Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Saludos amigos': Cuando Disney se tuvo que ir a Sudamérica a hacer propaganda

Miguel Ángel Pizarro Martes 06 febrero 2018

En sí, los clásicos Disney son parte de la memoria colectiva de público de varias generaciones de todo el mundo. Desde que en 1921 Walt Disney fundase Laugh-O-Gram Studio que, posteriormente, se convertiría en el estudio conocidos por todos con el nombre del creador de Mickey Mouse o el Pato Donald, la factoría Disney no paró de evolucionar. Tras el estreno de 'Blancanieves y los siete enanitos' en 1937, el estudio produjo otras cuatro obras maestras: 'Pinocho', 'Fantasía', 'Dumbo' y 'Bambi'.

Saludos amigos

Todo el mundo conoce esos cinco primeros clásicos, de la considerada Primera Era Dorada de Disney. Sin embargo, pocos hablan de la siguiente época que marcó al estudio. Efectivamente, se habla del período bélico, propagandístico y de la posguerra en el que Disney se vio obligado a producir una ingente cantidad de material propagandístico y militar tanto para crear documentales didácticos para los soldados de las fuerzas armadas, como para levantar la moral del pueblo estadounidense y promover la compra de bonos de estado o las cartillas de racionamiento.

Una travesía por la música, el folclore y la magia de Sudamérica

Etapa turbia, coincidió también con la huelga de trabajadores de 1941, en la que los animadores de Disney y el propio productor trabajaron incansablemente por su patria, fue tan agotadora que el propio Walt nunca quiso saber nada más de material didáctico cinematográfico o de instrucción militar, tal y como recogió el escritor Charles Solomon en una entrevista al animador Marc Davis, uno de los llamados "Nueve Ancianos de Disney", y que se recoge en el libro 'Los archivos de Walt Disney. Sus películas de animación (1921 - 1968)'.

Descubriendo 'Saludos amigos', el clásico nº 6 de Disney

1 Cuando Norteamérica se reencontró con Sudamérica

Pero no solamente se produjo material propagandístico, del que se volverá a hablar brevemente en un par de párrafos. Disney tuvo otro encargo del gobierno estadounidense, este mucho más interesante: la llamada Política de buena vecindad. Promovida por el gobierno de Franklin Roosevelt, se trató de una iniciativa política para crear lazos culturales y sociales entre Estados Unidos y los países que conforman Iberoamérica. Aunque el objetivo era positivo, la principal razón era para evitar que varios gobiernos iberoamericanos (muchos liderados por dictaduras militares) apoyasen a las Potencias del Eje en la Segunda Guerra Mundial.

En ese contexto, la Oficina de Coordinación de Asuntos Interamericanos (CIAA) propuso a Disney en 1940 el proyecto de realizar una serie de 12 cortometrajes en los que se narraban aspectos de la vida y cultura de cada país que el productor y los animadores de la factoría hubieran visitado. Atraído por la idea, Disney se embarcó en otoño de 1941 junto con 18 artistas de la factoría, el llamado El Grupo, para conocer varios países de Sudamérica, un viaje que después se extendió a países de Centroamérica y México. Nació así 'Saludos amigos'.

A diferencia de los cortometrajes propagandísticos sobre la guerra, 'Saludos amigos' fue un proyecto cuyo objetivo era fomentar lazos entre Estados Unidos e Iberoamérica y mostrar aspectos interesantes y diversos de las culturas latinoamericanas. En los años 40, la Política de Buena Vecindad promovió algo que, actualmente, sería insólito: Impulsar una imagen fraternal y positiva de las gentes de los países iberoamericanos. Como pequeño inciso, en esta época se impulsaron proyectos cinematográficos protagonizados por actores latinoamericanos, ofreciendo una imagen positiva y alejada de estereotipos negativos, siendo la artista brasileña Carmen Miranda el principal icono.

Saludos amigos en eCartelera
2 'Saludos amigos', la fraternidad entre los pueblos americanos

En ese ambiente, Disney produjo 'Saludos amigos', el considerado sexto clásico de la factoría y, junto con 'Los tres caballeros', el material principal producido durante la Segunda Guerra Mundial que logró poder exhibirse tras acabar la contienda bélica, como también el ser los únicos largometrajes de esa época que entran en la categoría de clásicos Disney.

Y, aunque 'Saludos amigos' y 'Los tres caballeros' se suelan analizar dentro de un mismo artículo, en eCartelera se ha querido diferenciar claramente a ambos largometrajes. El motivo principal es que, mientras que 'Saludos amigos' se hizo dentro de un contexto de propaganda, siendo un filme que entremezcla el documental y la animación, 'Los tres caballeros' fue una evolución vanguardista y atrevida de ese concepto, logrando tener identidad propia y que se verá en otro reportaje diferente.

Una vez explicados varios puntos, toca descubrir ese maravilloso proyecto que fue 'Saludos amigos'. Por lo tanto, toca hacer un poco de contextualización, ya que Walt Disney mostró una pasión única por estos proyectos, implicándose con el folclore de Brasil, Argentina, Perú, Chile y Bolivia con tanta pasión y respeto que, como dijo una reseña de The Hollywood Reporter, "su actitud convenció incluso a los más reacios de que fue el mejor embajador de buena voluntad que estuvo en Sudamérica hasta la fecha".

Saludos amigos en eCartelera
3 Cine de propaganda, la historia (incómoda) de Disney

Y no es de extrañar que Disney se apasionase con la samba, la vida de los gauchos o las ruinas incas, ya que en el momento que 'Saludos amigos' empezó a producirse, los estudios de animación de Disney estaban "ocupados" por el ejército estadounidense. En 1941, apenas unas horas después del ataque japonés a Pearl Harbor, las fuerzas militares de Estados Unidos instalaron a soldados y munición en los estudios de Disney en California. ¿El motivo? La zona en la que estaba situada la factoría estaba muy cerca de la fábrica de aviones militar, lo que facilitaba cualquier labor. En ese año, se temía que las fuerzas japonesas invadiesen Los Ángeles, lo que provocó que en 1942, los estudios de Disney se convirtiesen, oficialmente, en una base militar.

No fue una época fácil para la factoría, la mitad de los animadores se alistaron al ejército y la otra mitad tuvo que dedicar la mayor parte de su trabajo a la producción de material de instrucción del ejército, así como también a películas de propaganda militar y de motivación para el público. Eso sin contar la dura huelga de animadores de 1941, que provocó una fuerte fractura en el estudio de Burbank. Durante todo el tiempo que duró la contienda para las fuerzas estadounidenses, en 1941 y 1945, Disney produjo tanto material didáctico, de instrucción y propagandístico que, sumando todo, superaba los minutos de 'Blancanieves y los siete enanitos', 'Pinocho', 'Fantasía', 'Dumbo' y 'Bambi' juntas.

Y, aunque la mayor parte de esa producción era de carácter didáctico e instructivo (los soldados memorizaban mejor cómo usar un tanque con animación que con instrucciones hechas por personas), hubo un poco de espacio para la creatividad, destacando varios cortometrajes propagandísticos que tenían humor slapstick y que protagonizaba, en su mayoría, el Pato Donald. De esta época cabe destacar 'Der Fuehrer's Face (El rostro del Führer)', protagonizada por el Pato Donald y que logró un Oscar al mejor cortometraje animado; 'Chicken Little', corto sin final feliz que advertía de las graves consecuencias que pueden traer las falsas noticias y que, por cosas del destino, en 2005 se produjo como el 46º clásico de la factoría (eso sí, con su mensaje completamente desvirtuado); y 'Reason and Emotion', cuyos personajes eran emociones, el equilibrio y la sensatez, y que fueron la fuente principal para Pete Docter para crear esa obra maestra llamada 'Del revés (Inside Out)'.

Saludos amigos en eCartelera
4 Un maravilloso viaje al sur de la frontera

Hecho ese pequeño inciso, toca volver a hablar de 'Saludos amigos'. En medio de producciones en las que la creatividad y la pasión, tan propias en las animaciones de Disney, no tenían espacio, el encargo de la CIAA se vio como un rayo de luz. Cierto es que no se podían producir películas como 'Blancanieves y los siete enanitos' o 'Bambi', pero ese viaje iniciático de Disney y El Grupo por América del Sur logró crear unos vínculos de fraternidad que nadie hubiera esperado.

Originalmente planteado como una serie de 12 cortometrajes sobre Sudamérica (Centroamérica y México no estaban incluidos explícitamente), el viaje que hicieron Disney y artistas como Frank Thomas o Mary Blair hizo que la primera tanda de cortometrajes acabara siendo estrenados conjuntamente como el sexto largometraje del estudio. Pero, ¿por qué? Muy sencillo, Disney vio que serían más atractivos si iban unidos como película, sirviendo ellos mismos como nexo de unión entre cada corto, para así mostrar en escenas de imagen real la auténtica belleza de Río de Janeiro, la Pampa argentina o los Andes.

Y, la verdad, es que sus cuatro cortometrajes fueron muy aplaudidos durante su estreno, especialmente el que cerró la cinta, 'Aquarela do Brasil'. Como ya se ha comentado antes, el Pato Donald era el personaje estrella del cine de propaganda. Cascarrabias y muy torpe, era ideal para crear empatía con el público. Por ese motivo, Donald también se convirtió en protagonista de dos de los cuatro cortometrajes, en ambos hacía el papel de turista estadounidense algo torpón que deja varios gags y momentos divertidos, todo ello con la intención de mostrar su más sincero respeto por las culturas que retratan.

Saludos amigos en eCartelera
5 Donald, un turista por Perú y Bolivia. Pedro, el avioncito chileno

El primero de los cortos de Donald es 'Donald en el Lago Titicaca', en el que se hace una detallada descripción de la vida de los habitantes que rodean el gigante lago, situado entre Perú y Bolivia y a 3.800 metros sobre el nivel del mar. En el corto, Donald acerca al público foráneo a las costumbres de los pueblos que bordean el Titicaca, mostrando a las llamas, las balsas hechas de juncos, los coloridos vestidos de las paisanas e instrumentos musicales de la zona como la quena. Quizás el más descriptivo, sirve como estupenda carta de invitación, además de mostrar con sumo respeto a la población mestiza del Perú y de Bolivia.

El segundo cambia Perú y Bolivia por Chile y la cordillera de los Andes con 'Pedrito, el avioncito' y narra cómo un pequeño avión, hijo de un importante avión de correos, debe hacer su primera entrega entre Santiago de Chile y Mendoza, en Argentina, debido a que su padre se encuentra enfermo. El camino no será fácil para él, ya que tendrá que enfrentarse a la temible Aconcagua, la montaña que preside inclemente esa zona de los Andes. Aunque la idea sobre un avioncito que debe enfrentarse a las adversidades ('Aviones' de Disney Toons no inventó nada) era una idea que los animadores de Disney tuvieron en mente antes de la producción de 'Saludos amigos', la idea se convirtió en realidad adaptada a la película, cambiando el sur de Estados Unidos por Chile. Corto agradable y con moraleja, es quizás el menos llamativo de los cuatro, en parte porque no muestra nada de las costumbres y el folclore de la zona.

Aunque Donald era ya la estrella de Disney, más que Mickey Mouse, hubo otro personaje icónico de la factoría que se sumó a la fiesta en Sudamérica, Goofy. El entrañable pero torpe personaje protagonizó el corto 'El gaucho Goofy', en el que la película lleva al público al corazón de la Pampa para mostrar la realidad de los gauchos, llamados los vaqueros de la Argentina. De hecho, ese paralelismo con los cowboys sirvió de nexo para explicar las costumbres de esa zona. A diferencia de Brasil, en la que se retrató la magia de Río de Janeiro, en Argentina se huyó de Buenos Aires y del demasiado sensual tango para acercarse a las costumbres de otra figura mítica y ya mencionada, los gauchos. Vistos con cierto aire romántico, el corto muestra las duras jornadas de trabajo de estos ganaderos con Goofy, de forma similar a la serie de cortometrajes que inició Jack Kinney en 1940 con el personaje, que explicaba de manera torpe cómo practicar deportes.

Saludos amigos en eCartelera
6 Una manera diferente de descubrir Perú, Bolivia, Chile, Argentina y Brasil

A diferencia de 'Pedrito, el avioncito', 'El gaucho Goofy' se convierte en uno de los cortos que más acerca al público a las costumbres y el folclore de un país sudamericano, ya que se mete de lleno en la vida de los gauchos, su estilo de vida, bailes, comida y vestimenta. Fue gracias al músico e investigador Andrés Chazarreta, una de las figuras más importantes de la difusión del folclore argentino.

Además de mostrar detalladamente todos los componentes de la vestimenta del gaucho, también se muestra su jornada en la doma de caballos o captura de avestruces, todo rodado de forma cómica, al igual que se ve a Goofy degustando un rico asado argentino, bebiendo mate, cantando canciones melancólicas a la luz de la luna y bailando la chacarera, un ritmo muy típico de la zona de Santiago del Estero, de donde era el profesor Chazarreta. Hecha con muchísima fidelidad, tuvo la ayuda inestimable del artista argentino F. Molina Campos, que viajó hasta los estudios de Disney en California para ayudar en la compostura de la animación. 'El gaucho Goofy' es uno de los cortos más queridos y aclamados de 'Saludos amigos' y aún en Argentina se le recuerda con cariño.

Saludos amigos en eCartelera
7 'Aquarela do Brasil', el encanto y ritmo de Ary Barroso

Aunque 'Donald en el Lago Titicaca' y 'El gaucho Goofy' fueron estupendas cartas de representación en 'Saludos amigos', la guinda la tuvo 'Aquarela do Brasil', el más aplaudido de los cuatro primeros cortos. Walt Disney y El Grupo de artistas tuvieron Río de Janeiro como primera parada de su tour sudamericano (después tocó Montevideo, Buenos Aires, la Pampa, Santiago de Chile, La Paz, el Lago Titicaca, Cuzco, Lima y finalmente, Quito, Bogotá y Caracas). Fue su contacto con Brasil el que despertó su pasión por los países de América del Sur, como se pudo ver en el documental 'Al sur de la frontera' que narra las experiencias del viaje de Disney y El Grupo y que se puede ver como extra en el DVD de 'Saludos amigos'.

'Aquarela do Brasil' vuelve a traer al Pato Donald como turista estadounidense que se deja cautivar por las costumbres y música del país que visita. Esta vez, los animadores de Disney decidieron traer otro personaje que se convertiría en una de las figuras más icónicas de esta época, José Carioca. La cotorra verde, uno de los pájaros más emblemático del Brasil, se convertía en el gran amigo de Donald y era el que haría de guía por Río de Janeiro al ritmo de la música de Ary Barroso. Es más, el corto se titula como una de las composiciones más emblemáticas de Barroso, gran figura de la música brasileña. 'Aquarela do Brasil' es pura música y fantasía, con un estilo más abstracto, lleno de ritmo. Donald pasea por las calles de Río, queda embelesado por la selva, sus exóticos pájaros y coloridas flores. Todo con ritmo de música de Barroso y de 'Tico Tico', otro tema mítico de la canción brasileña.

Saludos amigos en eCartelera
8 Un mensaje de respeto y diversidad en pleno conflicto bélico

La primera es que 'Saludos amigos' no es considerada un largometraje por una parte del sector cinéfilo. El principal motivo es su duración, 44 minutos. Por ello, es considerada un mediometraje en muchos países y dicho motivo ha provocado su eliminación en el canon de clásicos Disney en algunos de ellos, no así el caso de España, Francia, Italia o Estados Unidos donde sigue catalogada como largometraje de pleno derecho. El propio estudio y la Academia de Cine de Hollywood la legitimaron como película de larga duración, prueba de ello es que fue nominada a tres premios Oscar dentro de las categorías de largo, fue candidata a la estatuilla a la mejor canción original, a la mejor banda sonora y al mejor sonido. Aunque su duración la convierte en el clásico Disney más corto del canon, es un largometraje de pleno derecho.

Es más, 'Saludos amigos' y 'Los tres caballeros' fueron de las pocas "películas-paquete" que tuvieron estrenos en cines en varios países del mundo, suerte que no corrieron la mayor parte del resto de filmes de esa época como 'Música maestro' o 'Tiempo de melodía'. En España, 'Saludos amigos' se estrenó el 21 de agosto de 1944 en Madrid y el 28 de diciembre del mismo año en Barcelona. Es también, junto con la citada 'Los tres caballeros, las dos únicas "películas-paquete" que tuvieron reestreno en cines, algo que sólo lograban los grandes éxitos de la compañía. 'Saludos amigos' se reestrenó en 1949, mientras que 'Los tres caballeros' en 1977.

Saludos amigos en eCartelera
9 El arte de Mary Blair y cómo Disney se implicó en conocer y difundir un mensaje de fraternidad americana

También tuvo una contra-respuesta en Hispanoamérica, prueba de ello fue cuando el historietista chileno Pepo creó al personaje Condorito, tras mostrarse insatisfechos con Pedrito el avioncito. Sin 'Saludos amigos', Condorito, uno de los personajes más emblemáticos de Chile, no hubiera existido.

Además, toca destacar que gracias a 'Saludos amigos' y 'Los tres caballeros', se pudo descubrir el talento de Mary Blair, importantísima figura artística para el estudio, ya que sus diseños (que estuvieron muy influenciados por las culturas sudamericanas) hicieron que capitaneara la dirección artística de varios largometrajes de Disney como 'Música maestro', 'La leyenda de Sleepy Hollow y el Señor Sapo', 'Cenicienta', 'Alicia en el país de las maravillas' o 'Peter Pan'.

El que 'Saludos amigos' funcionase tan bien en taquilla, tanto en Estados Unidos como en países como Brasil, Argentina o Perú, fue porque Disney se tomó la Política de Buena Vecindad como una manera de conocer otras culturas y dárselas a conocer al público, sin intervenir, empapándose de las costumbres y el folclore y contando con expertos y artistas de cada país. En Río de Janeiro, Disney montó un improvisado estudio de animación para que sus artistas trabajasen con total comodidad. Al viaje no sólo fueron artistas como Mary Blair, también un animador (Frank Thomas) y un compositor (Charles Wolcott). Allí tomaron contacto con figuras artísticas brasileñas como el citado Ary Barroso, en Argentina solicitaron la ayuda de F. Molina Campos, que los recibió gustosamente en su estudios en Buenos Aires, como también contaron Andrés Chazarreta en cuestión de música popular argentina. En Perú, Disney conoció a la mítica soprano Yma Sumac, antes de que se convirtiese en la gran diva andina.

En el documental 'Al sur de la frontera', se pudo ver cómo el escepticismo inicial de las sociedades de cada país se va disipando al ver que Disney quiere conocer cada cultura, quiere implicarse. De hecho, al productor se le puede ver bailando samba, bebiendo mate, vestido con un poncho peruano e intentando bailar con los vaqueros de Chile. Ese contacto con Sudamérica, sinónimo de fraternidad y respeto, se plasmó con pasión en la película, algo que percibió el público y contribuyó a buena parte de su éxito. Sin embargo, con el paso del tiempo 'Saludos amigos' se ha visto eclipsada por su hermana 'Los tres caballeros'. Lo curioso es que 'Los tres caballeros' fue un fracaso de taquilla inicialmente y fue, con el paso del tiempo, cuando empezó a revalorizarse como obra de culto, en contra del éxito inicial de 'Saludos amigos'.

Saludos amigos en eCartelera
10 Una trilogía temática sobre Iberoamérica

Pero lo cierto es que sin 'Saludos amigos', 'Los tres caballeros' no existiría. Es más, tal fue el éxito de 'Saludos amigos', que en Disney empezaron a tener muchas ideas para hacer una trilogía temática, ya que después de 'Los tres caballeros', el estudio planeaba una película con cortos que rendían tributo a Cuba, al Perú de los Incas, Colombia y Guatemala. En plena época en la que el estudio se veía inmerso en producciones propagandísticas, sin apenas atisbo de creatividad, el explorar y difundir las culturas de varios países iberoamericanos fue un oasis de diversión y creación en la que los animadores pudieron hacer ensayos artísticos que sirvieron para la siguiente época de clásicos que empezó 'Cenicienta'.

Pese a estar reconocida por historiadores de cine y su valor, incluso en el presente, es bien valorado por expertos; lo cierto es que tanto 'Saludos amigos' como 'Los tres caballeros' han sufrido severas censuras debido a que, paradójicamente, algunas de sus escenas se consideran "adultas e impropias" para el público infantil del siglo XXI. De hecho, en la versión estadounidense de ambas películas se elimina varias referencias al tabaco, Goofy misteriosamente fuma algo invisible. Además, mucha gente en joven en redes sociales ha pedido suprimir todo referencia al alcohol también y escenas que consideran "machistas".

Saludos amigos en eCartelera
11 Un legado cinematográfico que no debe quedarse en el olvido

Aunque 'Saludos amigos' cautivó al público y la crítica de su época (el filme costó 280.000 dólares y consiguió 1,3 millones de dólares solo en territorio estadounidense), el público actual ve con cierto desprecio esta propuesta animada, especialmente al no ser un largometraje canónico como lo fueron 'Blancanieves y los siete enanitos' o 'Pinocho'. De hecho, son pocos los fans actuales de Disney que valoran esa política de buena vecindad, al verlo como un documental aburrido en el que no hay alivios cómicos ni tampoco princesas ni finales felices.

Sin embargo, el lanzamiento inicial de 'Saludos amigos' ayudó a derribar prejuicios sobre las naciones sudamericanas entre el público estadounidense, al ver ciudades modernas y cosmopolitas como Río de Janeiro o Buenos Aires, así como también ver que las tradiciones rurales no distaban mucho de las suyas propias. Más allá de políticas de propaganda o de buena vecindad, ese mensaje de fraternidad y de romper barreras es muy poderoso pero, tristemente, ha quedado oculto en la historia.

Justamente, quizás por ello, toca revalorizar tanto a 'Saludos amigos' como a 'Los tres caballeros', películas que transmitieron un fuerte mensaje de fraternidad entre países americanos y que, en una época de surgimiento de pensamientos de extrema derecha, puede servir como bálsamo contra el odio y a favor de la diversidad.

Saludos amigos en eCartelera

Según Davis, Disney dijo: "Por Dios, Marc, ¡no pienso volver a hacer una película de instrucción mientras viva!". De ahí que toque hacer un repaso a esta etapa interesante de Disney, diferente en lo creativo y en lo artístico.

Artículos recomendados

El director de 'Déjame salir' culpa a 'Emoji: La película' de acabar con su carrera

'Emoji: la película' terminó con la carrera en la interpretación de Jordan Peele ...

Comentarios

Noticias relacionadas