Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Sam Claflin, de 'Los Juegos del Hambre: Sinsajo - Parte 1': "La historia de Finnick debería ser contada"

Jesús Agudo Miércoles 19 noviembre 2014

Encontrar al Finnick Odair perfecto para la adaptación cinematográfica de la saga de moda en librerías y cines no fue tarea fácil. Los de Lionsgate tenían que andar con mucho cuidado, se trata de uno de los personajes favoritos de los fans de 'Los Juegos del Hambre'. Tras muchos nombres, finalmente se decantaron por Sam Claflin, el británico que ya se había dejado ver en blockbusters como 'Piratas del Caribe: En mareas misteriosas' o 'Blancanieves y la leyenda del cazador'. Pero nunca se imaginó que conseguiría llenar media plaza de Callao gracias al campeón del Distrito 4.

Sam Claflin en Madrid

El actor fue el único protagonista de la premiere en Madrid de 'Los Juegos del Hambre: Sinsajo - Parte 1'. Hasta allí nos trasladamos, para poder preguntarle por la horda que le esperaba detrás, cientos de jóvenes acompañados por pins del Sinsajo o terrones de azúcar. "No puedes acostumbrarte a esto", afirmaba el actor. Un día más tarde, charlando con él en su hotel, retomaba el tema de su fama en aumento: "Me siento muy afortunado por haber tenido las oportunidades que he tenido, trabajar en franquicias tan grandes con tantos actores y directores increíbles. Sinceramente, todavía me siento fuera de lugar, todavía siento que no pertenezco a esto, aunque me parece un sueño. Las expectativas son muy altas, sobre todo al interpretar a Finnick, un personaje tan querido por los fans. Obviamente hay mucho peso sobre mis hombros, una gran responsabilidad para hacerlo lo mejor que pueda, incluso más que eso, para no decepcionar, pero eso me anima a trabajar más duro y a probarme a mí mismo que puedo hacerlo. Todavía tengo mucho que hacer para que pueda verme como alguien que ha alcanzado sus objetivos y ha hecho a la gente feliz. Pero espero poder seguir contando con oportunidades como éstas".

Una de las características de su personaje es su físico, técnicamente es todo un sex symbol en Panem, y para ello Claflin tuvo que trabajar muy duro en el gimnasio para estar a la altura: "Haber tenido la oportunidad de interpretar a uno de los hombres más guapos del mundo fue un shock al principio, pero emocionante a la vez. Sabía que tendría que transformarme casi literalmente para ello, él es bastante alejado a lo que soy yo, en realidad". De hecho, muy modesto, admite: "No creo que sea lo suficientemente guapo para interesar a las chicas", y afirma que el fervor de las fans se debe al personaje y a la saga más que a su aspecto o talento. Su personaje sufre una transformación psicológica bastante fuerte en 'Sinsajo - Parte 1', pasa de ser un vencedor muy seguro de sí mismo a ser un hombre herido, casi deprimido: "Es la oportunidad para que el público vea cómo es en realidad Finnick Odair. Creo que el personaje que conocimos en 'Los Juegos del Hambre: En llamas' era solamente un personaje que adoptó. Todos tenemos inseguridades, en nuestro interior, pero Finnick probablemente tenga más que nadie". Explica que esta posición vulnerable le unirá un poco más a Katniss (Jennifer Lawrence): "Son los únicos que entienden al otro. Es la primera vez que entendemos realmente a Finnick Odair y descubrimos su pasado y las experiencias traumáticas que ha vivido. Pero igualmente quiere luchar y quiere ayudar en todo lo que pueda, pero antes tiene que superar sus propios problemas".

Sam Claflin en la premiere en Madrid de Los Juegos del Hambre: Sinsajo - Parte 1
Hablando de Jennifer Lawrence, Sam Claflin recuerda que sus escenas con ella fueron las más difíciles del rodaje, pero no precisamente por tener una gran carga dramática: "Lo más difícil del rodaje era mantener la seriedad cuando nos tocaba una escena con Jennifer Lawrence, es como un payaso, muy torpe y graciosa. Se suponía que yo tenía que parecer deprimido, y se hacía muy difícil en ocasiones". Poniéndose serio, también comenta que la muerte de Philip Seymour Hoffman ha dejado a todos los miembros de la película marcados: "Para mí era una leyenda, un héroe, creo que es uno de los actores que hayamos tenido jamás, cada personaje al que daba vida era totalmente diferente, real, fuerte, tenía un talento tan natural". Volviendo a su personaje, cree que el haber leído los libros y saber cuál era la evolución de Finnick ayudó a que su trabajo fuera más fácil que en la primera vez: "Me preparé en ese momento y en esta ocasión era una progresión natural, una transición natural hacia dónde iba el personaje, no requería tanto trabajo. No digo esto como si me creyera un actor brillante, pero parecía muy fácil porque lo hicieron fácil para mí. Tenía a un grupo increíble de actores alrededor y un gran guión, así que fue algo bastante orgánico".

Su personaje no es lo único que ha cambiado en esta entrega de la franquicia, el propio tono de la saga ha madurado en esta tercera película, como explica el actor: "Con esta película la apuesta es más alta, ya no hay solo 24 vidas en juego, está toda la población. Creo que la evolución natural es que sea más madura, de alguna forma. Creo que esta película es más potente en el sentido político, pero al mismo tiempo no intentan convencer a nadie de nada, cada persona toma lo que quiere. A pesar de tener esa idea de la política, a los espectadores más jóvenes pueden no interesarle necesariamente ese tema, o no estén preparados para verlo todavía. Pero más adelante, que espero que sigan queriendo ver la película, se sorprendan con los mensajes que transmite. Son películas muy inteligentes, y los jóvenes se sienten intrigados, están dispuestos a aprender, ven estas películas y sacan preguntas, y eso les abre la puerta a la política y a los acontecimientos de la sociedad actual, creo que es algo positivo". Al preguntarle por los universos distópicos, tan de moda últimamente, el actor dice no saber por qué llaman tanto la atención: "No sé realmente por qué los jóvenes se sienten atraídos por estos mundos distópicos. Creo que tiene que ver con el escenario tecnológico en el que viven en la actualidad. Las redes sociales son una parte muy importante de nuestras vidas ahora, Internet es una parte enorme de nuestras vidas, y creo que ha hecho que les interese explorar cómo será el mundo potencial cuando sean mayores. Crecí como uno de esos niños que trepaba a los árboles y se raspaba las rodillas. Ahora tienen Instagram, iPads y teléfonos móviles. Es una transición extraña pero ha ocurrido demasiado deprisa, no sabemos dónde estaremos dentro de diez años. Es un punto interesante, no sé por qué funciona pero parece estar haciéndolo". Centrándose en 'Los Juegos del Hambre', tiene claro de dónde sale su atractivo: "Creo que todo comienza con la fuente original, los libros, el hecho de que la historia y el mundo que ha creado Suzanne Collins sea tan relevante en la actualidad, pero al mismo tiempo sea nuevo e imaginativo. Es un mundo fantástico pero no se aleja mucho de dónde estamos ahora. Creo que el hecho de que los espectadores puedan verse relacionados con algunos de esos temas, y que se puedan relacionar con los personajes increíblemente complejos y tridimensionales que ha creado, todos ellos con caminos increíbles en estas historias, diría que es probablemente la principal razón de que tengan tanto éxito. A la vez, que la historia sea tan increíble, hace que quieran trabajar en ella actores y directores increíbles: Philip Seymour Hoffman, Julianne Moore, Donald Sutherland, Woody Harrelson, Jennifer Lawrence... El nivel de talento es bastante abrumador".

Los Juegos del Hambre: Sinsajo - Parte 1

De hecho, Sam Claflin es de los que piensa que todavía queda mucho que decir más allá de las novelas y no le parecería mal continuar con la franquicia en posibles spin-offs o nuevos formatos: "Espero que la hagan (otra película), hay historias increíbles detrás y mucho que contar, como la destrucción del Distrito 13, esa época, la guerra, el comienzo de los Juegos del Hambre, los primeros Juegos del Hambre, es una historia interesante, cómo y por qué se crearon. Creo que hay más historias pero también creo que la historia de Finnick debería ser contada, pero no puedo interpretar a una versión más joven de mí mismo, así que probablemente no ocurrirá". Eso sí, prefiere mantenerse cauteloso y pide leer primero un guión: "Es complicado de saber sin ver un guión o la historia. Siempre mantengo mis opciones abiertas, creo que es la forma en la que los actores deberían vivir. No creo que sea muy inteligente el tomar decisiones antes siquiera de haber visto lo que va a ser. Sin embargo, Francis Lawrence me atrae, todo lo que haga ese hombre, o si tuviera la oportunidad de trabajar de nuevo con él, lo haría sin dudarlo". También le preguntamos por la polémica decisión de dividir la última novela de Suzanne Collins en dos partes, y aunque sabe que probablemente sea por decisiones económicas, también piensa que es una buena decisión en el plano narrativo: "Creo que no se debería hacer siempre, especialmente con libros que no son lo suficientemente fuertes. Sin embargo, creo que este libro sí que es lo suficientemente fuerte para que ocurra. Hay mucha información para digerir en este último capítulo: presentan el Distrito 13 y ver este mundo, poder catarlo y verlo en condiciones y en profundidad. Si fuera una sola película pasarían volando y llegaríamos al Capitolio, y también se precipitaría ese mundo. Creo que esto permite que los espectadores puedan vivir esta experiencia con Katniss, con todos los sentidos. También creo que todos los personajes han cambiado de forma tan drástica en este capítulo, hay tanta información que es mejor tenerla en dos películas. En esta película hay una mayor carga emocional, la segunda, además de emotiva, también tendrá más acción y un gran final. Creo que necesitaba ser dividida en dos, pero seguro que cada uno tendrá su opinión".

La ambición por bandera

Aunque lleva solamente un año en la piel del experto pescador, tiene claro que no quiere encasillarse y piensa seguir avanzando en su carrera todo lo posible: "No quiero encasillarme o meterme en una caja, hacer esto el resto de mi vida. Quiero ponerme a prueba con nuevos caminos, es lo que he intentado hacer en estos últimos años, sobre todo este último año. El año que viene quiero hacer cosas nuevas y quiero cambiar de personaje en personaje, de proyecto en proyecto y de director en director. Siempre me digo: 'No debería haber dos personajes iguales'. Me gusta probar el mayor número de cosas que pueda". Probablemente, Finnick será una carta de presentación para nuevos proyectos, aunque no pensó en eso cuando se involucró en la saga: "Habrá gente que se meterá en este tipo de películas para darse a conocer, pero personalmente yo no entré por eso, yo quería formar parte de algo especial y de una historia genial, no lo hice para hacerme famoso o para conseguir mi próximo trabajo. Evidentemente me ha ayudado, es un extra. Creo que es una lanzadera increible, tenemos que estar muy agradecidos por tener esta oportunidad". Por lo pronto, en España tenemos todavía pendiente de estreno 'El estigma del mal', 'The Riot Club' y 'Love, Rosie'. Pero todas las miradas siguen puestas en el 21 de noviembre, fecha de estreno de 'Los Juegos del Hambre: Sinsajo - Parte 1'.

Artículos recomendados

Nuevo tráiler de 'Cenicienta', con Lily James y Cate Blanchett

Nuevo tráiler de 'Cenicienta', con Lily James y Cate Blanchett

Comentarios

Noticias relacionadas