Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Thirst', falla Park Chan-wook

Laura Sande Jueves 21 mayo 2009

Park Chan-wook aterriza en Cannes en el tercer día del Festival. El director es un viejo conocido de la ciudad francesa, pues ya se llevó el Gran Premio del Jurado en 2004 por 'Oldboy'.

'Thirst' es la historia de un querido y devoto cura de un pueblo, que se hace voluntario para un experimento médico, que al fallar lo convierte en un vampiro. Los cambios físicos y psicológicos lo llevan a tener una aventura con la mujer de un amigo de la infancia. El que en otra hora fuera un cura, cae cada vez más profundo en la deseperación y depravación. Así como las cosas se vuelven peores, él lucha por mantener lo poco que le queda de su humanidad.

Sin embargo, Park Chan-wook no tendrá el reconocimiento de otras ocasiones. La crítica, aunque no unánime, destaca el intento fallido de originalidad en el género de los vampiro por parte del director.

Según Sergi Sánchez "Park Chan-wook ha metido la pata. Se ha dejado llevar por su tendencia al exceso y su romance entre vampiros no tiene ni pies ni cabeza. Olvidaos del rigor y de la intensidad de Oldboy y sustituirla por redundancia, manierismo y capricho. Una pena."

Según el crítico Carlos Boyero para 'El Pais' "Admito que al autor de las celebradas Oldboy, Lady Venganza y Soy un cyborg le va la marcha dura, que su obsesión por la violencia extrema y la sanguinolencia es la marca de la casa, pero sus tremebundas historias están contadas con lenguaje chapucero y efectismo intragable. En Thirst este prescindible destroyer aborda el género de vampiros con desmedido afán por ser original y la agresiva expresividad de siempre. Su vocación innovadora consiste en que esta vez el chupasangre es un modélico cura católico cuya vocación misionera se ha prestado a ejercer de cobaya en unos experimentos con virus que se hacen en África (...) Es de esas películas en las que a la media hora ya has cambiado de postura en la butaca un montón de veces con la inequívoca sensación de estar perdiendo lamentablemente tu tiempo. Cuando finaliza el abusivo metraje estás convencido de que llevas media vida en la sala"

'Thirst', falla Park Chan-wook

'Thirst', falla Park Chan-wook

Artículos recomendados

'Un profeta' sorprende a la crítica

'Un profeta' sorprende a la crítica

Comentarios