Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

El falso corte de pelo de Mia Farrow y otras curiosidades de 'La semilla del Diablo'

Javier Parra Lunes 12 junio 2017

Después de haber rodado ocho cortometrajes entre 1957 y 1962, el cineasta polaco Roman Polanski había comenzado a labrarse una carrera absolutamente interesante entre Polonia, Francia y Reino Unido con sus primeros largos. 'El cuchillo en el agua', su segmento en 'Las más famosas estafas del mundo' (título en el que también estaban Claude Chabrol y Jean-Luc Godard), 'Repulsión', 'Cul-de-sac' y 'El baile de los vampiros' fueron los que le abrieron las puertas a Hollywood.

El realizador entraba en la Meca del Cine por la puerta grande en 1968, momento en el que rodará su primera película estadounidense. Se trata de 'La semilla del diablo', título de terror que algún desalmado decidió traducir en nuestro país en formato spoiler absoluto. Y es que al parecer, su título original, 'Rosemary's Baby', no era el reclamo suficiente para un film de terror.

La semilla del Diablo

"Tiene los ojos de su padre"

Rodada en el emblemático edifico Dakota de Nueva York con un presupuesto de 3,2 millones de dólares, la película se estrenó el 12 de junio de 1968. Durante ese mismo año y el siguiente, fue llegando a las salas de casi todo el mundo, convirtiéndose en un título de culto casi instantáneo, que tuvo el favor tanto de la crítica como del público desde el primer momento.

Su historia nos presenta a una joven pareja formada por Rosemary y Guy Woodhouse, interpretados por Mia Farrow y John Cassavetes, quienes se mudan a un edificio frente a Central Park, pese a las advertencias de que se trata de un lugar embrujado. Allí, pronto entablarán amistad con una pareja de ancianos, Minnie (Ruth Gordon) y Roman Castevet (Sidney Blackmer). Ante la felicidad que les presenta su nueva vida, la pareja decidirá tener un hijo, pero tras quedarse embarazada y tener el borroso recuerdo en el que tenía relaciones sexuales con una extraña criatura, empezará a tener la sospecha de que lo que lleva en su interior no es humano.

Curiosidades de 'La semilla del Diablo'

1 Ira Levin

Habiendo publicado su primer libro en 1953, 'Un beso antes de morir', el escritor neoyorkino Ira Levin consiguió que su segunda obra, 'Rosemary's Baby', se convirtiera en todo un best-seller el mismo año de su publicación, en 1967.

Sin duda, esa pasó a ser la obra más reconocida del autor, con un total de siete novelas publicadas, varias de ellas con adaptación cinematográfica como 'Las mujeres de Stepford', 'Los niños del Brasil' o 'Sliver (Acosada)'; siendo las únicas obras sin adaptación 'This perfect day' y la secuela 'Son of Rosemary', publicada en 1991 y que el escritor dedicó a Mia Farrow.

Fue el productor Robert Evans quien propuso a Roman Polanski la adaptación de la novela, la cual sería su primer título rodado en Estados Unidos. El realizador acabó encandilado con la trama de lo que en un principió creyó un drama romántico y fue él mismo quien se encargó de adaptar el guion, labor por la cual fue nominado al Oscar en 1969.

2 Baraja de nombres

Antes de contar con Mia Farrow como protagonista, Roman Polanski barajó los nombres de Tuesday Weld y de Sharon Tate, su prometida por aquel entonces, para el papel de Rosemary. Se dice que la primera opción del estudio fue Jane Fonda.

El primer actor a quien se le ofreció el papel de Guy Woodhouse fue a Robert Redford, quien no aceptó la propuesta. A continuación, el plan B fue contratar a Jack Nicholson, hasta que Polanski sugirió que se le diese el papel a John Cassavetes.

3 El bebé de Rosemary

Ya que 'La semilla del diablo' iba a ser una película de terror, los productores fueron bastante insistentes con Roman Polanski para que se mostrase al bebé en pantalla.

Alegando algo así como "¿Se llama 'El hijo de Rosemary' y no sale el hijo?", a lo que el director polaco no quiso ceder para que así fuese el espectador, desde su individualismo, quien imaginase el aspecto del hijo del Diablo, y mostrando únicamente unos ojos de aspecto felino.

"Tiene los ojos de su padre".

4 El punto de vista

En todas y cada una de las escenas de 'La semilla del diablo' aparece el personaje de Mia Farrow.

Con esto, Roman Polanski quería que el espectador sintiese una conexión total con Rosemary, y fuese cómplice de la pesadilla que vive la mujer, dando lugar a teorías sobre si se trata de una desequilibrada mental o de, como bien se acabará descubriendo, se trata de un complot satánico para traer al mundo al Anticristo.

5 Ruth Gordon

Richard Sylbert, responsable del diseño de producción, fue quien recomendó a Ruth Gordon para el papel de la entrometida y siniestra Minnie Castevet.

Gordon, nacida en 1896, era esposa del director y dramaturgo Garson Kanin, y había empezado en el mundo de la interpretación en la década de 1910, llegando a ser figurante en la 'Madame Butterfly' de Sidney Olcott, en 1915. También guionista, se había labrado una carrera compaginando la actuación en Broadway y en televisión, con la escritura.

En 1966 ganó su primer Globo de Oro a la Mejor Secundaria por 'La rebelde' de Robert Mulligan. En 1969, repetía premio por 'La semilla del diablo', título por el que Hollywood le otorgó también el Oscar y consiguió redimirla, pues se trataba de su quinta nominación.

Incansable, continuó en activo (como actriz) hasta su fallecimiento en 1985, con 88 años.

6 Consultor satánico

La leyenda negra que ha circulado alrededor de 'La semilla del diablo', alcanza tintes tan oscuros que no hacen otra cosa que engrandecer el resultado final de un título que se consideró maldito.

Una de las principales historias siempre fue que Anton LaVey, fundador de la Iglesia Satánica, trabajó como asesor de Roman Polanski durante el rodaje, debido a que el realizador quería que todos los elementos satánicos fuesen representados a la perfección.

El propio LaVey, también conocido como el Papa Negro, aseguró tales afirmaciones y confesó que él mismo realizaba un cameo en la película como, nada más y nada menos, que el mismísimo Satán. Todas esas afirmaciones fueron desmentidas por parte de la crítica especializada.

7 Mia Farrow, totalmente entregada

Una de las principales anécdotas sobre el rodaje de 'La semilla del diablo' atañe directamente a la vida personal de Mia Farrow.

La actriz, casada por aquel entonces con Frank Sinatra, recibió por correo un sobre de su por entonces marido, el cual contenía los papeles del divorcio. Cuentan que Farrow se derrumbó ante todo el equipo técnico y que Polanski mandó posponer el rodaje para el día siguiente, a lo que ella se negó en rotundo.

Finalmente, tal y como estaba previsto, esa misma mañana se rodó la secuencia en la que Rosemary organiza una fiesta al descubrir que está embarazada.

8 Peinado icónico

Del mismo modo en el que 'La semilla del diablo' se convirtió en objeto de culto, la propia Mia Farrow acabó siendo un icono de moda gracias a su corte de cabello.

Habiendo conocido al personaje de Rosemary llevando media melena, en determinado momento de la cinta aparece con un corte al estilo pixie. Cuando se le pregunta por su nuevo aspecto, ella dice: "Es Vidal Sassoon. Es muy in". El corte dio la vuelta al mundo y se convirtió en uno de los más imitados de la historia, algo que bien podría haber sido una mera estratagema publicitaria, tal y como desveló la propia actriz tras la muerte del peluquero, en 2012.

Sassoon ya había trabajado junto a Roman Polanski en 'Repulsión', peinando a Catherine Deneuve, por lo que la promoción internacional que recibió el artista del cabello en 'La semilla del Diablo', se podría haber reducido a un simple favor por el que se llegó a embolsar 5.000 dólares (ajustándose a la inflación, a día de hoy serían más de treinta mil).

Frank Sinatra había amenazado con "fatales consecuencias" si su esposa cambiaba su aspecto (se divorciaron ese mismo año), pero al parecer, la actriz ya llevaba el cabello corto desde hacía un par de años, por lo que toda aquella parafernalia que se montó, no fue más que el acto publicitario con el que Sassoon logró darse a conocer en todo el mundo.

9 La nana

'La semilla del diablo' empieza y termina con un plano del edificio Dakota y con el sonido de una nana llamada 'Sleep Safe and Warm', compuesta por Krzysztof Komeda y la cual interpretó la propia Mia Farrow.

Roman Polanski quiso con esto que el espectador cayese en la cuenta de que la película, que se presenta con un tono totalmente diferente al que acaba teniendo, ya ha avisado desde un principio del trasfondo oscuro que se irá desvelando conforme avance la trama.

10 Sharon Tate

En enero de 1968, Roman Polanski se casaba con Sharon Tate, a quien había conocido durante el rodaje de 'El baile de los vampiros' un año antes.

Poco más de un año después, el 9 de agosto de 1969, fue brutalmente asesinada por La Familia, la secta liderada por Charles Manson, quienes entraron en la casa que compartía junto al director, que se encontraba en Londres. Tate estaba embarazada de ocho meses y, junto a ella, fueron asesinadas otras cuatro personas.

Por el hecho de haberse cometido tal atrocidad, fueron muchas las voces que se alzaron para hacer crecer la leyenda negra de 'La semilla del diablo'. Recordemos que por aquel entonces las teorías satánicas de Anton LaVey habían irrumpido en la sociedad, por lo que fueron muchos quienes achacaron el crimen al hecho de haber rodado un film sobre la llegada del Anticristo.

Es por ello que, junto a las posteriores 'El exorcista' y 'La profecía', conforma el trío de títulos satánicos malditos por antonomasia de la historia del cine.

11 Cameos

William Castle fue el productor de 'La semilla del diablo', motivo por el cual quiso hacer un cameo en ella.

En concreto, es el hombre que espera su en la cabina de teléfono cuando Rosemary aprovecha para llamar a su médico.

Iba a existir otro cameo, esta vez doble, pero que al final fue desechado del montaje final. En él, aparecían Van Johnson y Joan Crawford interpretándose a ellos mismos, quienes se encontraban con el personaje de Mia Farrow mientras estaban trabajando en el musical de Broadway 'The Fantasticks'.

En 1976 tuvo una secuela para televisión llamada '¿Qué pasó con el bebé de Rosemary?', y en 2014 un remake en formato de miniserie, 'La semilla del diablo', protagonizado por Zoe Saldana, pero de eso es mejor no hablar.

En el presente especial le rendimos nuestro particular homenaje a 'La semilla del diablo', repasando cuáles fueron las anécdotas de rodaje y todo lo que deberías saber sobre una de las mejores películas de horror de todos los tiempos.

Artículos recomendados

¿Por qué 'La Momia' hace un guiño a la trilogía de Brendan Fraser?

'La Momia': Alex Kurtzman explica las referencias a la trilogía de Brendan Fraser

Comentarios

Noticias relacionadas