Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Big Little Lies': Perverso y divertido misterio con un reparto impresionante

Pedro J. García Lunes 20 febrero 2017

'Big Little Lies' es la nueva miniserie original de HBO, lujosa producción escrita a partir del best-seller homónimo de Liane Moriary por David E. Kelley (conocido sobre todo por sus series de abogados 'Ally McBeal' y 'Boston Legal'), y dirigida íntegramente por Jean Marc Vallée ('Dallas Buyers Club', 'Alma salvaje'). Un equipo de renombre que tiene a su servicio a un fantástico elenco encabezado por tres estrellas de Hollywood, Reese Witherspoon, Nicole Kidman y Shailene Woodley, y del que también forman parte Laura Dern, Alexander Skarsgård, Adam Scott y Zoë Kravitz.

Fusionando con precisión el drama y la comedia, 'Big Little Lies' nos ofrece un pasatiempo perversamente delicioso y de factura impecable que hace justicia a la reputación de las series limitadas de HBO. Pero lo que nos encontramos aquí es algo distinto a 'Show Me a Hero' o 'The Night Of'. 'Big Little Lies' sería algo así como 'Mujeres desesperadas' si la hubiera hecho la cadena de 'Juego de Tronos'. Una historia tragicómica que no tiene miedo al exceso y la locura (se nota que Kelley está detrás) pero que siempre se mantiene digna y respetable, y con la que reírse no solo es aconsejable, sino que es un requisito. Es decir, adentrarse en ella es exponerse a una montaña rusa de emociones.

La guerra de las mamás

'Big Little Lies' cuenta la historia de un grupo de mujeres que viven en el aparentemente idílico y apacible pueblo de Monterrey, en la costa de California, y se ven envueltas en una lucha de poder que desemboca en un oscuro misterio. Todo comienza con un asesinato en extrañas circunstancias que tiene lugar en un evento escolar para recaudar fondos. A partir de este acontecimiento, la historia salta en el tiempo para entrelazarse con fragmentos de los interrogatorios a padres y profesores del colegio, que nos desvelan los cotilleos sobre las personas potencialmente involucradas y todo lo que tienen que esconder con respecto a la noche del asesinato. Mediante viñetas tensas pero también pérfidamente divertidas vamos conociendo a las protagonistas, y tratando de recomponer el puzle, cuyas piezas parecen indicar que el crimen ha sido motivado por las rivalidades y los secretos alrededor de tres madres.

Laura Dern, Reese Witherspoon y Shailene Woodley

Estas tres mujeres son Madeline Mackenzie, Celeste Wright, y la recién llegada, Jane Chapman. A lo largo de los siete episodios que conforman la miniserie, las tres forjan una fuerte amistad en oposición al resto de madres y padres de la escuela a la que asisten sus hijos, antagonismo que alimentará los testimonios contra ellas. De esta forma se compone un relato de suspense en el que el espectador debe estar muy atento a los detalles y escrutar el comportamiento de sus protagonistas, ya que no solo cualquiera podría ser la culpable, sino también la víctima, interrogante que se mantiene oportunamente sin despejar hasta el último episodio. Hasta entonces, la tensión acumulada parece estar a punto de estallar en cualquier momento, liberándose mediante un montaje soberbio en esporádicos golpes de violencia y sobresaltos que la convierten en algo por momentos muy inquietante.

Sin embargo, el adictivo misterio no lo es todo en 'Big Little Lies'. Sí, es el hilo conductor de la historia, pero al final eso es lo de menos. Lo que importa de verdad son las vidas de estas tres complejas y fascinantes mujeres, y el retrato de la pequeña comunidad suburbana que habitan, un lugar rebosante de secretos, rumores, mentiras y traiciones. Un paraje dibujado a base de casas de lujo e impresionantes vistas al mar donde todos se esfuerzan por mantener en pie una fachada de perfección de cara a los demás, cuando de puertas adentro llevan vidas insatisfactorias.

Un reparto en estado de gracia

Ya no es nada raro que un producto televisivo cuente con cineastas y estrellas pertenecientes a la primera línea de Hollywood, pero el cast de 'Big Little Lies' es especialmente impresionante. Reese Witherspoon interpreta a Madeline, la cabecilla del grupo y en cierto modo la protagonista de la historia, una ama de casa de clase alta que se dedica en cuerpo y alma a la educación de sus hijos y se involucra fuertemente en su comunidad. Su verborrea incontrolable, sus problemas de ira y su tendencia a intentar arreglar los problemas de los demás (es decir, a meterse en la vida de todo el mundo) encuentra su contrapunto más sereno en su mejor amiga, Celeste, interpretada por Nicole Kidman, una ex abogada casada con un hombre más joven que ella (Skarsgård), que de cara a los demás lleva una existencia perfecta, cuando no hay nada más lejos de la realidad. Kidman es, por otro lado, la protagonista de los momentos más subidos de tono de la miniserie, que en la tradición de HBO no se corta con el sexo explícito.

La tercera en discordia es Jane, encarnada por la benjamina del reparto principal, Shailene Woodley, madre soltera de clase media baja que llega a Monterrey cargando un oscuro secreto a sus espaldas y encuentra una robusta amistad en Madeline y Celeste, que la acogerán bajo su protección. Estas tres grandes intérpretes están secundadas por Laura Dern, la antagonista de Madeline, responsable de algunos de los pasajes más exagerados y divertidos de la historia.

Reese Witherspoon lo borda

Todos hacen un excelente trabajo (incluidos los niños), pero quien se lleva el gato al agua es Witherspoon, con la que es simplemente una de las mejores interpretaciones de su carrera. Tocando siempre las notas de drama o comedia más acertadas, la actriz compone a un personaje de muchas capas, tan admirable como temible, y del que es muy fácil enamorarse. Sin desmerecer a Kidman, que da vida a un personaje de gran vulnerabilidad y tormento interior con el porte y la elegancia de la gran actriz de Hollywood que es.

Locas, pero con corazón

Las grandes actrices de 'Big Little Lies' son su mayor gancho, pero hay muchos más reclamos. Además de su suculento enigma central, la miniserie aborda con gran sensibilidad, dramatismo y sentido del humor temas importantes como la educación, el feminismo, el abuso sexual, la violencia doméstica, el dilema madre trabajadora vs. ama de casa a tiempo completo, el matrimonio y el sexo más allá de los 40. Y como señalábamos antes, lo hace dándonos a conocer a un grupo personajes inconmensurables, mujeres desesperadas, insatisfechas, resentidas por las vidas no vividas, protectoras a muerte de los suyos, y lo más importante, amigas. Porque más allá de las rivalidades, las jugarretas y la reflexión sobre las máscaras que llevamos en público, 'Big Little Lies' es en el fondo y a su retorcida manera un canto a la amistad y camaradería femenina.

Conversaciones entre amigas

Para conectar con ella es recomendable abrirse a tanto a su capacidad para conmover como a su comicidad. 'Big Little Lies' puede llegar a ser muy melodramática, sobrecogedora, incluso turbia, pero no siempre se toma en serio a sí misma, rozando ocasionalmente el surrealismo, y eso es lo que la convierte en algo tan especial. Es cierto que no es la serie más sutil (hay muchos clichés en las tramas y los diálogos), pero no importa, en su descaro a la hora de abordarlos se halla uno de sus mayores atractivos.

En resumen, 'Big Little Lies' es la miniserie perfecta para aquellos que busquen algo familiar pero a la vez distinto, un drama satírico con mucha fuerza y estilo protagonizado por grandes estrellas que viene disfrazado de "placer culpable". Pero como a los habitantes de Monterrey, que no os engañen las apariencias, 'Big Little Lies' es mucho más que eso.

El primero de los siete episodios de 'Big Little Lies' estará disponible en HBO España a partir del lunes 20 de febrero.

Artículos recomendados

Keanu Reeves pone una condición al regreso de 'Matrix'

'Matrix': Keanu Reeves se apuntaría a una cuarta entrega si las Wachowski la hicieran

Comentarios

Noticias relacionadas