Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Cómo entrenar a tu dragón 3' cierra una trilogía que es cine de aventuras con mayúsculas

Jesús Agudo Viernes 22 febrero 2019

Hacía tiempo que DreamWorks Animation no entregaba una película que estuviera a la altura de las primeras de 'Shrek' o que pasara por algo más que entretenimiento infantil para vender juguetes, como 'Madagascar' o 'Kung Fu Panda'. Pero en 2010 nos presentaron a los habitantes de Isla Mema, una panda de vikingos que temían a los dragones. Hasta que llegaron Hipo y Desdentao. Con este chico y el Furia Nocturna, DreamWorks volvía a la primera línea en el cine de animación, y daba comienzo una trilogía que llegaría para quedarse en el corazón.

Cómo entrenar a tu dragón 3

Con 'Cómo entrenar a tu dragón 3' termina esta historia, la de Hipo y Desdentao, y las de los demás habitantes de Mema y sus dragones. Y como cabía esperar, es todo un torrente de emociones. ¿Cómo terminar este relato en alto?, se preguntó Dean DeBlois, director de la trilogía. La respuesta la volvió a encontrar en los libros en los que se basan las películas, escritos por Cressida Cowell. Decidió responder también a la pregunta de dónde se han metido los dragones. Y también decidió volver al principio de todo: a las inseguridades de Hipo.

El protagonista se ha convertido en el líder de Isla Mema y se dedica, con sus amigos, a rescatar a todos los dragones que puede y llevarlos a su ciudad. La villa ha crecido hasta convertirse en una urbe en la que hombres y dragones viven en armonía, pero se está acabando el espacio, y tanto dragón los convierte en un delicioso caramelo para los cazadores. Así que Hipo decide encontrar el lugar perdido en el que, según las leyendas que le contaba su padre, nacen y viven los dragones. Mientras, aparece una nueva dragona, una Furia Diurna, que se convierte en el nuevo interés de Desdentao.

Cómo entrenar a tu dragón 3

Esa dragona es el catalizador de la nueva dinámica en la relación de los dos protagonistas. Ella ha vivido siempre salvaje y no le interesa para nada la utopía que han creado en Mema. Desdentao, que se creía el único de su especie (y sigue siéndolo, esta es, por así decirlo, otra especie compatible), por fin puede emparejarse. Así que Hipo se tiene que enfrentar a lo que más teme: tiene que dar mayor libertad a Desdentao y no contar con él como apoyo constante. La relación de este humano y este dragón ha sido especial desde el principio. Los dos tienen una discapacidad física que supieron suplir con la ayuda del otro. Hipo se apoyó en Desdentao para ganar seguridad en sí mismo, pero nunca se ha enfrentado solo a los obstáculos. Esta decisión de tirar por el egoísmo y tensar más la cuerda de su dragón o ayudarle a que siga su propio camino es el principal derrotero emocional de 'Cómo entrenar a tu dragón 3', y supone el paso lógico dentro de la historia de estos dos personajes. Está desarrollado para hacerlos crecer, para ponerles nuevos retos y para completar ese camino de crecimiento que empezó hace dos películas.

La Furia Diurna, lejos de estar dibujada como "la chica que se interpone entre dos amigos", está creada como un personaje muy interesante. Maltratada por los humanos, ha creado un rechazo hacia ellos que la hace incompatible con Mema. Y despierta el lado más salvaje de Desdentao, ese lado que tiene sofronizado por llevar tanto tiempo domesticado. Ella no necesita a Desdentao, pero sabe que puede enseñarle más de una lección que, como alfa, debería haber aprendido. Además de tener un diseño perfectamente compatible con el del Furia Nocturna y unas habilidades tan bien pensadas como su capacidad de hacerse invisible calentando sus escamas para que hagan efecto espejo.

Cómo entrenar a tu dragón 3

Que Desdentao ya no esté constantemente al lado de Hipo permite que otros personajes, como Astrid, cuenten con un protagonismo mayor en esta entrega, que en el fondo también es su despedida. En esta película vemos cómo ella también ha madurado y se ha convertido en una líder de la tribu tan válida como la que más, en una perfecta consejera para Hipo, y en su principal apoyo ante las difíciles decisiones que tiene que tomar como jefe. Ya era hora de que le dieran más peso en la historia. El resto de amigos de Hipo vuelven con su labor de alivios cómicos, destacando por supuesto Tosca, que vuelve a tener una escena maravillosa con la que roba toda la atención. La madre de Hipo se ha convertido en una especie de entrenadora en el arte de rescatar dragones, y Bocón es ahora la voz de la experiencia de la aldea, tan agorero como siempre (y con unas pocas muestras más descaradas de su orientación sexual, aunque siga sin decirlo en voz alta). Todos ellos siguen derrochando carisma y se hace muy difícil tener que decirles adiós. Por suerte, su última aventura es toda una delicia. Pero quizás le falta un toque épico que no acaba de llegar.

Superar lo insuperable

Y de esto tiene gran parte de culpa la existencia de 'Cómo entrenar a tu dragón 2'. La tercera entrega lo tiene todo: empieza con una escena de acción maravillosamente coreografiada y con los personajes listos para enamorarnos una vez más. Todo el resto de la película tiene humor, tiene aventura, tiene unos momentos finales que ponen un nudo en la garganta (y probablemente más de una lágrima en los ojos). Pero en conjunto no llega a ser tan intensa como la segunda. Era muy difícil superar el momento de la muerte de Estoico y el dilema que se le presentaba a Hipo en ese momento. Ese momento, que sigue siendo uno de los más desgarradores vistos en una película familiar, digno de la muerte de Mufasa, o la inclusión en la mitología de los dragones de los alfa, convirtieron a 'Cómo entrenar a tu dragón 2' en una película inmensa. Y esa escala no llega a ser cubierta en lo que se podría haber imaginado como "un gran final".

Cómo entrenar a tu dragón 3

En su lugar, Dean DeBlois prefiere hacer crecer a sus personajes y darnos una película que se disfruta de principio a fin, pero no tendremos el pañuelo en la mano todo el tiempo, como quizás esperábamos. El epílogo, eso sí, es una maravilla. Y la cinta tiene emotividad de sobra, los vaivenes de la relación de Hipo y Desdentao son suficientes como para que esta última entrega con ellos haya merecido la pena. Quizás el villano, Grimmel, se queda un poco a medio gas a pesar de tener esas maneras de serpiente, de atacar sutilmente más que a lo bruto como lo hacía Drogo en la segunda. Sus dragones, inspirados en escorpiones, están muy bien pensados. Pero no tienen el empaque de ejercer de "enemigo final" para una trilogía que ha volado tan alto.

A pesar de ello, la película en lo técnico sí que apunta a las estrellas. Jamás imaginamos que veríamos a tantos dragones juntos en una sola escena. Todos ellos con sus diseños particulares, con juegos de luces y colores increíbles, acompañados de escenarios abrumadores que acercan esta entrega más a la "épica" que le esperábamos. El nuevo escenario, el mundo de los dragones, es un derroche visual que vuelve a demostrar que el cine de animación es capaz de hacer los lugares más bellos y espectaculares vistos en una gran pantalla. Sin dejar de lado que los personajes han sufrido también una evolución estética que demuestra lo mucho que ha mejorado la animación a lo largo de estos años. Que Desdentao tenga tanta personalidad es en gran medida por todo lo que transmite con sus expresiones faciales. Y qué decir de la banda sonora de John Powell. Si ya desde la primera es una banda sonora perfecta, que nunca se olvida, en esta ocasión sigue contando con momentos que ponen la piel de gallina. De hecho, vuelve a destacar en una de las mejores escenas de la película: la del cortejo, otro ejemplo (como la escena a la que hace referencia de la primera película) de lo mucho que se puede lograr sin diálogos.

Cómo entrenar a tu dragón 3

'Cómo entrenar a tu dragón 3' es un adiós agridulce para la verdadera joya de DreamWorks Animation. Supone una despedida satisfactoria, una última aventura que no llegaremos a olvidar, que es fiel a sus personajes y que cierra sus historias con todo el cariño que merecen. Pero también supone una pena tener que dejar atrás un universo tan bonito y de los valores que hemos aprendido, del poder de la empatía, de unos personajes tan carismáticos, de Desdentao y sus muecas, de amistades tan especiales como la de Hipo y su Furia Nocturna, hasta de las pobres ovejas de Mema. 'Cómo entrenar a tu dragón' es cine de aventuras con mayúsculas, de los que dejan huella. Y se despide con una película que sigue siendo una maravilla. Una de esas películas que son magia, que son emoción. Y cierran una trilogía que se ha acercado a la perfección. Es inevitable salir de la sala y echar una mirada al horizonte. Porque ojalá ver la silueta de un dragón. Los que hemos vivido estos casi diez años de peripecias junto a Hipo y Desdentao queremos que estén en alguna parte esperándonos. Por suerte, los dragones de Mema han anidado en nuestro corazón, y ahí quedarán para siempre.

Nota: 8

Lo mejor: Es una despedida que hace crecer mucho a Hipo y Desdentao como personajes. Sigue siendo una aventura ambiciosa, y llena de corazón.

Lo peor: Que no haya sido el final épico que quizás esperábamos.

Artículos recomendados

Crítica de 'Una cuestión de género'

'Una cuestión de género': Porque fueron, somos

Comentarios

Noticias relacionadas