de nuestras principales preocupaciones, por lo menos la mía. Después de la primera lectura y de hablar con David me di cuenta que lo estaba abarcando desde un punto de vista sensible, y contribuye a vencer muchos estigmas y prejuicios, a vencer el desconocimiento". Sin embargo y aunque no sea el objetivo principal de esta historia, los dos coinciden en que es importante que el público juvenil al que va destinado el film conozca un poco más de esta enfermedad que hoy en día está en la sombra de la sociedad.

'Por un puñado de besos' presenta a todos los actores con una estética rockera, cuero y tachuelas son el outfit oficial de la pareja, son algo así como una especia de alter egos del propio David Menkes. Martiño Rivas es Dani, el misterioso joven encargado de responder al anuncio de Sol, cuando le preguntan sobre su personaje, el protagonista masculino se explaya en lo que fue una rueda de prensa con claro dominio femenino: "Sobre todo yo creo que debes buscar identificarte con las circunstancias del personaje, es fundamental para llegar a sentirte cómodo en sus zapatos. Para mi la clave fue comprender el mensaje de la película, que es el de aprender a perdonarnos a nosotros mismos, saber que nadie está libre de cometer errores."

"¿Qué haría por un puñado de besos? Si son besos de Martiño, salgo en otra peli y lo vuelvo a escoger"

Miradas cómplices, bromas y risas es lo que vemos entre los intérpretes tras cinco años separados por proyectos varios. El gallego ha traspasado fronteras con 'Romeo y Julieta', la miniserie del famoso personaje de Shakespeare "made in Italia" que transmite Telecinco, además protagonizó el pasado año la comedia de Javier Ruiz Caldera '3 bodas de más', junto a Inma Cuesta. Parece que tanto ajetreo le ha dejado agotado y ahora solo quiere vacaciones y habla de "parón hasta septiembre". Por otro lado, Ana ha cruzado el charco y la veremos próximamente con Robert De Niro en 'Manos de piedra' y a las órdenes de Eli Roth, junto a Keanu Reeves, en 'Konck Knock'. " Ha sido una experiencia muy chula, inolvidable, muy intensa, agotadora, requería mucho esfuerzo fisico y mental. Fue precioso, casi un mes de rodaje, agotador, muchas horas , muchas escenas al día...Trabajar con Keanu es muy fácil, es muy agradecido, muy inspirador".

'Por un puñado de besos', con Ana de Armas y Martín Rivas:
Como buena película de David Menkes, y teniendo en cuenta que está basado en una novela de Jordi Serra i Fabra (fundador de la revista adolescente Superpop) el público al que va dirigido es fundamentalmente juvenil, en la línea de films de la talla de "Tres metros sobre el cielo". "El target es el público juvenil, esto no significa que pueda llegar a trascender a otro tipo de audiencia más adulta, lo verdaderamente universal es lo local sin barreras" románticas declaraciones de Martiño.

Amor, música, y cómo no besos y más besos es lo que encontramos en esta nueva película de Menkes, donde se nos presenta una historia de amor imposible a la sombra de una enfermedad como es el VIH. ¿Será verdad que el amor todo lo cura? Veremos como da en taquilla esta nueva producción española con dos televisivos reclamos adolescentes como son Martiño Rivas y Ana de Armas, que no estarán solos. Marina Salas, Alejandra Onieva, Andrea Duro o Jan Cornet son otras de las caras que podremos ver en la gran pantalla.

Te puede interesar

Édgar Ramírez reemplaza a Gerard Butler en el remake de 'Le llaman Bodhi'

Édgar Ramírez reemplaza a Gerard Butler en el remake de 'Le llaman Bodhi'

Comentarios

Noticias relacionadas