Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Mirando detrás de 'El cuento de la princesa Kaguya': El puro amor al arte

Miguel Ángel Pizarro Jueves 17 marzo 2016

Hablar de Studio Ghibli es hablar de amor al arte de la animación. Se trata de una de las factorías más alabadas del cine de animación. Su manera de crear películas es única, al dedicarse en cuerpo y alma a cada uno de sus filmes. Ahora que Vértigo Films estrena simultáneamente sus dos últimas joyas: 'El cuento de la princesa Kaguya' y 'El recuerdo de Marnie' es momento de repasar cada una de ellas.

El cuento de la princesa Kaguya

Por orden cronológico, la primera es 'El cuento de la princesa Kaguya', la obra maestra dirigida por Isao Takahata. Para quien no lo sepa, Takahata es uno de los pilares de Studio Ghibli, co-fundador junto con Hayao Miyazaki, y a artífice de aclamados filmes como 'La tumba de las luciérnagas' o 'Recuerdos del ayer'. Tras 14 años sin dirigir, en 2013 estrenó 'El cuento de la princesa Kaguya', que es estrenó el mismo año que 'El viento se levanta' de Hayao Miyazaki y que logró reconocimiento en Cannes, San Sebastián y una nominación al Oscar.

Una inversión por y para el arte

No fue fácil el proceso de creación, siete años fueron los que necesitó Takahata para finalizar el guión, junto con Riko Sakaguchi. De hecho, el primer borrador era para una película de tres horas y media que logró reducirse a 137 minutos, toda una hazaña. Algo que llama la atención es que es el primer cuento popular japonés que Studio Ghibli lleva a la gran pantalla. Otro elemento a destacar fue su producción. Normalmente, cuando un productor decide invertir en un largometraje, es para obtener beneficios. Sin embargo, parece que el beneficio de Seiichiro Ujiie era otro: el de volver a ver un largometraje dirigido por Isao Takahata. Algo que no pudo lograr, puesto que murió dos años antes de que la película terminase.

El cuento de la princesa Kaguya

Un acto altruista, puesto que el estilo de animación y de narración de 'El cuento de la princesa Kaguya' es completamente diferente al de la animación convencional japonesa, incluso del resto de la obra de Ghibli, especialmente la dirigida por Hayao Miyazaki. Sabiendo que iba a fondo perdido (el filme costó 50 millones de dólares y recaudó sólo la mitad), Ujiie quería, ante todo, una buena película. Y vaya que lo logró, puesto que 'El cuento de la princesa Kaguya' obtuvo varios reconocimientos internacionales y el apoyo unánime de la crítica. De esta forma, se desmonta el mito aquel que han creado varias webs insinuando que fue por "ese fracaso" lo que le llevó a Studio Ghibli a cerrar y catalogar a la película como "maldita".

Polémicas aparte, 'El cuento de la princesa Kaguya' ofrece una experiencia visual completamente diferente a lo visto en animación. Takahata emula a un antiguo lienzo japonés que cobra vida. Una propuesta ideal para amantes del séptimo arte y que llega a las grandes salas españolas el 18 de marzo junto con otra maravilla, 'El recuerdo de Marnie'.

Artículos recomendados

Crítica de 'El regalo'

'El regalo': Un buen pulso entre tensión y sorpresa

Comentarios

Noticias relacionadas