Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Los sacrificios por tener un presupuesto mínimo y más curiosidades de 'Cuatro bodas y un funeral'

Noelia Rodríguez Sábado 26 agosto 2017

Es una de las mejores comedias románticas de todos los tiempos y la precursora de la rom com británica. 'Cuatro bodas y un funeral' fue poco menos que un experimento que, contra todo pronóstico, se acabó convirtiendo en el mayor éxito de taquilla del cine del Reino Unido allá por 1994.

Tras haber escrito guiones para la televisión, 'Cuatro bodas y un funeral' fue el lanzamiento de Richard Curtis como guionista de películas. Después vendrían 'Nothing Hill', 'Love Actually', 'Una cuestión de tiempo' -y varias de Mr. Bean. También supuso la unión de Curtis con Hugh Grant, que se convirtió en uno de sus actores fetiche.

 fotograma de cuatro bodas y un funeral

Curiosidades de 'Cuatro bodas y un funeral'

1 Nadie daba un duro por ella
Nadie daba un duro por ella

A pesar de que en cuanto llegó a los cines 'Cuatro bodas y un funeral' se convirtió en un éxito mundial, al principio nadie daba un duro por ella y eso es algo literal. Su presupuesto era muy, muy limitado. Además, el proyecto debía haberse prolongado durante dos años y se fue retrasando y retrasando hasta que llegó un momento en que entraron las habituales prisas y acabaron por rodar toda la película en 35 días y una única localización.

Cuatro bodas y un funeral en eCartelera
2 Sueldos paupérrimos
Sueldos paupérrimos

Y si hay algo que demuestra lo mal que iban de presupuesto es el sueldo de los actores. Andie MacDowell, la gran estrella norteamericana del film, renunció a parte de su sueldo para ajustarse al limitado presupuesto de la película. Lo hizo a cambio de un porcentaje de los beneficio, lo que le funcionó muy bien -a ella- porque se dice que llegó a ingresar dos millones de dólares. Hugh Grant sólo recibió 100.0000 euros.

Cuatro bodas y un funeral en eCartelera
3 Las Carrie alternativas
Las Carrie alternativas

Parece ser que el equipo tenía claro que quería a una actriz estadounidense conocida para enamorar a Hugh Grant, pero MacDowell no fue la primera opción. Melanie Griffith y Brooke Shields fueron tenidas en cuenta para el papel de Carrie.

Cuatro bodas y un funeral en eCartelera
4 Alan Rickman como Charles
Alan Rickman como Charles

Y ojo que si MacDowell no iba a ser la protagonista Hugh Grant tampoco iba a interpretar al soltero más importante de la cinta. Ese puesto había sido pensado para Alan Rickman. ¿Os lo imagináis? Así, de primeras, a nosotros no nos encaja mucho pero seguro que hubiera aportado una impronta muy diferente a Charles. Grant se los ganó en el casting al leer el discurso de padrino de la boda de su hermano. Además, tuvo que aprender el lenguaje de sordos porque David Bower -que interpretaba a su hermano en la película- es sordo en la vida real.

Cuatro bodas y un funeral en eCartelera
5 Sin dinero para vestuario
Sin dinero para vestuario

Una muestra más de lo ajustado del presupuesto: los extras llevaban sus propios vestidos al rodaje. Lo cierto es que los hay muy horteras, y esta podría ser la razón, pero hay que tener en cuenta que la película es de primeros años de los 90 y no desentonan demasiado para ese momento. Y recordad que había cuatro bodas, lo que significa cuatro indumentarias diferentes. Vamos, que no nos queda del todo claro que ganaran siquiera para costearse el vestuario.

Cuatro bodas y un funeral en eCartelera
6 Gente vestida de boda en la premiere
Gente vestida de boda en la premiere

Quizás los extras reutilizaron los vestidos que tuvieron que llevar para hacer de figurantes de boda en la película a la premiere de la cinta en Londres, porque lo cierto es que por allí pasaron 2.000 personas vestidos con sus mejores galas. Parece ser que fue un truco de marketing que se le ocurrió al propio Richard Curtis. Pero todos ellos quedaron ensombrecidos cuando Elizabeth Hurley, por entonces la novia de Hugh Grant a la par que actriz y modelo, apareció con un vestido negro de Versace sujeto con alfileres que se ha hecho memorable.

Cuatro bodas y un funeral en eCartelera
7 Dónde nació la idea
Dónde nació la idea

Al ver 'Cuatro bodas y un funeral' uno puede darse cuenta de la cantidad de enlaces a los que asiste a lo largo de su vida. Y de ahí, precisamente, es de donde vino la idea de la película. Richard Curtis la tuvo después de echar la vista atrás y haberse dado cuenta de que había asistido a más de 70 bodas en 10 años. Lo que no sabemos es si en alguna de ellas conoció a su Carrie particular.

Cuatro bodas y un funeral en eCartelera
8 Un poema de muerte
Un poema de muerte

En la película hay varias bodas, pero también un funeral. Sin lugar a dudas es el momento más emotivo de la cinta, especialmente cuando Matthew lee un poema dedicado al fallecido Gareth. Se trata de 'Funeral Blues' y no es un escrito original, sino que cuenta con varias décadas a sus espaldas. Fue escrito originalmente por W.H. Auden en 1937 y se trataba de una sátira política que debía ser leída por una actriz en el cabaret. Nada que ver con el propósito que tiene en la película, pero en la que encaja perfectamente.

Cuatro bodas y un funeral en eCartelera
9 Las escenas de sexo no gustaban en Estados Unidos
Las escenas de sexo no gustaban en Estados Unidos

Es de todos conocida la doble moral que impera en ciertos estratos de Estados Unidos y los responsables de 'Cuatro bodas y un funeral' la vivieron en sus propias carnes. Los inversores norteamericanos pusieron numerosas pegas por las escenas de sexo y llegaron a censurar cosas tales como el sexo oral o los orgasmos muy escandalosos. Se demostró después que razón no les faltaba. En el primer pase de la película en Estados Unidos hubo quien se salió del cine al escuchar al personaje de Hugh Grant decir varias veces "fuck" -llegaba tarde a una boda- en la primera escena. En la versión norteamericana dice "bugger".

Cuatro bodas y un funeral en eCartelera
10 El escándalo sexual tras la película
El escándalo sexual tras la película

Cuando 'Cuatro bodas y un funeral' se convirtió en un éxito el principal beneficiario fue el actor que encarnaba al protagonista. Hugh Grant alcanzó la fama mundial y captada el interés también por el noviazgo que mantenía con Elizabeth Hurley. Un año después del estreno de la película, estando en Sunset Bulevar, en Los Ángeles, fue pillado por la policía mientras practicaba sexo con una prostituta en su BMW. 'Divine' Brown -la mujer que le acompañaba- saltó a la fama junto a él y en todo el mundo vimos las fotos de sus fichas policiales. Años después recuperó el actor recuperó su popularidad y el escándalo sexual ha quedado como una anécdota.

Cuatro bodas y un funeral en eCartelera

Un éxito que nadie esperaba

El propio Grant no confiaba en las posibilidades de la película y debió ser de lo más sorprendidos al descubrir que el tema de las bodas, incluso aunque fueran un poco desastrosas como a las que él asistía, funcionaba. El éxito fue a todos los niveles; desde el lanzamiento que supuso para los actores hasta para Wet, Wet, Wet, un grupo desconocido en medio mundo hasta que empezó a popularizarse el 'Love Is All Around'.

Pero no todo lo que reluce es oro y tras el éxito de 'Cuatro bodas y un funeral' se encuentran un buen puñado de esas curiosidades que tanto nos gustan y que, de ser diferentes, podían haber cambiado por completo la película.

Artículos recomendados

Nuevos detalles de Lena Dunham, Emma Roberts y Evan Peters en 'AHS: Cult'

'American Horror Story: Cult': Revelados los personajes de Lena Dunham, Emma Roberts y ...

Comentarios

Noticias relacionadas