Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Pedro Pascal ('Narcos', 'Juego de Tronos') comparte su historia: "Soy un refugiado"

Irene Pozas Martes 21 febrero 2017

Pocas semanas después de que el presidente Donald Trump firmase la orden que prohíbe la entrada de refugiados en Estados Unidos, Pedro Pascal, al que podemos ver ahora en 'Narcos', ha contado su historia personal referente a sus orígenes. Pascal fue entrevistado para el canal Fusion en el programa 'America With Jorge Ramos' y habló sobre el motivo por el cual su familia abandonó su Chile natal en los años 70.

"Soy un refugiado, mis padres huyeron del Chile de Pinochet en 1976, cuando yo tenía nueve meses y pudieron empezar de la nada y hacer su vida en los Estados Unidos". "Yo no elegí venir a los Estados Unidos, pero ser educado aquí ha formado exactamente quién soy hoy y no puedo imaginarme lejos".

Pascal, de 41 años, también habló sobre la lucha de ser un actor latino en Hollywood. El actor, que se convirtió en uno de los favoritos para los fans de 'Juego de Tronos' tras su interpretación como Oberyn Martell en la cuarta temporada de la serie de HBO, interpreta al agente real de la DEA Javier Peña en el éxito de Netflix.

Pedro Pascal, Boyd Holbrook y Maurice Compte en Narcos

El camino del éxito no ha sido fácil para Pascal, sobre todo por la tendencia al estereotipo de la industria del cine. "Ser latino y ser un actor, ha sido una lucha y una oportunidad únicas. Cuando no encajas en lo que puede ser una visión más estereotipada de alguien cuyo nombre es Pedro, puede ser un poco más difícil de llevar". En la entrevista, Pascal habló también sobre la falta de diversidad de la meca del cine.

Pedro Pascal, el refugiado que triunfa en Hollywood

Se podría decir que la historia de Pascal es la de un refugiado con suerte. Su interpretación de Oberyn Martell en 'Juego de Tronos' le ha abierto un mundo de posibilidades.

6 historias increíbles que vemos en 'Narcos' y son reales

1 Sí, era apodado "El Robin Hood de Medellín"

Lo interesante de 'Narcos' es que es una serie de claroscuros. Una serie de contexto. Representa, de una manera más o menos fiel, a los diferentes personajes en el entorno que les corresponde desenvolver, y es capaz de mostrar cómo Pablo Escobar era, al mismo tiempo, un asesino sin escrúpulos cegado por la ambición, un hombre de familia, y también un vecino aparentemente comprometido.

Se apela a Escobar recurrentemente como "El Robin Hood de Medellín", y la razón está en que Escobar surge de una de las zonas más humildes de Colombia, en barriadas sumidas en la exclusión y olvidadas por las fuerzas oligarcas del estado. En la ficción vemos cómo Escobar apoya económicamente a la vecindad, y el padre Juan Carlos Molina, activista contra la drogadicción, habló en reiteradas ocasiones para la prensa acerca del papel social que jugaba el narcotraficante entre las clases pobres de Medellín: "(Pablo Escobar) era un poco como Robin Hood. La gente lo lloró porque ocupó el rol del Estado, hizo escuelas, hospitales, calles, se ocupó de los pobres (...) Escobar hizo todo en base al mal, la droga y la delincuencia. Pero el pobre tenía para comer, tenía hospital... Ahí está la dicotomía".

Tampoco se debe perder de vista que, más allá de la inversión en la comunidad que hacía el Cártel, muchas de las familias de Medellín vivían directamente de Pablo Escobar, ya que era habitual que jóvenes en exclusión social, con pocas oportunidades de futuro, trabajasen como correos de la droga, en laboratorios, o directamente como sicarios. Algo que, de hecho, no ha cambiado en los barrios pobres de todo el planeta todavía hoy.

2 Pablo Escobar entró en política

Contando con el apoyo de las clases populares, la gran ambición de Pablo Escobar -y también origen de buena parte de sus problemas-, era entrar de lleno en el mundo de la política. Quería llegar a ser, atención, presidente de Colombia.

La arrogancia de Pablo Escobar, convencido de la impunidad de la que gozaba como narcotraficante, se ve muy claramente reflejada en la serie de Netflix al ver a un gánster saltar sin pudor a la escena pública. Sin temor a que nadie señale con el dedo sus negocios. Parece ciencia ficción, pero también es radicalmente cierto que Pablo Escobar tuvo una intentona política, que de hecho se tradujo en el cargo público de diputado suplente en el Congreso de la República. Pablo había creado una formación política llama Civismo en Marcha, rápidamente desmantelada.

Pronto salió a la luz la actividad ilegal de Pablo Escobar, es apartado por Luis Carlos Galán (interpretado por Juan Pablo Espinosa en la serie) y denunciado en el congreso por Rodrigo Lara (Adan Canto en la serie), que saca a la luz la foto de la ficha policial de Escobar. Una gran humillación para Escobar, cuya eminente carrera política termina de forma fulminante. Como consecuencia manda matar a Lara, que es tiroteado en su coche por dos sicarios.

3 Forbes incluyó a Pablo Escobar en la lista de los más ricos

En la serie se menciona en varias ocasiones la aparición de Escobar en la lista de los hombres más ricos de Forbes, lo que es totalmente cierto. Forbes estimaba que Escobar poseía aproximadamente el 40% del capital de la familia, que había logrado unos 8.000 millones de dólares en el negocio del narcotráfico. Parece ser que la propia DEA colaboró con la redacción de Forbes en esta estimación.

La primera aparición del narco en la lista de los hombres más ricos fue en 1987, y sucesivamente el nombre de Escobar fue apareciendo entre el centenario de multimillonarios hasta en siete ocasiones (1987-1993).

En la propia revista Forbes, coincidiendo con la aparición de la anécdota en la serie, hacen un recorrido histórico a la aparición de Pablo en la revista. Comenta el periodista Pablo Galarza que cuando comenzó a escribir sobre los movimientos económicos de los Escobar su familia temió, realmente, por su seguridad.

4 Rodríguez Gacha sí era un loco que mataba a sus socios

Al presentar a los diferentes personajes de la serie se hace un dibujo rápido de cada uno de los socios de Pablo Escobar implicados en el narcotráfico. Rodríguez Gacha, interpretado en la serie por Luis Guzmán, también era un contrabandista que se presenta en la serie como un personaje traicionero y violento. Se dice, en la serie, que Gacha decidió eliminar a su antiguo socio Gilberto Molina, y de hecho le vemos entrar entrar en una mansión recortada en mano "dando plomo".

En realidad esto sucedió, Gacha mandó eliminar a sus asociados y aprovecharon una fiesta en una mansión para organizar el tiroteo. Sin embargo, lo que vemos en la serie no es exactamente fiel, ya que, si bien Gacha dio la orden, no estaba presente en el asalto.

5 Sí, la presentadora de televisión era su amante

Otro de los personajes clave de la serie es Valeria Vélez, amante de Pablo Escobar. Pablo Escobar, aunque hombre de familia, también era famoso por sus líos de faldas. El más sonado es el de esta mujer, en realidad llamada Virginia Vallejo.

En la serie aparece representada como una reportera de televisión, que resulta de mucha utilidad para las aspiraciones políticas e imagen pública del narcotraficante. Efectivamente, Virginia era una reportera colombiana muy conocida, y se dice que una que también estaba considerada como una de las mujeres más guapas de Colombia.

La relación entre Virginia Vallejo y Pablo Escobar se extendió a lo largo de cinco años, entre 1983 y 1987. En la ficción de Netflix las asincronías con la historia real sí son recurrentes, y necesarias para dar coincidencia y coherencia al guión, pero en el caso de Virginia el periodo coincide con el que se supone que recoge la temporada.

La relación entre la periodista y el narcotraficante está muy analizada, a raíz de un libro biográfico que ella misma escribió, "Amando a Pablo, odiando a Escobar", en el que se recoge su versión de la relación que mantuvieron.

6 Pablo Escobar tenía una cárcel a su medida, "La catedral"

Cerramos la primera temporada de la serie con los capítulos relativos a "la catedral", la cárcel donde Pablo Escobar cumple condena. En la ficción descubrimos que el interior de los muros de la cárcel esconde una mansión donde Escobar vive con todo lujo de comodidades junto a sus hombres. Esto es completamente cierto, y se trata, además, de uno de los grandes escándalos de la historia política colombiana.

Escobar entra voluntariamente en prisión a través de un acuerdo con las fuerzas políticas colombianas. El acuerdo se componía, fundamentalmente, de dos partes: la cárcel de destino sería "la catedral" y entrar en prisión evitaría para los narcos la extradición a los Estados Unidos. El negocio de los narcotraficantes colombianos era lograr llevar su cocaína a Estados Unidos, por lo que las autoridades estadounidenses entendían este como un problema de primer orden. Controlar el tráfico de drogas en Estados Unidos era prácticamente imposible, por lo que decidieron mover su estrategia a intervenir directamente en Colombia junto al gobierno del país. Por este motivo agentes de la DEA se desplazan al país latinoamericano, mientras que el objetivo principal de los norteamericanos era lograr juzgar a los narcos en sus tribunales. Los traficantes sabían que acabar enjuiciados en Estados Unidos era fatídico, y por eso Pablo llega al acuerdo de "la catedral".

Todo fluye según los planes de Pablo Escobar hasta que salta a la opinión pública lo que está sucediendo en lo que se consideraba una cárcel de máxima seguridad. Los medios comienzan a hablar de esta prisión como "cárcel de máxima comodidad", al descubrirse que las salas de la cárcel son equiparables a las del mejor hotel, y tanto funcionarios como presos eran personal afín al narcotraficante. La gente entraba y salía de la prisión con total liberad, había fiestas, orgías, reuniones de negocios... El estallido del escándalo público se combina con el hecho de que Escobar estaba perdiendo poder en el cártel al verse apartado de la calle, y termina escapando de la prisión sin mayor problema. Así cierra, además, la primera temporada de 'Narcos'.

El caso de "la catedral" es el más impactante de todos los ejemplos que recorremos, porque es el ejemplo más gráfico de la impunidad con la que los narcotraficantes desenvolvían (o desenvuelven) su actividad. Han pasado un par de décadas desde que sucedió todo esto, pero hace pocos meses saltó a la escena pública un caso muy similar con la fuga del narcotraficante Chapo Guzmán. Las cosas no han cambiado mucho, ¿verdad?

Ahora mismo, podemos verle en las salas junto a Matt Damon en 'La gran muralla', y se ha convertido en un rostro popular de la televisión, gracias a 'Narcos', donde se mete en la piel de Javier Peña, agente de la DEA y uno de los artífices de la captura de Pablo Escobar.

Este año también podremos verle en 'Kingsman: The Golden Circle', adaptación a la gran pantalla del segundo volumen de la novela gráfica creada por Mark Millar ('Kick Ass. Listo para machacar') y Dave Gibbons ('Watchmen') y secuela de 'Kingsman: Servicio Secreto', junto a Taron Egerton, Jeff Bridges, Julianne Moore , Channing Tatum, Halle Berry y Colin Firth, entre otros. La película llega a las salas españolas el 16 de junio.

Artículos recomendados

Tilda Swinton podría tomar el relevo de Peter Capaldi en 'Doctor Who'

'Doctor Who': Tilda Swinton es la favorita para encarnar a la primera versión femenina ...

Comentarios

Noticias relacionadas