Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Goya 2011: 'Pa negre', la ganadora que casi nadie vio y pagamos todos

Laura Sande Lunes 14 febrero 2011

Ayer Álex de la Iglesia afirmó en su discurso que el cine español necesita un nuevo modelo de mercado que tenga en cuenta a todos los implicados, como respuesta a la aprobación de la ley Sinde. La gran ganadora Goya 2011, 'Pa negre', pone de manifiesto todas las carencias de nuestro cine y el flaco favor que el manipulador texto del Ministerio de Cultura está haciendo por devolver los espectadores a las salas.

El cine que vive del Estado

La semana pasada Rentrak ofrecía unos resultados provisionales sobre la recaudación cinematográfica, que confirmaban el mal estado de forma del cine patrio. Sólo 70 millones de euros de los 655 recaudados en 2010 corresponden a producciones españolas, una caida abismal frente al 16% obtenido en 2009. La cifra es aún más preocupante si tenemos en cuenta que el Fondo de Protección a la Cinematografía ha dedicado 89.39 millones de euros a ayudas para el sector, lo que supone una brecha de 20 millones de euros entre lo invertido y lo generado.

España produce al año más de 100 películas de las cuales sólo varias decenas llegan a la boca de la gente y algunas elegidas logran superar su recaudación. Este año tenemos el ejemplo de 'Tres metros sobre el cielo', con casi 9 millones de euros recaudados, o 'Los ojos de Julia', con 6.8 millones, cintas que han llevado a los espectadores al cine y que han logrado generar dinero frente a las producciones extranjeras. Pero ¿qué sucede con el resto de cintas?

Pa Negre gran ganadora de los Goya 2011
'Pa negre' es el mejor ejemplo del cine español actual, que frente a la crisis económica de nuestro país sigue respirando gracias al esfuerzo de todos los contribuyentes. La cinta de Agustí Villaronga es todo un éxito de crítica, pero las críticas no generan dinero. 4 millones de euros ha costado producir este retrato de la posguerra en la Cataluña rural, de los cuales el 82% proviene de fondos y préstamos públicos. Tal y como descubre esta mañana el diario Expansión, la productora Massa D'Or Produccions puso medio millón de euros que sumados a los 200.000 de ventas internacionales completan el presupuesto no público de la cinta.

Televisión española, la cadena pública sin anuncios, ha pagado un millón de euros por los derechos de emisión y TVC 200.000 euros; el Instituto de Cinematografía y de las Artes Audiovisuales ha invertido 500.000 euros y otorgado un crédito de 700.000 euros y el Institut Català de les Indústries Culturals otro por valor de medio millón. El presupuesto se cierra con otro medio millón de la Televisión de Catalunya como coproductora de la cinta.

La otra cara de la moneda es la cifra de recaudación, ya que la ganadora de 9 Goyas aspira a acumular un millón de euros en taquilla, es decir, una cuarta parte de su presupuesto. Pero lo más preocupante no es sólo eso, sino que su presencia en cines ha sido mínima, muchas ciudades no la han visto en su cartelera, es decir, que aunque quisieramos pagar por verla, no podríamos.

La ley Sinde, la salvación del cine español

Hace algunos años nos decían que el problema del cine español eran las películas americanas, que los espectadores sólo vamos al cine a ver superproducciones de acción. Ahora el nuevo objetivo es Internet y las descargas ilegales, un gran problema cuya única solución que encuentran los creadores de este país es prohibir.

Volvamos al caso de 'Pa negre'. Siguiendo las deducciones de la ministra Sinde, resulta que todos los espectadores se encuentran en sus casas descargándose la cinta de Villaronga. Error. La cinta no está disponible en muchos de los portales más conocidos de descargas, incluyendo Películas Yonkis, división cinematográfica de la web de series online que citan casi todos los medios para hablar de las descargas ilegales. Si se molestaran en consultar las páginas líderes en nuestro país de recomendación de películas, recurso usado por muchos cinéfilos, verían que el impacto de ganadora de los Goya es mínimo en comparación con sus contrincantes en los premios y que se acercan en presupuesto: 'También la lluvia' (5 millones de euros), 'Balada triste de trompeta' (6 millones de euros) y 'Enterrado' (2.2 millones de euros).

Si hablamos de recaudación la diferencia también es notable. La película de Icíar Bollaín ya supera los 3 millones de euros, la de Álex de la Iglesia ha pasado los 2 millones y la de Rodrigo Cortés ha recuperado su presupuesto sólo en nuestro país, acumulando más de 12 millones de euros en todo el mundo.

Cara de Angeles Gonzalez Sinde y Leire Pajin en los Goya 2011

Al limitado estreno de 'Pa negre' se suma otro de los grandes males del cine español: la publicidad. Mientras carteles de Mario Casas han copado paradas de autobús, las producciones menos aventajadas de nuestro país reducen cada vez más su presupuesto dedicado a promoción, esperando que el boca a boca o una buena crítica logren llevar masivamente a los espectadores al cine.

Pagamos por lo que no vemos

Servidora siempre ha sido defensora del cine español y de la pluralidad de géneros. Aunque comedias como 'Fuga de cerebros' o cintas de terror como 'El orfanato' supongan las mayores recaudaciones de nuestro cine, no podemos limitar el abanico de posibilidades a los blockbusters patrios y ayudar a los nuevos creadores jamás será un error.

Sin embargo, el sistema estatal de ayudas demuestra año a año que no funciona. En 2009 se dedicaron 87.150.000 euros a ayudas para el sector cinematográfico, incluyendo subvenciones para largometrajes, financiación de cortos y ayudas para distribución o conservación de soportes. La cifra supone un 14.22% más respecto a 2008, cuando se dedicaron 76.300.000 euros.

El tiempo de producción de una cinta en nuestro país es mucho mayor que en Estados Unidos, por lo que para analizar qué ha pasado con las cintas subvencionadas es mejor remontarnos a 2007. Aquel año el presupuesto fue de 65.922.000 euros y 50 de ellos fueron para amortizar largometrajes. Entre las agraciadas estaban 'Antes de morir piensa en mi', 'La casa de la luz' y 'Estigmas'. Cada una de ellas se llevó 400.000 euros, pero ¿cuántas conocemos? Si queréis comprobarlo vosotros mismos no tenéis más que visitar las Memoria de ayudas a la cinematografía del Ministerio de Cultura.

Ayudas al cine español

Todas estas cifras ponen de manifiesto que estamos pagando por crear películas que ni siquiera tenemos la oportunidad de ver. Películas que se quedan por el camino y cuyos presupuestos financiados por el Estado no parecen tener que rendir cuentas ante nadie. Lo más preocupante es que seguimos dando dinero a productores que no logran una respuesta del espectador, es decir, que tras un fracaso en taquilla volvemos a apostar por alguien que ya ha tenido su oportunidad y no la ha aprovechado. ¿Cómo no van a aprobar una ley para seguir viviendo a costa de las ayudas?

Siempre digo que el problema del cine español es muy complejo y cada parte tiene su visión, pero sin una buena ración de autocrítica nuestros creadores continuarán ganándose el descontento del público. Muchas son las posibles soluciones y el Ministerio de Cultura, con una visión más partidista e interesada que nunca, ha optado por la simple prohibición, que no es más que una cortina de humo de cara a todo lo que se está haciendo mal y que encima vulnera los derechos de las personas, traspasando el poder de aplicar la ley de un juez a una de las partes implicadas.

Así que si los más de 4 millones de parados en España no pueden permitirse ir al cine, ¿por qué el Estado se gasta semejantes presupuestos en películas fantasma? ¿Es la solución Internet? ¿Son el problema las descargas ilegales? ¿Es el cine español de mala calidad? Sí y no, esa es la respuesta a todas estas preguntas, pero lo más importante es que hablemos de ello y busquemos soluciones, todas las partes, porque como dijo ayer Álex de la Iglesia: "la discusión no es en vano, no es frívola y no es precipitada".

Artículos recomendados

Goya 2011: Sinde y De la Iglesia, dos butacas juntas por conveniencia

Goya 2011: Sinde y De la Iglesia, dos butacas juntas por conveniencia

Comentarios

Noticias relacionadas