Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Andrew Haigh ('Lean on Pete'): "Todo lo que hacemos es para intentar no estar solos"

Pedro J. García Jueves 17 mayo 2018

En 2011, el británico Andrew Haigh se convirtió en promesa del cine con su segundo largometraje, 'Weekend', drama romántico gay que no tardó en ganarse el título de película de culto, especialmente dentro de la comunidad LGBT.

Tras su participación en otra historia protagonizada por homosexuales, la serie de HBO 'Looking', el director presentó '45 años', film que confirmaba su talento tras las cámaras y le valía una nominación al Oscar a mejor actriz para su protagonista, Charlotte Rampling. En su nuevo film, 'Lean on Pete', Haigh vuelve a virar su mirada para contar la desgarradora historia de Charley (Charlie Plummer), un adolescente abandonado que se embarca en un viaje junto a un caballo de carreras robado para encontrar a su tía.

Andrew Haigh

A su paso por Madrid para presentar la película, Haigh ha concedido una entrevista a eCartelera, en la que nos ha contado, entre otras muchas cosas, por qué 'Lean on Pete' no es la película que esperamos. También le hemos preguntado por sus próximos proyectos y el estado actual del cine LGBT. Os dejamos con la conversación.

eCartelera: En cierto modo, 'Lean on Pete' se aleja de sus anteriores películas, que trataban sobre parejas y amor romántico. ¿Qué le atrajo de la novela de Willy Vlautin?

Andrew Haigh: Me regalaron la novela hace seis o siete años. La leí y me encantó la historia, el personaje de Charley, su resistencia, la soledad y el abandono que sufre en el mundo, y cómo se enfrenta a ello, así como la búsqueda que lleva a cabo. Creo que en muchos sentidos, aunque sea definitivamente muy diferente a mis anteriores trabajos, indaga en temas e ideas similares. Solo que mientras que los problemas que atravesaban los personajes de '45 años' y 'Weekend' eran más cerebrales, es decir, intelectuales o existenciales, los de Charley son más esenciales: necesita comer, que lo cuiden, un hogar... Y todo eso me pareció fascinante.

eCartelera: Ha contado historias ambientadas en Estados Unidos antes ('Looking'), pero se podría decir que esta es su primera película puramente norteamericana. Como realizador británico, ¿cómo se aproximó a los diferentes aspectos culturales o sociopolíticos específicos de Estados Unidos? ¿Fue difícil?

Andrew Haigh: No lo creo. Cuando haces una película, tienes que investigar, mantener los ojos bien abiertos y mirar a tu alrededor. He pasado mucho tiempo en Estados Unidos, viví allí unos cinco años. He recorrido gran parte del país, he hecho muchos viajes en carretera. Antes de hacer esta película, pasé cinco meses viajando por el país, y escribí el guion mientras realizaba el recorrido que hace Charley en la novela. Cuando haces eso y después incorporas los pequeños detalles de la vida que te encuentras en el camino, puedes conseguir que sea auténtico.

eCartelera: Es decir, se trata de una película muy personal, ya que se puso a sí mismo y sus experiencias, en ella.

Andrew Haigh: Sí. Creo que tengo que hacerlo. De ahí que me crease tanta ansiedad, porque te implicas mucho personalmente. Hacer cine es difícil, y si no siento que me estoy volcando a mí mismo en la película, entonces no merece la pena.

Charlie Plummer y Andrew Haigh en un descanso del rodaje de 'Lean on Pete'

eCartelera: Charlie Plummer es una revelación absoluta. Lleva el peso de la película sobre sus hombros y está extraordinario. ¿Cómo fue el proceso de dar forma al personaje junto a él?

Andrew Haigh: Hablamos mucho. En primer lugar, te centras en lo que está escrito en el guion, empiezas por ahí, obviamente. Pero le dimos muchas vueltas a la historia, hablamos sobre las motivaciones de Charley, lo que necesitaba... Charlie es un chico muy inteligente, creo que lo entendió todo muy profundamente, así que fue una experiencia muy agradable. Es un gran actor.

eCartelera: Al ver la película, el papel de Charley parece muy exigente física y psicológicamente. Echando la vista atrás, ¿siente que se arriesgó demasiado?

Andrew Haigh: Definitivamente. Estaba muy asustado al principio, cuando estábamos haciendo el casting. Sabía que si no encontraba al actor adecuado, la película no funcionaría. Si la persona elegida no era lo suficientemente buena, sería un desastre. El papel fue duro para él. Fueron siete semanas y media de rodaje, una temporada muy larga, y él trabajaba todos los días, porque sale en cada una de las escenas de la película. En la medida de lo posible, filmamos la historia cronológicamente, y conforme avanzaba, se volvía cada vez más duro para él. Creo que acabó muy cansado.

eCartelera: En 'Lean on Pete' usted parece evitar el sentimentalismo, así como lo clichés que se suelen encontrar en las películas sobre un chico y su amigo animal. ¿Cómo contó una historia tan emotiva si recurrir al almíbar? ¿Cómo se halla ese equilibrio?

Andrew Haigh: Lo haces desde que inicias el proyecto. Se trata de hacer elecciones: el tipo de interpretación que quieres, dónde pones la cámara, si quieres usar mucha música o no, si quieres primeros planos... A medida que avanzaba el rodaje, cada vez que me parecía que podía caer en lo sentimental, me paraba a pensar e intentaba encontrar la manera de que evitarlo. Además, no soy un director muy sentimental. No me desagrada ver ese tipo de películas, pero a mí no me gusta hacerlas, así que siempre intento cambiar de dirección para alejarme de eso.

eCartelera: Lo que me pareció especialmente refrescante es que Pete no es un caballo adorable con características humanas, es simplemente un animal, lo que hace que la historia sea más realista y natural.

Andrew Haigh: Absolutamente. Era imprescindible que el caballo fuera solo un caballo, y hacer que fuera algo más que eso sería falso. No quería que la audiencia lo mirase y pensara que estaba entendiendo a Charley. Es solo un caballo al que están paseando, del que están tirando a través del desierto o que está compitiendo en carreras. Muchas películas tratan de convertir esa relación en algo más, pero yo no estoy interesado en ese tipo de cosas.

Pete y Charley

eCartelera: Por curiosidad, ¿vio alguna de esas películas sobre caballos, como 'War Horse (Caballo de batalla)' o 'Seabiscuit, más allá de la leyenda', para prepararse?

Andrew Haigh: La verdad es que no. Lo único que vi fueron algunas de las escenas de carreras en 'Seabiscuit', y yo sabía que no quería que mi película fuera así. No trata sobre la emoción de la carrera, sino sobre las reacciones de Charley a la carrera. Tomé esa decisión al principio, y es difícil porque la gente que trabaja en este tipo de producciones te dice constantemente "necesitamos planos detalle de los cascos" o "necesitamos esta otra cosa", y yo decía siempre que no. Se trataba de alejarse de la forma más tradicional de contar una historia como esa.

eCartelera: Charley se encuentra en su viaje con diferentes personas, interpretadas por estrellas como Steve Buscemi, Chloe Sevigny o Steve Zahn. Cada uno añade capas a su historia, pero tienen muy poco tiempo en pantalla. ¿Cómo se aseguró de sacar el máximo provecho de ellos?

Andrew Haigh: Sí, son papeles muy pequeños. Se trataba de escribirlos de manera que estuvieran bien definidos y fueran multidimensionales, y luego elegir actores que yo sintiera que podrían darles la vida necesaria en determinados momentos, que dieran la sensación de que esos personajes ya existían antes y seguirían existiendo después. Me gusta que en la historia aparezcan y cuando se marchan, ya no regresan, ya no volvemos a verlos. Eso no es muy frecuente, porque lo normal sería que, si tienes a Steve Buscemi en tu película, vuelva a salir, o que vaya detrás de Charley. Pero me encanta que aparezca, desempeñe su rol en la historia y desaparezca.

Charlie Plummer y Steve Buscemi

eCartelera: Esto hace que la película tome una estructura más bien episódica. ¿Sacó esto del libro? ¿Qué cambios hizo?

Andrew Haigh: Sí, definitivamente sale del libro. La novela es más larga, se centra más en el hipódromo y Charley se encuentra con mucha más gente en su viaje. Por ejemplo, va a parar a un hogar de acogida para niños en el que conoce a personajes muy interesantes, pero no puedes meterlo todo, porque tendrías que hacer dos películas. Se trataba de decidir cómo delimitarlos, cómo abordar la estructura episódica y cómo hilar la historia de Charley en ella, porque es él quien nos guía a través de todas esas historias.

eCartelera: En la película hay varias escenas muy potentes con los caballos. ¿Se encontró con algún reto especialmente difícil trabajando con animales?

Andrew Haigh: Algunas de las escenas de carreras fueron complicadas, porque no teníamos mucho presupuesto, así que no puedes repetirlas una y otra vez. Tienes dos intentos, por lo que no hay mucho margen para conseguir la toma perfecta. Y por otro lado, las escenas con el caballo hacia el final del viaje también fueron especialmente difíciles. Hubo problemas técnicos, pero el caballo estaba muy bien entrenado, así que no fue tan mal como esperaba.

eCartelera: Echando la vista atrás en su carrera, ha contado historias sobre treintañeros, personas de más de 60 y ahora un adolescente. ¿Se ha propuesto explorar todas las etapas de la vida con su cine?

Andrew Haigh: (Se ríe). Puede que un poco sí. Pero quizá, lo que estoy intentando explorar es cómo, en todas las etapas de nuestra vida, estemos donde estemos, todos compartimos básicamente los mismos deseos, sentimientos y motivaciones. En estos momentos hay una sensación de aislamiento y desconexión, pero la realidad es que en el fondo todos somos iguales y queremos las mismas cosas. Así que lo que me gusta hacer es adentrarme en situaciones diferentes para mostrar lo mucho que nos parecemos todos.

eCartelera: Esa precisamente iba a ser mi siguiente pregunta. Siento que, a pesar de las diferencias entre los protagonistas, sus películas tienen un tema en común que las unifica: la soledad y la búsqueda de afecto y conexión. ¿Lo ve así?

Andrew Haigh: Sí, estoy de acuerdo. Creo que todo el mundo busca eso, y todo lo que hacemos es para intentar no estar solos. Aunque la soledad no es siempre mala, a veces la necesitamos, a veces necesitamos aislarnos y tiempo para reflexionar. Pero lo importante son los retos que esto conlleva, cómo los superamos y cómo estamos dispuestos a abrirnos a alguien y dejar que nos hagan sentir menos solos, que nos protejan. No es tan sencillo como "estamos solos y no queremos estarlo", es algo muy complejo.

'Looking' (2011)

eCartelera: Parece que estamos atravesando un momento de esplendor para el cine LGBT. ¿Cómo cree que ha cambiado el panorama en los siete años desde que estrenó 'Weekend'?

Andrew Haigh: Ha cambiado mucho. Es increíble que películas que antes no funcionaban bien ahora llegan a los Oscar, ganan premios y pueden ser vistas por un público más amplio. Pero creo que sigue habiendo una lucha por contar un tipo concreto de historias gay, y eso siempre va a suponer un reto. Las que llegan lejos probablemente tienen que ser sobre la naturaleza universal del amor. Si las historias van sobre eso, entonces pueden tener éxito. Dicen "el amor es igual para todos", pero lo cierto es que a veces, para mí, la experiencia gay es muy diferente a la heterosexual, y esas historias todavía lo tienen difícil para hacerse y que sean vistas.

eCartelera: Después de 'Looking', una de esas historias diferentes sobre la experiencia gay, vuelve a la televisión con 'The North Water', también una adaptación. ¿Qué nos puede contar sobre este proyecto?

Andrew Haigh: Está ambientada durante una expedición de caza de ballenas en el Ártico alrededor de 1850. Conceptualmente es un tipo de historia muy diferente para mí, es mucho más grande y plantea numerosos retos técnicos, pero creo que en el fondo sigue tratando temas similares, solo que desde una perspectiva muy diferente. Me interesa mucho explorar la masculinidad y la lucha que puede conllevar intentar existir dentro de sus parámetros. Es una historia únicamente sobre hombres, no hay ninguna mujer, solo hombres en un barco, lo cual me resulta muy interesante, a pesar de que, en el momento actual que vivimos, la gente me dice que tengo que incluir mujeres. Mi respuesta es que precisamente esa es la clave, que es una historia sobre hombres, sobre la debilidad del hombre, los defectos de la masculinidad y lo destructiva que puede ser. Creo que es un proyecto interesante.

eCartelera: ¿Algún otro proyecto en el horizonte?

Andrew Haigh: Estoy trabajando en dos películas de las que no puedo hablar todavía. Están en fase inicial y todavía no han sido anunciadas. Son muy diferentes entre sí. Una de ellas es pequeña, como las anteriores, y tengo muchas ganas de hacerla. No estoy necesariamente interesado en hacer películas cada vez más grandes, lo más importante es que la historia me interese, eso es en lo que me centro.

eCartelera: Finalmente, y volviendo a 'Lean on Pete', ¿qué puede decirle a nuestros lectores sobre lo que se van a encontrar en la película y por qué deberían verla?

Andrew Haigh: Creo que deberían verla porque probablemente no sea lo que esperan. Cuando piensas en una película sobre un chico y un caballo, te haces una idea concreta y unas expectativas de lo que vas a ver, pero esta no es "esa" película, para nada. Para mí, como espectador, siempre es emocionante ir a ver una película pensando que es una cosa y encontrarme con algo muy, muy diferente. Esa sería una buena razón para verla.

Artículos recomendados

Tráiler de 'Destination Wedding', el reencuentro de Keanu Reeves y Winona Ryder

Tráiler de 'Destination Wedding': Winona Ryder y Keanu Reeves se reúnen para enamorarse

Comentarios

Noticias relacionadas