Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Así se rueda 'La Trilogía del Baztán' en Elizondo, primera vez que una saga española produce dos películas a la vez

Ana Bravo Jueves 06 diciembre 2018

Otoño en Navarra y Elizondo nos recibe con una subida de temperatura que nos permite disfrutar (no sin un frío que te cala los huesos por la humedad proveniente de su río, tal como cuentan los libros) de su ambiente, del rodaje que se da lugar en el pueblo y de poder charlar con parte principal del equipo que lo componen: Dolores Redondo (escritora y madre de la historia), Fernando González Molina (director de esta trilogía), Marta Etura (Amaia Salazar), Leonardo Sbaraglia (el juez Markina) y Carlos Librado "Nene" (Jonan) y Antón Laguna (uno de los directores de arte del film).

En pleno corazón del valle del Baztán y a 57km de Pamplona está teniendo lugar el inaudito rodaje de dos cintas al mismo tiempo: 'Legado en los huesos' y 'Ofrenda a la tormenta', las novelas que Dolores Redondo escribió centrándolas en el pueblo que visitamos. Aunque, tal y como la propia autora nos confesó, no escribió estas historias pensando en el cine (de hecho una de las escenas más difíciles de producir coincide con nuestra visita al rodaje), el pequeño y encantador pueblo que sirve de capital al valle del Baztán se ha visto invadido para llevar a imágenes las dos próximas películas de la saga protagonizada por Amaia Salazar.

rodaje baztán

Al llegar puedes observar cada lugar en el que se localizan algunas de las escenas de 'El guardián invisible' (como por ejemplo el puente, el cual protagonizará otras tantas en el futuro), lo que ha convertido a Elizondo en un gran atractivo turístico (para bien o mal de a quien le preguntes allí). A nuestra llegada el equipo aún se encuentra preparando lo que será la emulación del paso de una enorme inundación como las que en ocasiones ha sufrido esta pequeña población.

Superproducción española

Con unas 95 localizaciones y 120 decorados distintos, este ambicioso proyecto conllevará unas 19 semanas de rodaje (comenzó a finales de agosto en Barcelona y aún cuenta con varias semanas de trabajo por delante) y será el primero en España en aunar la grabación de dos cintas al mismo tiempo. Todo ello capitaneado por Fernando González Molina ('Palmeras en la nieve', 'El guardián invisible') con guion de Luiso Berdejo, encargado de adaptar de nuevo la obra de Redondo. Producen Atresmedia Cine y Nostromo Pictures, encargándose DeAPlaneta de la distribución del film.

rodaje baztán

Mientras acaban de organizar esta escena, Dolores Redondo, casi una más del pueblo como dice sentirse ella, nos cuenta sobre curiosidades de la zona, inundaciones históricas, el edificio del casino, las referencias con las que contó para su 'Trilogía del Baztán' o cómo valora la fuerza de este pueblo donde "la gente vuelve a construir cuando se destruye" (en referencia a las riadas que han vivido con anterioridad y de las que siempre se reponen). También nos habló de sus futuros proyectos (se encuentra inmersa en el proceso de desarrollo de la adaptación a la gran pantalla de su novela 'Todo esto te daré', que comenzará a rodarse el año que viene en Galicia) o de cómo espera con ilusión la resolución de su candidatura al Tambor de Oro de San Sebastián 2019.

Tras el photocall, en el que desfilaron Redondo, González Molina y tres de las principales caras del film (Marta Etura, Leonardo Sbaraglia y Carlos Librado) pudimos entrevistarles para que compartieran con nosotros sus impresiones sobre esta trilogía, además de anécdotas, puntos de vista y detalles sobre su participación en la misma.

No sólo thriller

González Molina fue el primero en sentarse con nosotros para hablarnos del trayecto de 5 años que conlleva una trilogía tan ambiciosa como ésta, y del complejo proceso que están llevando a cabo para rodar dos películas a la vez. Con 12 semanas de preproducción, la película comenzó a ser rodada en agosto en Barcelona donde se grabaron parte de los interiores, para, a principios de noviembre, mudarse a Elizondo. Aunque el rodaje finaliza dentro de unas semanas, seguirán trabajando en la película hasta febrero.

González Molina nos indicó que "gran parte de la película está en su fotografía", de quien se encarga Xavi Giménez esta vez, "centrada en generar una sensación atmosférica difícil de contar en palabras" y que debe acompañar a la protagonista. Para ello, y aunque cada película de la saga irá siendo más oscura a nivel narrativo, a diferencia de la película anterior, la imagen no será tan opresiva sino que acompañará la nueva luz que para Amaia Salazar está siendo la maternidad y la fuerza para sanar sus heridas que ésta le aporta (aunque desgraciadamente a más luz para este personaje, más fuerte será la oscuridad que le aceche).

rodaje baztán

González Molina quiso recalcar cómo "aunque las películas tienen toques de thriller, para él son historias de aventuras con toques dramáticos y fantásticos centradas en su protagonista" (Etura aparece prácticamente en cada escena de las 235 que conforman los dos films), comparando un poco el tono con el del viaje de la saga de 'El código Da Vinci'. En cuanto al uso de la mitología, el film se sumergirá de nuevo en personajes fantásticos vascos que servirán de metáfora y telón de fondo. En palabras del propio Molina la trilogía será "un viaje oscuro y profundo" que se abre en círculos concéntricos y que irán retorciéndose para ir volviéndose una historia cada vez más grande, hasta que "la última película sea casi una ópera que da fin a la trilogía, lo que se traduce en complejidad". En cuanto a la selección de Sbaraglia como el juez Markina, consideraron idóneo al actor argentino tras un año de castings, gracias a su química con Etura, su atractivo y su capacidad para retratar a este personaje lleno de claroscuros.

Redondo nos confesó que, cuando su novela 'El guardián invisible' aún no había sido publicada, vendió los derechos para la adaptación cinematográfica por 2.000€ únicamente, debido a la situación precaria en la que se encontraba (el productor de la saga 'Millenium', Peter Nadermann, fue el interesado en esta historia con aires de thriller nórdico ambientada al norte de nuestro país y con una poderosa protagonista rodeada de misterio). La autora nos indicó que aunque ella no tiene una parte importante en la creación de la versión cinematográfica de su novela sí es consultada para ciertas cosas, por lo que se siente muy afortunada. También nos indicó lo encantada que estaba con las nuevas incorporaciones, ya que se declara fan de Imanol Arias desde 'Anillos de Oro', y aunque en principio el acento argentino de Sbaraglia le chocó, la química entre Sbaraglia y Etura le acabó de convencer.

rodaje baztán

Redondo también nos contó cómo su novela habla no sólo de elementos puros del género negro (como la denuncia social), sino también temas de otros géneros como la familia o la mitología como razón de fondo del crimen. Y antes de despedirse de nosotros nos indicó que está escribiendo un nuevo libro del cual no quiso contar mucho, pero por su tono pareciese que estuviera relacionado con 'La trilogía del Baztán', aunque sólo sea en el género de la obra.

Hablan sus protagonistas

Cuando llegó el turno de Marta Etura no faltaron las preguntas sobre su trabajo con el personaje de Amaia, que, como ella, vive una reciente maternidad (lo que le ha hecho llevarse consigo a su familia al rodaje para poder compaginar ambas facetas). Etura, que ya tenía un gran bagaje con su personaje en el primer film, estuvo dos meses ensayando con el director para ponerse en la piel de Amaia Salazar, en "un proceso emocional y físicamente duro" pero "gratificante como actriz". El personaje, según la propia Etura, está muy definido por su trabajo como policía, ya que "quiere cuidar de aquellos que son vulnerables, [...] quiere luchar contra el mal. [...] Ser madre le ha dado fuerza, pero sus conflictos son más fuertes".

rodaje baztán

Etura comentó también su trabajo con Sbaraglia, con quien dijo conectar desde el principio, y cuyos personajes sienten cierta tensión, respeto y atracción mutua, debido a la parte oscura con la que convive Amaia y que puede ver en Markina (aun amando a su marido, quien posee un halo mucho más luminoso).

Tras Etura llegaron juntos Carlos Librado y Leonardo Sbaraglia (con un termo para el mate y su bombilla, haciendo alarde con humor de su condición de argentino). Librado y él bromearon como dos amigos mientras contestaban resueltamente nuestras preguntas. Para Librado, quien estrenó recientemente la serie 'Gigantes' en Movistar+, su participación en esta trilogía no es nueva, ya que interpretó a Jonan, el fiel compañero policía de Amaia. Nos indicó cómo su personaje estrecha lazos con el de su compañera y cómo ha evolucionado su relación desde el primer film. Para quien sí debía de ser su primer rodaje en Elizondo era para su perro, ya que nos contó que "en cuanto llegaron a Navarra y vio por primera vez una oveja salió corriendo detrás de ella".

rodaje baztán

Bromas aparte, Sbaraglia nos habló de la acogida del equipo, de la dificultad de su personaje lleno de claroscuros y del trabajo actoral con Etura, definiendo a su personaje como "un antagónico de su historia de amor", y "romántico [...] apasionado por Amaia, a quien quiere hacer formar parte de sus planes". Aunque su personaje se supone que está basado en el juez Grande-Marlaska, dijo no haber utilizado mucho sobre él, sino más bien haber usado un "collage de referencias" entre las que están algunas cosas del juez.

Sbaraglia conoció 'La Trilogía del Baztán' a fuerza de relacionarse con el proyecto cinematográfico, ya que antes no sabía nada sobre esta historia, y recalcó cómo una saga de este tipo transforma la vida de quienes habitan en un lugar tan especial como Elizondo y la proyección internacional que le da.

Visita a los sets

El grupo de prensa tuvo la suerte de que Antón Laguna, uno de los directores de arte del film, nos enseñara ciertos espacios preparados para el rodaje. El primer paso fue acercarnos a la calle Jaime Urrutia, donde habían estado montando una de las escenas más difíciles de producir de la cinta, ya que recrea las consecuencias de una gran riada en las calles de Elizondo. Una excavadora, muebles, electrodomésticos y todo tipo de elementos caseros y callejeros maltrechos aparecían colocados en base a la documentación encontrada sobre cómo había quedado el pueblo en anteriores subidas (en la foto podemos verle posando en el set antes de rodar).

rodaje baztán

Tras eso pudimos entrar en un local que realmente había quedado destrozado y sin arreglar desde la última riada en 2014. La marca del agua, de un metro de alto, era visible en una puerta, así como el suelo destrozado por el paso de ésta (también había escenografía añadida por el equipo de arte). Después accedimos a una casa dentro de un palacio que Laguna recalcó tendría por lo menos 400 años, la cual encontraron tras localizar mucho y descubrir que ésta era una de las mejor conservadas. La estancia, algo lúgubre, había sido decorada de manera anticuada y formal, reproduciendo la habitación del personaje de Elena Ochoa.

Laguna nos contó cómo es la implicación vecinal, quienes ayudan para que las películas salgan adelante (facilitándoles, por ejemplo, la colocación de focos en los balcones), y de cómo aunque han localizado dentro de algunos interiores de Elizondo (como los Palacios Juarola o Askoa), muchos han sido grabados en Barcelona. Nuestra visita con él finalizó en el famoso puente que se ha convertido casi en un protagonista más de la cinta, y en el cual pudimos observar los restos "frescos" de la sangre de un personaje que tendrá una importante y dramática escena en esta bella y característica localización.

rodaje baztán

Para finalizar, fuimos también testigos de la grabación de algunas secuencias en pleno rodaje: un paseo de Amaia Salazar con su bebé, en el que observamos un cameo de Dolores Redondo, o la famosa escena tras la devastadora inundación. Puedes ver más fotos de estas escenas, de los sets de rodaje citados y del equipo en la galería que acompaña a este artículo.

La segunda película de la saga, 'Legado en los huesos', se estrenará el 5 de diciembre de 2019. Meses más tarde, el 3 de abril de 2020, tendrá lugar el estreno de la última parte, 'Ofrenda a la tormenta'. Unas fechas cerradas y muy cercanas a Navidad y Semana Santa que, tal como nos dijo el director de la cinta, recalcan la confianza que Atresmedia y DeAplaneta están teniendo en él y en el proyecto, polémicas aparte. Apuntar que Miren Gaztañaga, la actriz que hacía de la madre de Amaia cuando ésta era niña, no está en el reparto de esta continuación, pero no se hicieron declaraciones al respecto.

Rodaje de 'La Trilogía del Baztán' en Elizondo

1 Foto del equipo
Foto del equipo

2 Fernando González Molina (Director de la saga)
Fernando González Molina (Director de la saga)

3 Dolores Redondo (Escritora de la saga)
Dolores Redondo (Escritora de la saga)

4 Marta Etura (Amaia Salazar)
Marta Etura (Amaia Salazar)

5 Leonardo Sbaraglia (el juez Markina)
Leonardo Sbaraglia (el juez Markina)

6 Carlos Librado "Nene" (Jonan)
Carlos Librado "Nene" (Jonan)

7 Dolores Redondo y Marta Etura en set
Dolores Redondo y Marta Etura en set

8 Marta Etura en set
Marta Etura en set

9 Antón Laguna (Director de arte de la saga) en set
Antón Laguna (Director de arte de la saga) en set

10 Set de 'La Trilogía del Baztán'
Set de 'La Trilogía del Baztán'

11 Set de 'La Trilogía del Baztán'
Set de 'La Trilogía del Baztán'

12 Vista desde el famoso puente de Elizondo
Vista desde el famoso puente de Elizondo

Te puede interesar

Lista de nominados a los Globos de Oro 2019

Lista de nominados a los Globos de Oro 2019

Películas relacionadas

Comentarios

Noticias relacionadas