Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Festival de Berlín 2018, Día 5: La provocación llega con Soderbergh y la película sobre la matanza de Noruega

Antonio M. Arenas Viernes 23 febrero 2018

Parece que no puede haber festival sin su polémica. Y la que acompaña a 'U - July 22' resulta ineludible de abordar. El veterano realizador danés Erik Poppe ('La decisión del rey') ha reconstruido el atentado terrorista perpetrado en la isla de Utøya el 22 de julio de 2011 por Anders Breivik, un fanático ultraderechista que creó el pánico entre los adolescentes que se encontraban en un campamento juvenil del Partido Laborista. Hubo más de 100 heridos, 77 asesinados y 300 personas necesitaron cuidados psicológicos. Si la mera representación de este terrible suceso se antoja cuestionable a múltiples niveles, la pretenciosa decisión de plasmarlo en un único y coreografiado plano secuencia, que dura exactamente el mismo tiempo que se tardó en contener la matanza, 72 minutos, resulta altamente problemática al caer en la espectacularidad gratuita.

U - July 22

El metraje se inicia con archivo documental del primer ataque, la explosión que tuvo lugar horas antes en los edificios gubernamentales de Oslo. Grabaciones de cámaras de seguridad y material captado por dispositivos móviles sirven para situarnos con acierto en el contexto temporal. A continuación, ya en la isla, una joven deambula hasta detenerse frente al objetivo. Parece mirar y hablar a cámara, pero en realidad está llamando por teléfono a su madre. A partir de ese gesto, que rompe la cuarta pared de manera sugerente, la cámara seguirá sus pasos sin abandonarla, introduciéndonos en los minutos previos con cierta ambición formal gracias a la relación que la cámara establece con el entorno y la empática aproximación a las conversaciones entre los jóvenes, consternados por la noticia del atentado. Una sutileza que muy pronto desaparece para explotar los peores mecanismos del cine de terror found footage.

'U - July 22' representa la matanza como si se tratara de una película de género con la que sacudir e impactar al espectador más fácilmente impresionable. Desde el momento en el que la cámara, junto a un grupo de jóvenes, se agacha y esconde tras un árbol para protegerse del tiroteo, alterando su dispositivo, la película abandona cualquier posible discurso cinematográfico para entregarse a una montaña rusa de ética y moralidad difusa. Aunque intenta evitar imágenes explícitas, el director acentúa los efectos de sonido de los disparos, se recrea en la muerte de forma innecesaria, oculta información visual y limita su puesta en escena a la confusión y el ruido más efectista en el seguimiento cámara en mano a la supervivencia de su protagonista. Se podría decir que el resultado está mucho más cerca de 'Monstruoso' que de 'Elephant' o 'El hijo de Saúl', a las que ya ha sido comparada y con las que no guarda nada en común más allá de estar inspiradas en hechos reales, quedarse en el recurso del plano secuencia es una lectura aún más superficial que la propia película, carente de reflexión. Cuesta pensar que al convertir su dolor, miedo y angustia en una experiencia hiperrealista se brinde algún tipo de homenaje o recuerdo posible a las víctimas.

Unsane - Perturbada de Steven Soderbergh

Thriller psicológico rodado con un iPhone

Steven Soderbergh, otro provocador de guante blanco, ha anunciado en varias ocasiones que dejaba el cine. Y con 'Unsane' (que se titulará 'Perturbada' en España) en cierto modo podríamos decir que lo ha cumplido, se ha pasado al iPhone. Tras 'Contagio' y 'Efectos secundarios', el realizador de Atlanta se interesa de nuevo por las sombras que rodean al sistema sanitario, dando forma a un thriller psicológico con el que lanza una dura crítica a la sociedad norteamericana, ese gigantesco manicomio del que todos podemos ser sus siguientes víctimas.

Las 10 mejores películas de Steven Soderbergh

10 'The Girlfriend Experience'

Tras deslumbrar con su monumental biopic sobre el Che Guevara, Steven Soderbergh apostó por la brevedad y la experimentación. Si su anterior trabajo contaba con una duración de más de cuatro horas, su siguiente proyecto, 'The Girlfriend Experience' no llegaba a los noventa minutos de duración. En apariencia, un respiro frente a la grandilocuencia y la dedicación obsesiva; en la práctica, su mejor obra de carácter experimental hasta la fecha. Centrando su mirada en la rutina de una prostituta de lujo que combina su trabajo con una vida doméstica de lo más cotidiana, Soderbergh entrega un hipnótico artefacto de arriesgado montaje y sobria puesta en escena, reforzada por esa encantadora mezcla de fragilidad y valentía que la debutante Sasha Grey transmitía desde su interpretación.

Una decisión de casting arriesgada, recordemos que la actriz era una de las grandes estrellas contemporáneas del cine porno, que se resolvió de la mejor manera posible, con una fusión perfecta entre intérprete y personaje. Mucho más cohesionada de lo que pueda parecer, 'The Girlfriend Experience' nos muestra la versión más arriesgada del cineasta, aquella en las que las pretensiones muchas veces se le han vuelto en contra. No es el caso.

The Girlfriend Experience en eCartelera
9 'Indomable'

'Indomable' supuso una importante decepción para los amantes de la acción desenfrenada y caótica, estilo Emmerich o Bay, pero se convirtió en una experiencia más que interesante para todos aquellos que esperaban la peor versión posible de Soderbergh. Y es que todo está bien claro desde el brillante prólogo, aquí tenemos a un cineasta en la búsqueda permanente de la escena de acción perfecta, el intento de confeccionar el blockbuster vertiginoso más gélido posible.

No hay banda sonora que subraye cada golpe, no hay efectos especiales deslumbrantes, no hay fuegos artificiales que nos dejen con la boca abierta, pero a cambio tenemos peleas coreografiadas como si se trataran de la danza más sofisticada, persecuciones planificadas con maestría absoluta y una dirección de cinco estrellas. Incomprendida e infravalorada a partes iguales, 'Indomable' sigue siendo una de las mejores películas de Soderbergh por lo que tiene de sorprendente. Esperábamos un trabajo de encargo y nos encontramos con un director en plena forma.

Indomable en eCartelera
8 'Un romance muy peligroso'

La pregunta es clara, ¿podría ser 'Un romance muy peligroso' mejor de lo que es? La respuesta es contundente: NO. Soderbergh sacaba el máximo partido a una historia que, de caer en otras manos, podría haberse quedado en un entretenimiento que consigue el aprobado justo gracias exclusivamente a los giros que ofrece su trama. Sin embargo, el cineasta conseguía ir mucho más allá, diseñando un notable thriller en el que todo funciona mucho mejor de lo esperado, tanto en la forma, tan maravillosa como sofisticada, como en el fondo, con una historia de amor, intriga y acción que cumplía con todos sus objetivos.

El espectador no tiene opción al aburrimiento en ningún momento, disfrutando de una narración en constante movimiento y en la compañía de unos personajes presentados con ejemplar inteligencia y cuidado. Mención aparte merece la química entre sus dos protagonistas, George Clooney y Jennifer Lopez, complicidad y sexualidad en estado puro. Un golpe de suerte más para Soderbergh. Y de talento.

Un romance muy peligroso (Out of Sight) en eCartelera
7 'Che, el argentino'

Si vas a hacer un biopic sobre Ernesto 'Che' Guevara, hazlo en serio, pon toda la carne en el asador y entrégate a la causa al máximo. ¿Necesitas más de 300 minutos? Adelante. ¿Quieres que lo lidere la mejor versión posible de Benicio Del Toro? Tuyo es. ¿Tienes la oportunidad de contar en el reparto con, entre otros, Eduard Fernández, Jordi Mollà, Antonio de la Torre, Gastón Pauls o Julia Ormond? No te cortes. Y así, Soderbergh estructuró la visión más ambiciosa, exhaustiva y contundente sobre una de las figuras claves de la historia.

Un relato definitivo que se estrenó entre aplausos en Cannes a través de su versión íntegra, cerca de cuatro horas y media, mientras que en las salas comerciales llegó dividida en dos entregas, 'Che, el argentino' y 'Che, Guerrilla'. En ambos casos, se disfruta por igual de una propuesta que encuentra a un director fascinado por su protagonista, obsesionado con trazar el recorrido más detallado posible de una vida apasionante. Y vaya si lo consigue. Eso sí, si nos tenemos que quedar con una de sus dos partes, lo hacemos con la primera de ellas. Ejemplar.

Che, el argentino en eCartelera
6 'Efectos secundarios'

Mucha gente criticó con dureza 'Efectos secundarios' por esconder en su interior dos películas totalmente diferentes. Porque el último largometraje hasta la fecha de Steven Soderbergh es, primero, un drama sobre el poder de la depresión, un análisis de la factura que deja esta bestia sin piedad ni paciencia y, además, una denuncia algo liviana y superficial de cómo el mundo de la medicina, y especialmente la empresa farmacéutica, aprovecha esta situación para llevar a cabo su objetivo más importante, el de hacer el mejor negocio posible. Pero, asentados personajes y trama, Soderbergh decide entonces realizar un giro de 180 grados y convertir su historia en un thriller clásico, con ecos del mismísimo Alfred Hitchcock. Un cambio de fondo, que no de forma, en los que muchos vieron una oportunidad perdida por parte de Soderbergh para realizar una de sus mejores películas. Y sí, pero no.

Porque, si bien es cierto que ese primer tramo resulta especialmente logrado, con capacidad para captar la atención del espectador, sumergido en un retrato de la depresión que destaca las características más caóticas de la enfermedad, Soderbergh se nota mucho menos pretencioso, más liberado, cómo si disfrutara más de su criatura, cuando se centra en los giros de guión, en la sorpresa tras sorpresa, en el truco y la trampa, los recovecos de una historia cuyo único "pero" se puede encontrar en una resolución algo apresurada y rocambolesca, alejada de la pausa casi hipnótica que la rodeaba durante la mayor parte del metraje. ¿Que tenía un filón para rodar una sobria y elegante denuncia a la mafia farmacéutica y el juego que establece con nuestras enfermedades? Sí. ¿Qué le apetecía hacer un, igual de sobrio y elegante, thriller de toda la vida para disfrute del gran público? Pues también. Y, oye, le salió mejor que bien.

Efectos secundarios en eCartelera
5 'Traffic'

Y la Academia se rindió a Soderbergh. Doblemente nominado a Mejor Director por 'Erin Brokovich', no la busquéis en esta lista, y 'Traffic', el cineasta saboreaba en el año 2000 las mieles de los premios más importantes de la industria de Hollywood y el reconocimiento unánime de la crítica. El relato que construía esta última obra sobre el mundo de la droga y el narcotráfico a través de distintas historias ha envejecido un poco peor de lo esperado, especialmente en el terreno visual, pero su contundencia dramática y su árida crudeza para golpear el estómago y el cerebro de los espectadores, se mantiene intacta.

El Oscar a Mejor Película se le escapó en el último segundo, cayendo en las manos del 'Gladiator' de Ridley Scott, pero Soderbergh consiguió alzarse con la estatuilla a la mejor dirección gracias a su imponente labor en 'Traffic'. El reconocimiento a un cineasta que volvía a entregar un trabajo impecable tras la cámara.

Traffic en eCartelera
4 'Contagio'

Rodeado, una vez más, por un reparto espectacular, Soderbergh narra con pulso firme los días posteriores a la aparición de un virus mortal que se propaga a nivel mundial con una temible velocidad. Un punto de partida que podría haberse enfocado desde el cine de catástrofes o desde el más sentimental pero al que el director otorga un aspecto frío y cerebral, sin apenas concesiones a lo lacrimógeno, excepto en la trama, prescindible, protagonizada por Marion Cotillard o en algunos momentos, pocos, de la dedicada a Matt Damon. Lo importante en 'Contagio', en cualquier caso, son los días de después, la capacidad de las personas para soportar el temor tras cada vaso, plato, pomo o contacto que se pueda producir con el prójimo. Soderbergh, otorgando todo el protagonismo de su película a sus personajes, los observa desde la óptica tenebrosa del virus, del pánico más pausado, impulsivo y humano posible. Cada una de las historias que se entrelazan esconde un motivo, una finalidad distinta por encima de la salvación individual, ya sea la protección de una hija, el aplauso del mundo o la felicitación de un padre.

'Contagio' podría haber sido muchas películas diferentes pero se conforma con ser una global, repleta de miedos tan primarios como universales. Es difícil saber el modo en el que reaccionaría cada uno de nosotros ante una situación como la que se nos presenta pero, lo que está claro, es que no se podía contar una historia así de un modo más realista y con tanta capacidad para la identificación con alguno de sus personajes. En definitiva, Soderbergh hiela la sangre a través de los ojos de un virus que no conmueve el corazón pero que sí ataca al cerebro, los sentidos, tejiendo una tela de araña en la que es sencillo entrar pero muy difícil salir. Uno de sus mejores trabajos.

Contagio en eCartelera
3 'Ocean's Eleven'

La relación entre la taquilla y Soderbergh no ha sido nunca especialmente intensa. Mientras la inmensa mayoría de la crítica se rendía película a película ante el talento del cineasta, el público nunca terminaba de responder con excesiva pasión. Hasta que llegó 'Ocean's Eleven', remake de la película homónima de 1960 en la que un grupo de once delincuentes se ponen manos a la obra para redondear el golpe perfecto, desplumar a la vez tres de los casinos más importantes de la ciudad de Las Vegas. Si buscamos razones para su éxito mundial, la respuesta fácil y evidente sería citar a su reparto.

Y es que contar con, atención, Brad Pitt, George Clooney, Matt Damon, Julia Roberts, Casey Affleck, Don Cheadle y Andy Garcia, es jugar sobre seguro, con infinitas garantías. Pero es que además Soderbergh volvía a entregarse en cuerpo y alma, elevando al infinito su capacidad para entregar el espectáculo más elegante posible. Todo en su dirección es vibrante, juguetón, divertidísimo. Uno es plenamente consciente de que se lo está pasando bomba en esta historia repleta de sorpresas, carisma y diversión. Rozando el entretenimiento perfecto con la punta de los dedos.

Ocean's Eleven (Hagan juego) en eCartelera
2 'Behind the Candelabra'

De primeras, la combinación de Steven Soderbergh y HBO, ya pone los dientes largos. Por eso, cuando se anunció que el proyecto que el director planeaba llevar a cabo en 2013 era una película destinada a su emisión en el canal estrella de la televisión de las últimas décadas, la impaciencia se adueñó por completo del lugar. Sin embargo, en el momento en el que se detalló que la propuesta, 'Behind the Candelabra', sería un biopic sobre Liberace, una de las estrellas más delirantes y extravagantes de la historia del mundo del espectáculo estadounidense, algo no terminaba de encajar. Pero, claro, hablamos de Soderbergh, por lo que nunca se puede contar con la evidencia. Y, evidentemente, nos volvimos a equivocar con nuestras inquietudes y nos dimos de bruces con una de las mejores obras de la carrera del director.

Un trabajo deslumbrante en su factura técnica, algo que siempre se da por hecho con Soderbergh, pero más emocionante que ninguna de sus películas anteriores, capaz de llevar al espectador hasta ese punto tan ansiado en el que la sonrisa y la lágrima se descubren de manera simultánea. Todo ello no sería posible sin las interpretaciones de Matt Damon, y especialmente, de Michael Douglas, impresionante en uno de esos trabajos que dejan huella. En definitiva, uno de los mejores biopics de los últimos años de la mano de un Soderbergh deslumbrante.

Behind the Candelabra en eCartelera
1 'Sexo, mentiras y cintas de vídeo'

Digamos que hay peores maneras de empezar una carrera que con una Palma de Oro en el Festival de Cannes, el premio del público en Sundance y una nominación al Oscar en la categoría de Mejor Guión. Pero es que el primer largometraje de Soderbergh, 'Sexo, mentiras y cintas de vídeo' sigue siendo uno de los debuts más redondos de las últimas décadas. Y el impacto es aún más contundente si pensamos que se trata de una película escrita en poco más de una semana, rodada y montada en dos meses y con un presupuesto que no llegaba a los dos millones de dólares. Ah, y Soderbergh, que se encargaba del impresionante guión y de la fascinante dirección, no llegaba a los treinta años.

Factores que elevan, aún más si cabe, el valor de una obra maestra marcada por diálogos de oro, interpretaciones de primer nivel y alguna de las escenas más inquietantes y hermosas que nos ha regalado Soderbergh a lo largo de su carrera. Impecable de principio a fin. El mejor inicio posible para una carrera única. Y su mejor película hasta la fecha.

Sexo, mentiras y cintas de vídeo en eCartelera

Según el propio Soderbegh, la decisión de rodar con un iPhone se debe a su necesidad de alejarse de las grandes producciones cinematográficas, con el fin de trabajar junto a un equipo más reducido y con mayor libertad. Pero además de ese motivo, utilizar la óptica de un dispositivo móvil conlleva unas implicaciones técnicas que condicionan el resultado final y que sabe aprovechar. La puesta en escena resulta alterada y las imágenes provocan un considerable extrañamiento, llegando a producir aberración visual según el encuadre, algo que en este caso ayuda a crear la atmósfera idónea para jugar con la dualidad del punto de vista de su protagonista (Claire Foy), una joven traumatizada por un acosador que decide entrar de manera voluntaria en un centro psiquiátrico.

Unsane - Perturbada de Steven Soderbergh

Resulta digno de mención cómo el director de 'Ocean's Eleven' es capaz de crear su particular 'Shock Corridor' (Samuel Fuller, 1963) con los mínimos elementos escénicos y un notable uso del montaje, demostrando estilo en cada decisión. Aunque bien sea cierto que la ambigüedad de su planteamiento (¿es todo real o son imaginaciones suyas?) se diluye demasiado pronto, el atrevimiento en tiempos de #MeToo con el que retrata el trauma su protagonista y la denuncia a la lobotomización del sistema están presentes a lo largo de la trama, que definitivamente abraza los clichés para entregarse al entretenimiento de serie B. Y no podemos reprochárselo.

Artículos recomendados

Todo lo que sabemos de la novena película de Quentin Tarantino

Todo lo que sabemos de la novena película de Quentin Tarantino

Comentarios

Noticias relacionadas