Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Alejandro Amenábar: "Con suerte estaré rodando en 2017"

Fernando S. Palenzuela Miércoles 28 septiembre 2016

Año 1996 y un joven de 24 años con deseos de convertirse en director conseguía ver cumplido su sueño. Hablamos de Alejandro Amenábar, quien, después de introducirse en el mundo audiovisual por medio de su participación en diferentes cortometrajes, conseguía que 'Tesis', su opera prima, fuera estrenada en los cines de España. Han pasado dos décadas desde aquello y el que fuera el hijo prodigio de nuestra cinematografía ha impartido en el museo Guggenheim de Bilbao una master class ante más de 300 pares de ojos ávidos de aprender de él.

Alejandro Amenábar

Bajo el marco de la clausura de los Sundance TV Shorts Competition 2016, el cineasta puso el broche final mediante una charla, y es que como ya avisaron a su inicio, iba a ser más una conversación entre Amenábar, el moderador David Martos y los asistentes, quienes no dudaron en participar y preguntar todas las dudas tanto sobre la obra del realizador como de su experiencia en esta profesión. El evento comenzó pisando fuerte, dejándose de preámbulos y haciendo público que está finalizando un guion junto a Alejandro Hernández ('Caníbal'), quien ya participara en alguna reescritura de su último proyecto 'Regresión'. "Con suerte estaré rodando en 2017 y estrenando un año más tarde", compartía ante la audiencia. Sin embargo, reconoce que, por mucho que le gustaría que no fuera así, entre sus películas siempre termina por haber una separación de varios años.

Amenábar lleva más de 20 años formando parte de esta profesión, en los cuales ha firmado únicamente seis obras, una cifra que muchos consideran insuficiente teniendo en cuenta la fuerza con la que floreció cuando era todavía un estudiante. Le encantaría sacar más películas, pero no lo hace "porque no me da para más". Y es que para él no se trata únicamente de una manera de ganarse la vida, sino que "hacer películas es una manera de expresarme". Asegura que su yo del pasado creía que a estas alturas habría conseguido sacar adelante un mayor número de proyectos, pero la respuesta es tan sencilla como que, a veces, no tiene nada que contar. "No me gusta engañarme contando historias que no me interesan", afirma sobre su proceso de creación. "Sigo haciendo las películas con la misma pasión que hace 20 años". Nada ha cambiado para el director en su manera de abordar cada nueva cinta.

'Mar adentro'

Si miramos cualquiera de sus películas, seremos testigos de su gran participación en ellas. No solo es director, sino también guionista y, en varias ocasiones, ha ejercido tareas de producción y ha puesto las notas a la banda sonora. Como señala, cada proyecto tiene una parte de él. Pero sin duda, donde se siente como pez en el agua es en los rodajes. La presión, la acción a contrarreloj y el hecho de sacar "la mayor cantidad en el menor tiempo posible" es algo que le fascina y donde esa timidez característica que resalta en la primera impresión, se pierde por completo en aras de la ilusión y el involucramiento.

En la actualidad, son muchos los directores que están dando al salto a la pequeña pantalla para ponerse al frente de proyectos televisivos. Woody Allen y 'Crisis in Six Scenes' o más cerca Alberto Rodríguez con 'La peste' son algunos de los que han pisado esta tierra que cada vez gana más adeptos. Pero Amenábar no parece convencido. "Todos los días me despierto y lo pienso", asegura. Sin embargo, "no soy animal de series. Me cuesta engancharme". Afirma que una de las pocas que ha conseguido dejarle pegado a la pantalla es 'Breaking Bad' porque no se pierde en la idea que quiere contar, no como 'Perdidos', la cual dio por perdida en la segunda temporada.

España y sus problemas

Una de las principales preocupaciones de cualquiera vinculado a este mundo es la rentabilidad que se le pueda sacar al proyecto. La limitación de presupuesto debilita la posibilidad de llevar a buen puerto muchos de ellos. "Tengo uno en el cajón que no podría levantar porque es muy caro", afirma el realizador. Algo que ya le ocurrió en su aventura con 'Ágora', la cual se lanzó a escribir sin pensar en cuestiones presupuestarias y terminó con un libreto de 80 millones de euros del que se vio obligado a recortar 30 millones. En el caso de 'Tesis', otra de las películas con las que sufrió, asegura que se escondió junto a varios amigos tras la marquesina de una parada de autobús para observar si había cola en el cine para ir a ver su película; sin embargo, no había nadie. Incluso llegó a meterse en la sala para testar las reacciones de este.

'Los otros'

Confiesa que él no es muy de números, pero que, sin lugar a dudas, si España contara con mejores incentivos fiscales estaríamos ante un gran plató. Pese a todos los problemas que sufre nuestro país, como el alto precio de la entrada de cine debido al IVA cultural o la sencillez que supone hacer click y piratear una película, para Amenábar "hacer la película que quieres hacer es ya un éxito". A modo de ejemplo indica 'Mar adentro', la cual le dio grandes alegrías en su etapa de premios, especialmente con el Oscar, pero cuyo paso por la taquilla estadounidense fue decepcionante. Sin embargo, para él es, junto a 'Los Otros', la película de la que más orgulloso se siente, "al menos no siento vergüenza ajena al verla". "¿Y cuál es la peor?", corría la pregunta por la cabeza de todos los presentes. El director fue sincero y afirmó que 'Abre los ojos' es la que menos le agrada. Se trata de una película creada por adolescentes y es que Mateo Gil, coguionista, y él, eran muy jóvenes. La película marca ciertos aires teenagers muy propios de aquellos años.

A los futuros directores

Uno de los jóvenes asistentes coge el micrófono y le pregunta sobre el auge del thriller en el cine español desde que él abriera la veda con sus películas. Muchos de los asistentes lo consideran el rey del thriller español, y es que la mayor parte de su filmografía ha girado en torno a este género. "Juego mucho con la idea del engaño y de despertar nuestra conciencia", confiesa Amenábar, a quien le gusta emplear esta tónica en sus producciones. ¿Su próxima película volverá a dejarse guiar por esta línea? El director no da detalles sobre este proyecto, ya que no se lo permiten. Pero sí que menciona que este último año había firmado por dos proyectos ajenos, los cuales terminó desechando en favor de encerrarse en su cueva a sacar adelante la historia por sí mismo. Y es que en el momento en el que se le ocurre la idea perfecta, comienza un duro proceso por sacarla adelante que no finaliza hasta que no tiene los diálogos terminados, precisamente la parte de la escritura que confiesa que le resulta más sencilla. El director prefiere vender el proyecto con el guion finalizado para que se pueda apreciar a pantalla completa cómo ha sido su labor.

9 curiosidades de 'Tesis'

1 Tres cortos en vídeo
Tres cortos en vídeo

En 1995, y con tan solo veintitrés añitos en el DNI, Alejandro Amenábar, estudiante de la rama de Imagen de Ciencias de la Información y con alguna asignatura todavía pendiente para terminar la carrera, afrontaba el rodaje de su primera película como director, 'Tesis', en la que también escribía el guion (junto con su compañero y colega Mateo Gil), compondría la música (con la colaboración de Mariano Marín) y participaría en todo el proceso de la obra como productor asociado. El veterano cineasta José Luis Cuerda ('Amanece, que no es poco') no dudó en apadrinar a un chaval que hasta entonces solo tenía como carta de presentación tres cortos amateurs en VHS ('La cabeza', de 1991; 'Himenóptero', de 1992; y 'Luna', de 1995) pero que escribía, montaba, filmaba, interpretaba y componía la música de sus trabajos. Ahí había talento en bruto.

2 El snuff
El snuff

Hasta el estreno de 'Tesis', casi nadie había oído hablar del snuff (grabaciones de asesinatos reales en vídeo) en España. A priori sonaba bastante escabroso, pero Amenábar, que llevaba varios años dándole vueltas a un guion cuyo tema fuese el snuff, no tardó en calmar a su benefactor: para él, era más importante sugerir que mostrar. Así, el joven realizador planificó todas aquellas escenas en las que los personajes veían estas cintas jugando con el sonido y con el fuera de campo con precoz maestría, manipulando (deliberadamente) la mente del espectador para que este fuera quien se imaginara las atrocidades que la película solo insinuaba. A pesar de todas estas precauciones, en ciertos países como México, Argentina, Chile, Francia o Estados Unidos, entre otros, se eliminaron algunas de estas escenas, dejando el metraje original de 125 minutos en 116.

Hay que decir que muchos recursos narrativos y estilísticos de 'Tesis' provienen del corto 'Himenóptero', como la propia esencia de la historia (las grabaciones de crímenes) o los puntos de vista a través de las cámaras.

3 Nuevos rostros
Nuevos rostros

Amenábar y Mateo Gil escribieron 'Tesis' pensando en la emergente Penélope Cruz, que por entonces era una prometedora actriz que había debutado solo unos años antes en el cine (tras una recordada etapa televisiva), pero la actriz de 'Jamón, jamón' y 'Belle Epoque' declinó la propuesta. Hay diferentes versiones sobre este no: que si a la futura señora de Bardem no le hacía mucha gracia trabajar con un material tan sensible y aparentemente violento, que si no se fiaba de este grupo de novatos (aunque Cuerda estuviese detrás del proyecto), que si en realidad fue incompatibilidad de agendas... El personaje de Ángela recaería finalmente en Ana Torrent, quien venía de coincidir precisamente con Cruz en 'Entre rojas' (Azucena Rodríguez, 1995), y Pé sí que se apuntaría posteriormente al proyecto 'Abre los ojos' (1997).

Los debutantes Fele Martínez y Eduardo Noriega llegaron por caminos dispares. El alicantino acababa de salir de la Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid y comenzaba su andadura en la compañía semiprofesional Sexpeare; cuenta la leyenda que conoció a Alejandro en un autobús. El santanderino, sin embargo, ya había trabajado con Amenábar en el corto 'Luna' (donde también aparecía Nieves Herranz, quien interpretaría a la hermana de Ángela en 'Tesis'), y acababa de debutar en la pantalla grande con un pequeño papel en 'Historias del Kronen' (Montxo Armendáriz, 1995). Rosa Campillo, la exnovia de Noriega en la película, acababa de hacer un pequeño papel de presentadora de televisión en 'El Día de la Bestia' (Álex de la Iglesia, 1995) cuando llegó a la producción.

A ellos se les unirían dos veteranos: Xavier Elorriaga, que se había hecho muy popular en los años ochenta gracias a la serie de televisión 'Anillos de oro', interpretaría a Castro, mientras que otro veterano, el cineasta y actor Miguel Picazo, encarnaría al profesor Figueroa. Picazo y Torrent, por cierto, ya habían coincidido dos décadas atrás en 'El espíritu de la colmena' (Víctor Erice, 1973). El propio José Luis Cuerda haría también un pequeño cameo en el film.

4 De su propia cosecha
De su propia cosecha

'Tesis' está salpicada de elementos autobiográficos del director. La escena del metro que abre la película está inspirada en un hecho que vivió el propio Amenábar, aunque, al contrario que su protagonista, asegura que él no miró a la vía. La famosa cámara Sony XT-500 que con tanto ahínco buscan Ángela (Torrent) y Chema (Martínez) pertenecía a Amenábar, y era la misma que aparecía y con la que se grabó 'Himenóptero'; el personaje de Eduardo Noriega está inspirado en otro homónimo que aparecía igualmente en 'Himenóptero' y que entonces fue interpretado por el propio director; los escenarios universitarios se filmaron (en agosto, aprovechando el parón lectivo) en la propia Facultad de Ciencias de la Información de la Complutense madrileña donde cursaba estudios el realizador; y otro de los personajes, Jorge Castro (Elorriaga), fue bautizado así en honor de un profesor de Amenábar que nunca le aprobó en la asignatura de Realización. Años después, el catedrático se defendería alegando que Alejandro nunca se presentó a sus exámenes.

5 Cinefilia
Cinefilia

La cinefilia de Amenábar también queda reflejada en múltiples momentos de la película. En la famosa secuencia de los túneles de la facultad podemos ver un plano de una rana y una telaraña juntos similar al que Charles Laughton introdujo en su clásico de 1955 'La noche del cazador'; un póster de la película 'Mi Idaho privado' (Gus Van Sant, 1991) preside el dormitorio de Ángela (Torrent); y Chema (Martínez), por su parte, tiene un cartel de 'Razas de noche' (Clive Barker, 1990), una camiseta de 'Holocausto caníbal' (Ruggero Deodato, 1980) y, en un momento del film, le encontramos viendo la película española de animación 'La leyenda del viento del norte' (Juan Bautista Berasategui, Maite Ruiz de Austri, Carlos Varela, 1992).

Y todo esto sin hablar del speech que se marca Castro (Elorriaga) en su conferencia: "¿Qué es el cine? [...] Dar al público lo que quiere ver". Toda una declaración de intenciones del propio Amenábar sobre lo que iba a ser su carrera cinematográfica de las dos siguientes décadas.

6 Escenas eliminadas
Escenas eliminadas

Algunas secuencias se quedaron en la sala de montaje. Entre ellas: un recorrido por la casa en la que vemos a la familia de Ángela (Torrent) durmiendo plácidamente, mientras ella (y nosotros) escuchamos unos desgarradores gritos; Chema (Martínez) haciendo muecas obscenas ante una Ángela dormida; Ángela buscando las famosas cámaras XT-500 en la facultad; Ángela acariciando una imagen de Bosco (Noriega) en el televisor; la confesión de Sena (Herranz); o el momento en el que Ángela empuja a Bosco y este cae desde una altura considerable, una imagen que sí aparece en el tráiler original de la película.

7 Éxito en dos tiempos
Éxito en dos tiempos

Los marcianos de Roland Emmerich ('Independence Day'), los vampiros de Robert Rodríguez ('Abierto hasta el amanecer'), los tornados de Jan De Bont ('Twister') o la primera aventura cinematográfica del agente Ethan Hunt/Tom Cruise ('Misión imposible') fueron algunos de los reyes de una taquilla española copada en sus primeros puestos por el mercado americano. Sin embargo, a 'Tesis' no le fue nada mal en este sentido: con un presupuesto medio-bajo para la época (120 millones de pesetas, unos setecientos mil euros de hoy día), cosechó más de cuatrocientos cuarenta, lo que vienen a ser más de dos millones seiscientos mil euros. La crítica acogió con cierto agrado la audacia de la propuesta y el talento del director debutante, el público más joven conectó fácilmente con un cine español fresco y novedoso y empezó a cosechar reconocimientos en diversos festivales nacionales e internacionales.

Tras los Goya 1997 (ver siguiente diapositiva), 'Tesis' gozó de una nueva vida en el mercado doméstico, ya que, si bien la película no volvería a proyectarse en salas (su estreno comercial había sido casi un año antes, en abril de 1996), las copias en VHS se agotaron rápidamente en tiendas y centros comerciales.

8 Los Goya: casi un pleno
Los Goya: casi un pleno

Contra pronóstico (la favorita aquél año era 'El perro del hortelano'), 'Tesis' arrasó en los Goya de 1997 logrando siete de los ocho cabezones a los que aspiraba: Película, Dirección Novel, Guion Original, Actor Revelación (para Fele Martínez), Montaje, Dirección de Producción y Sonido (solo le faltó el de Actriz Protagonista, que se lo llevaría Emma Suárez por el film de Pilar Miró).

Este fue el inicio de una relación idílica de Amenábar con la Academia, ya que todas sus películas (excepto 'Regresión') han optado a premios importantes en la fiesta anual del cine español: desde 'Abre los ojos' (que se fue de vacío tras 10 nominaciones) hasta 'Ágora' (diez candidaturas y siete galardones), pasando por las multipremiadas y triunfantes 'Los otros' (quince nominaciones y ocho premios) y 'Mar adentro', que ostenta un récord histórico: catorce de quince posibles.

9 Remake 'interruptus'
Remake 'interruptus'

Al parecer, el irlandés Jim Sheridan ('En el nombre del padre'), que por entonces preparaba la que sería su cuarta película ('The Boxer'), quedó tan impactado que no dudó en comprar los derechos para dirigir una versión de 'Tesis' en Hollywood. Este proyecto nunca se materializó, y a estas alturas podemos asegurar que la idea está completamente aparcada.

Sin embargo, no son pocos los que ven algo más que una casualidad argumental entre la ópera prima de Amenábar y la película 'Asesinato en 8mm.'. El director Joel Schumacher aseguró en su momento que desconocía por completo la producción española, pero... ¿quién sabe?

Hacia el final de la master class, se dirige a todos los jóvenes de la sala que le han pedido consejo sobre qué deben hacer ahora que están terminando la carrera y, al igual que le ocurrió a Amenábar, su plan de estudios deja bastante que desear. La nostalgia empaña la sala y nos lleva a su primer día de clase, cuando era un joven lleno de ambición con ganas de comerse el mundo. "No os obsesionéis con dirigir". Cinco palabras cargadas de significado y que para él supusieron uno de los mejores consejos que pudieron darle en su etapa académica. La estrategia que recomienda es tirar hacia otras vías que también te llamen la atención, ya que desde ahí es más sencillo pegar el salto. Y hacer cortos, muchos cortos. Mediante ellos fue como consiguió su primera oportunidad de la mano de José Luis Cuerda y ahora le tenemos ahí sentado, frente a 300 jóvenes que inspiran cada una de sus palabras para encaminar sus vidas del mismo modo que Alejandro Amenábar lo hizo aquel 1996.

Artículos recomendados

Esto es lo que pasa si te confunden con Christian Grey... y eres Christian Grey

'Cincuenta sombras más oscuras': Confunden a Jamie Dornan con Christian Grey en un ...

Comentarios

Noticias relacionadas