Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

ÚLTIMA HORA Telecinco cancelaría 'GH Dúo 2' para emitir 'Supervivientes' a principios de 2020

'Liga de la Justicia' no funciona y hay un claro culpable: Zack Snyder

Berta F. del Castillo Jueves 16 noviembre 2017

De verdad que después del cuadro de 'Batman v Superman: El amanecer de la Justicia' siempre me pregunto por qué Warner/ DC siguen confiando en Zack Snyder. Luego consulto la taquilla y resuelvo la duda en un momento: porque aquella fatídica película que hizo que muchos espectadores construyesen en su mente una imagen de todo menos bonita de este universo cinematográfico... Arrasó. De hecho a día de hoy sigue siendo la tercera película más taquillera de DC seguida de cerca por 'Wonder Woman'. ¿Y esto que significa? Pues que por mucho que nos den y por muy reticentes que estemos, siempre terminamos queriendo ir al cine o bien a juzgar por nosotros mismos o con la esperanza de que algunos de los personajes más queridos de la historia de los cómics se vean reflejados como se merecen en la gran pantalla. Luego pasa que te puede dar el bajón más rápido de lo que Diana roba corazones. Porque eso es indiscutible: lo mejor de 'Liga de la Justicia' es ella. Ella y el descubrimiento en que se convertirá para muchos el Flash de Ezra Miller que es un poco como todo lo que siempre debería haber sido Spider-Man. Pero vayamos por partes.

'Liga de la Justicia' no funciona y hay un claro culpable: Zack Snyder

Lo de Zack Snyder realmente es un drama. Lo es porque se ha dejado aconsejar pero ha debido de ser a la fuerza y se nota muchísimo. También es cierto que el estilo de Joss Whedon asoma claramente en un montaje final que no logra disimular las costuras. Así el tono es una mezcla imposible y sin sentido entre aquella oscuridad que vimos en 'Batman v Superman', el rollo socarrón de 'Escuadrón Suicida' y "otra cosa". Otra cosa que efectivamente se acerca más a lo que Marvel tiene dominado. Ese humor y ligereza que engrasa el asunto y además sirve para dar unidad a un equipo que en este caso está más que lejos de convertirse en 'Los Vengadores'.

Entre otros motivos porque por mucho que Snyder se haya dejado doblegar y haya abrazado aquello de darle un toque cómico al asunto, sigue empeñado en hacer la exposición de traumas menos sutil de la historia. No, aquí la cosa no llega al nivel de aquel "momento Martha", pero de verdad que deja por el camino una serie de absurdeces interesante. Y la mayoría de ellas vienen de boca del Batman de Ben Affleck que es probablemente lo menos bonito que le ha pasado al universo cinematográfico de DC por detrás de Snyder.

'Liga de la Justicia' no funciona y hay un claro culpable: Zack Snyder

Frente a este millonario que inspira más sopor que otra cosa tenemos a un personaje prácticamente desconocido de carisma justito, a un gamberro al que no se le saca ningún partido, a nuestra maravillosa y bastante maltratada en esta cinta Wondie y a Flash. Cyborg es el eslabón más débil definitivamente, pero más de guion que por culpa de un Ray Fisher que salva como puede los trastos. Por su parte Aquaman se queda en un "es que va a molar un montón", única conclusión a la que se puede llegar tras ver las torpes escenas con las que cuenta en esta cinta. Eso sí, nadie puede decir que Jason Momoa no sea absolutamente perfecto para el papel.

El suyo es un casting casi tan bueno como el de Miller, que se va a meter en el bolsillo de un plumazo a todos los fans del Barry Allen televisivo que sigan sin aceptar el universo inconexo que está montando DC entre la pequeña y la gran pantalla. Miller hace reír y mucho consiguiendo defender incluso los chistes más patéticos. Llena de ilusión, de vida y de entusiasmo a un equipo que por lo demás solo se salva gracias a una Gal Gadot que tampoco puede hacer milagros... Porque no la dejan.

'Liga de la Justicia' no funciona y hay un claro culpable: Zack Snyder

Wonder Woman pierde bajo una mirada masculina

Señor Snyder, 'Wonder Woman' se estrenó en junio, lo que significa, muy para su desventaja, que sigue fresca en la mente de unos espectadores que la recibieron con los brazos abiertos viendo en ella a la heroína perfecta para salvar a DC. Una mujer luchadora y compasiva capaz de tener conversaciones de más de dos líneas y que incluso se adentren en ese mundo desconocido que es, para las cintas de superhéroes y muchos hombres, la sexualidad femenina. Y de eso hemos pasado a un personaje al que uno de sus compañeros intenta manipular durante la mitad de la película, porque claro es mejor para ella, mientras otro solo es capaz de hablar de su fortaleza una vez haya establecido que es muy guapa... A ver como te lo cuento Snyder, Diana Prince es otra cosa. La única frase que la representa en toda la cinta es aquella que espeta cuando ve el cuadro y suelta "estoy rodeada de niños". Esa frase y el careto que pone cuando trata de lidiar con el neandertal que es Batman que, ¿para qué establecer con ella una relación sana basada en la comunicación si puede soltar ataques gratuitos porque así espabila fijo?

Pero ahí no queda la cosa, no. Porque el maravilloso estilo de lucha de las amazonas que vimos en 'Wonder Woman' desluce en esta cinta de una manera... Nada se siente real en un mundo que siempre debería jugar con esa dualidad. Además estas guerreras de Themyscira tienen que aguantar que el villano de la película, uno con una sobredosis de testosterona que para que, las convierta en un trozo de carne a la mínima de cambio. Y pensábamos que el debate estaba en el vestuario... Eso sí, esto se puede reducir a un detalle más de los infinitos que convierten a Steppenwolf en un malvado del que no hay nada salvable. El personaje está completamente vacío y su ambición y motivación se reduce a querer conquistar el mundo porque eso es lo que él es, un conquistador. Más allá de esto su estrategia se reduce a aturdir al espectador con una horda de minions que junto a otros detalles nada conseguidos recuerdan a lo peor de las precuelas de 'Star Wars' ideadas por George Lucas.

¡Cuidado SPOILERS!

*Vamos a hablar de los efectos especiales mencionando un detalle que puede ser demasiado revelador.

'Liga de la Justicia' no funciona y hay un claro culpable: Zack Snyder

El desastre del mostacho invisible de Superman

Este detalle condensa a la perfección lo que se les ha ido de las manos el tema de los efectos especiales que, de verdad que con un presupuesto estimado de entorno a los 300 millones de dólares, me parece incomprensible. Warner no ha querido desvelar la cifra y de momento guarda celosamente el secreto de lo que les ha costado sacar adelante este híbrido Snyder/ Whedon, pero fuentes cercanas a la productora aseguran que esa es la cifra. Entonces, con tantísimo dinero, ¿cómo es posible que en la mitad de los planos en los que se ha borrado digitalmente el bigote de Henry Cavill, parezca que Superman tiene un flemón? Los que piensen que exagero ya me lo dirán con la primera imagen de este superhéroe que si sale poco desearías que saliese menos. En una inconsistencia que da pena vemos como dependiendo del gesto de Cavill la operación depilado digital sale más o menos airosa, convirtiéndose en una metáfora perfecta de lo que ha dado como resultado la posproducción de la película.

Todo se siente irreal y, en un primer momento y queriendo ser comprensivo, puede entenderse como una elección estética. Eso hasta que en medio de una conversación entre Batman y Aquaman se gira la cámara para enfocar al atlante y nos encontramos con un primer plano en el que se aprecia claramente el recorte resultante de grabar con croma. Hasta ese punto yo había abrazado esa irrealidad, esa manera tan poco fluida en la que se movía la capa de Batman, esos momentos en los que Wonder Woman y las amazonas me recordaban a un personaje de videojuego... Hasta ese momento había querido pensar que lo que había era una intención de estar más cerca del cómic, pero es que es realmente difícil pasar por alto ciertas cosas, especialmente cuando esto no es algo que hayamos visto en las cintas anteriores de DC. Si de verdad es una elección estética prácticamente imposible de abrazar... ¿Por qué? ¿Por qué a estas alturas tenemos una película que estéticamente no encaja con las anteriores pero tampoco rompe?

Diréis que es haterismo o que a los críticos nos encanta poner verde a DC (cuando personalmente no pude adorar más 'Wonder Woman'), pero esta reacción surge más de un fan que sale escaldado de la sala. No lo puede evitar porque había entrado con toda la ilusión dispuesto a vivir esta aventura de mano de sus héroes favoritos para descubrir que a uno de ellos es incapaz de reconocerlo en la mitad de los planos... Por supuesto 'Liga de la Justicia' tiene cosas muy buenas, bueno dos cosas, Wonder Woman, a pesar del desastre de diálogos, y el mejor Flash que podríamos imaginar.

Nota: 4

Aquaman, Cyborg y The Flash: Conoce a los nuevos miembros de 'Liga de la Justicia'

1 Quién es The Flash

El único personaje de la Liga que ha conservado el artículo que antes compartían la mayoría de superhéroes de los cómics, es seguramente el más famoso de los tres, aunque su origen sea un tanto convulso y su identidad variable. Jay Garrick, Barry Allen y Wally West han sido los que han llevado mayoritariamente el nombre del rayo desde que en enero de 1940 Gardner Fox inauguró el cómic que llevaba su nombre. Jay Garrick, con su característico sombrero metálico con alas, se convertía en el primer hombre más rápido del mundo durante la llamada 'edad de oro' de los cómics. La vida del personaje, tanto en solitario como junto a otros miembros de la 'Justice Society of America' gozó de considerable fama y aceptación durante la década de los 40, pero sufrió la misma pérdida de interés y de ventas que el resto de los cómics sufrieron a lo largo de los 50. Por suerte para nosotros, que no para Jay, la 'edad de plata' estaba por llegar a mediados de los 60, y con ella un nuevo Flash, Barry Allen. Este Flash, junto con otras nuevas versiones de héroes de la generación anterior como Green Lantern y los pocos supervivientes como Superman o Wonder Woman, sentaron las bases del cómic moderno que conocemos ahora. Durante esta época y hasta principios de los 80, Barry fue acompañado por el inevitable aliado juvenil, Kid Flash, el sobrino de su eterna novia Iris. Wally West hizo historia a finales del 82 cuando cumplió con el destino que en teoría tenían todos los 'sidekicks', ocupar el lugar y el manto heroico de sus mentores, y tras un sacrificio sin precedentes que nos dejó sin Barry, Wally pasó a ser el único Flash. Wally West vivió una de las etapas más recordadas del personaje, formando parte de la legendaria Justice League de Grant Morrison. En esa época Wally era el más joven del grupo, y cumplía muchas veces la función de alivio cómico durante los graves enfrentamientos que ocupaban al grupo. De la mano de Geoff Johns, actual jefe creativo de las películas de DC, se orquestó hace pocos años la vuelta de Barry Allen a la vida, en la legendaria 'Flash: Rebirth', dejando a Wally en un limbo del que hace poco ha salido para acabar compartiendo ambos el nombre de 'The Flash'.

2 Qué esperamos de The Flash

Interpretado por Ezra Miller, el velocista que podemos intuir, aún llevando el nombre de Barry Allen, parece cumplir más el papel de un Wally West. En la canónica liga de Grant Morrison, tanto Flash como Green Lantern eran dos novatos adoptando el legado de sus icónicos antecesores, y en concreto Wally, llevaba desde su época en Teen Titans haciendo gala de un humor muy a la manera de Robin, humor que no le impedía ser el héroe que se pedía de él y pasar por sus propias dosis de sufrimiento y sacrificio.

Si estos dos valores, el alivio cómico y el sentido de la responsabilidad están presentes en el Flash de Ezra, todo irá bien.

Además, el valor añadido que cualquier Flash aporta a cualquier equipo es su capacidad de viajar entre dimensiones, una parte de su poder que le pone en el centro de las grandes crisis por las que el Universo DC pasa periódicamente.

Después de sucesivos retrasos y abandonos en su proyecto individual, hay mucha curiosidad por ver si el personaje funciona tan bien para los espectadores de cine como para los hiperactivos fans de su contrapartida televisiva, Grant Gustin. Muchos obstáculos en el camino de este héroe, (por no hablar de un diseño del traje muy cuestionado.)

3 Quién es Aquaman

Jason Momoa interpreta a Arthur Curry, nombre humano de este superhéroe nacido del amor entre la reina de Atlantis y un humilde farero. Este personaje lleva desde el año 1941 gozando de una popularidad importante en los cómics de DC, pero la mitad de ese tiempo lo ha pasado luchando contra los que consideran que el personaje es un chiste y los que lo ven como una copia de Namor, el hombre submarino de Marvel.

Ambas cosas tienen un grado de verdad, Aquaman llegó dos años más tarde que Namor, pero desde entonces, y durante sus primeras décadas de existencia, ambos se han ido robando referencias y características el uno al otro: Atlantis, su condición de soberano, su ascendencia mestiza... Hasta que ya en los 70 los responsables de sus personajes comenzaron a destacar más las diferencias entre los personajes que las similitudes, para que os hagáis una idea, ahora Namor es considerado como el 'primer mutante' y ha sido miembro de los X-Men. Pero la gran diferencia está en las motivaciones de ambos héroes. El drama de Aquaman es poder conjugar su condición de rey en el agua y héroe en la tierra, atendiendo a sus dos legados, Namor se mueve constantemente entre aliado y enemigo de los terrestres, y nunca sabes por dónde te va a salir.

La otra lucha del personaje, la de dejar de ser considerado un chiste, tiene que ver con la serie de animación de los 70 "Super-Friends", donde las aportaciones a la Liga y los poderes de Aquaman pasaban por charlar con pulpos y cabalgar caballitos de mar gigantes.

Esa imagen infantilizada y divertida ha sido contra la que DC ha ido luchando desde entonces, y para compensar ha otorgado al héroe de una dimensión trágica extra; han matado a su hijo y heredero, le han cortado una mano, su mujer, Mera se ha descubierto como una terrorista encubierta con misión de asesinarle... Las tragedias de Arthur Curry han crecido al mismo ritmo exponencial que sus poderes, que han aumentado y variado para ponerlos a la altura de los de sus compañeros de liga, luchen cerca del agua o no. Lo que ya os avisamos es que el nivel de fuerza de Aquaman está al nivel de alguien que vive con las presiones imposibles del fondo del océano, y que se combina con artefactos mágicos que le corresponden por su condición de rey de Atlantis, como su famoso tridente.

4 Qué esperamos de Aquaman

El casting de Jason Momoa como el superhéroe acuático fue sorprendente y arriesgado, pero contó con un beneplácito general de los fans desde el principio. Y eso es mérito del carisma de Momoa, que pasó por encima de las dudas al ver un Arthur Curry de apariencia y raza diferente al que llevábamos décadas conociendo. La estética rockera y brillante que Zack Snyder se ha impuesto en los primeros pasos del DCEU, y es en este personaje en el que más se ha notado. Y no es que Aquaman no haya tenido looks agresivos y cercanos a la fantasía medieval, pero no al nivel de la armadura de combate que le estamos viendo usar aquí. Pero con todas esas diferencias sobre la mesa, parece que estamos a punto de descubrir a uno de los personajes revelación del universo. Recuerda mucho a lo que pasó con Wonder Woman, un personaje que a muchos les suena más de lo que realmente le conocen y que acaba generando una gran impresión en los espectadores. Y no sólo él, Mera (Amber Heard), cuyo personaje empezamos a vislumbrar en los trailers, y que le acompañará hasta su película en solitario el año que viene, está empezando a generar mucha expectación. La pareja real de Atlantis es igual en poder y carisma, incluso a veces la que tiene ser contenida es ella, ya que sus poderes aquaquinéticos puede generar auténtica destrucción a su alrededor. La actitud de guerrero divertido e implacable que vislumbramos en el trailer puede hacer de este personaje un favorito de los fans inmediato.

5 Quién es Cyborg

El superhéroe interpretado por Ray Fisher es el más reciente en creación de toda la Liga, y como explicábamos en la introducción, es la última adquisición del equipo, siendo su fichaje una consecuencia de la iniciativa que nos trajo The New 52. El lugar que ha ocupado el bueno de Victor Stone solía pertenecer al Detective Marciano, que además de ser un gran luchador ejercía de estratega y encargado de las comunicaciones del equipo. Este personaje fue creado en 1980 por Marv Wolfman y George Perez, y su primer grupo fueron los 'The New Teen Titans', un supergrupo que incluía a los jóvenes aliados de los héroes de la Liga de la Justicia. Esa versión del equipo, que incluía a Raven, Starfire, Wonder Girl, Kid Flash y Beast Boy, se convirtió en un éxito sin precedentes para DC capaz de plantar cara a los todopoderosos mutantes que en esa época liberaban las ventas de cómics. Durante décadas, ese equipo mantuvo de uno u otra manera a Cyborg, hasta que llegó su sonado fichaje por la Liga. Ya sea por aprovechar el tirón de un personaje más asociado con la juventud o por aportar una más que necesaria diversidad racial al equipo, Cyborg lleva más de cinco años demostrando que puede ser un miembro de pleno derecho del equipo. Su origen fue alterado para imbricarlo más profundamente en el origen de la Liga, ligándolo para siempre a Darkseid, el dios maligno que con su amenaza une al equipo por primera vez. También con su nuevo origen llegaron unos nuevos poderes como la capacidad de crear 'Túneles Boom', artefactos capaces de teletransportar a través de dimensiones y que son los elementos que utilizan los temibles parademonios y demás aliados de Steppenwolf para invadir la tierra.

Pero aunque la tecnología que sustituye las partes perdidas por Vic en un accidente provenga de Akopolis o de la tierra, su drama sigue siendo el mismo. Un atleta prometedor que ve como un accidente le lleva al borde de la muerte y al que su padre, el científico Silas Stone (Joe Morton) transforma en un ser más máquina que humano. La transición a su nueva condición y la decisión de convertir su desgracia en una vida dedicada a la heroicidad son los grandes valores de Victor Stone, ser más máquina (ailenígena en este caso) que ser humano es su drama vital.

6 Qué esperamos de Cyborg

Es el personaje menos conocido y por lo tanto el que más puede sorprendernos, sabemos casi seguro que su origen va a estar relacionado con la invasión que va a sufrir la Tierra, con lo que bien puede convertirse en la clave para derrotar al mal. Sabemos que veremos a su padre, y como anticipaba 'Batman v Superman: El amanecer de la Justicia', conoceremos más del traumático origen del héroe. Parece que esta versión de Cyborg se acercará más a la del cómic actual, ya que de unos poderes 'modestos', como fuerza aumentada, generadores de sonido blanco y la capacidad de saltar grandes distancias parece que hemos pasado a una actualización. En los trailers Cyborg vuela, lanza descargas de energía y es capaz de transformar su cuerpo de una manera prodigiosa. Lo que nos queda por ver en la película es si el personaje adquiriría carisma e importancia suficientes como para aguantar el peso de una película en solitario como esta previsto, o si en DC van a decidir cambiar de planes una vez más. Por lo que sabemos, no sólo la película de Cyborg o la de Flash están pendientes de ver el resultado de 'Justice League' si no prácticamente todo el futuro del universo DC.

Lo mejor: El Flash de Ezra Miller, todo un descubrimiento.

Lo peor: El mostacho de Superman, metáfora del desastre que son los efectos especiales.

Artículos recomendados

Johnny Depp protagoniza una explícita orgía en un videoclip de Marilyn Manson

Johnny Depp protagoniza una explícita orgía en un videoclip de Marilyn Manson

Comentarios

Noticias relacionadas