Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'La viuda': Mujer blanca soltera busca

Javier Parra Viernes 24 mayo 2019

Pese a que el nombre de Neil Jordan no haya estado presente entre aquellos cineastas que han llevado el género por bandera a la hora de entender el cine, cabe hacer cierta memoria histórica para recordar que al irlandés le debemos dos de los títulos herederos del horror gótico más importantes de finales del pasado siglo: 'En compañía de lobos' y 'Entrevista con el vampiro'. El primero, deliciosa perversión (por si el relato en que se basa no fuese ya lo suficientemente perverso) del cuento de la Caperucita Roja cuyos hombres lobo fueron fuente de pesadillas para toda una generación. El segundo, la adaptación de uno de los relatos vampíricos contemporáneos por excelencia de la mano de Anne Rice, autora de la obra original y quien mejor podría traer a la pantalla a sus vampiros no exentos de existencialismo.

La viuda

Si a estas añadimos sus incursiones en la comedia de terror ('El hotel de los fantasmas') y el thriller psicológico ('Dentro de mis sueños'), ya son varias las aportaciones que Jordan ha hecho al cine de terror y derivados, dejando claro que lo suyo nunca fueron títulos puntuales, sino que ha ido prodigándose en el género de forma reiterada. Ya en el nuevo siglo, fue en 2012 cuando volvía recuperaba la temática vampírica con 'Byzantium', en algo que parecía ser la reinterpretación de unos clichés tan de los años noventa. Y eso es lo que el cineasta ha vuelto a hacer con su último trabajo, 'La viuda'.

Mientras que el nihilismo propio de la entidad chupasangres por excelencia estaba presente en 'Byzantium', en esta, son los cánones establecidos por una de las corrientes cinematográficas que mayores logros consiguió a finales del pasado siglo lo que se convierte en algo clave: las máximas del psychothriller. Y es que bajo esa aparente concepción de thriller psicológico en el que (como bien rezaría cualquier propaganda barata de un telefilm de sobremesa alemán) "las apariencias engañan", se esconde un oscuro y maquiavélico juego de obsesiones e identidades ocultas que antaño podría haber sido la trama idónea para cualquier derivado de 'Atracción Fatal'.

La viuda

Isabelle Huppert, quien encarnaba recientemente en 'Elle' de Paul Verhoeven a la versión burguesa de la víctima de cualquier rape & revenge de manual, transmuta ahora en Greta (el título original de la película), adorable viuda cuya mirada esconde el horror total hacia una de las lacras de la contemporaneidad: la soledad. Así es como lo reflejan dos de los factores que acaban por dibujar a un personaje con todas las de la ley para convertirse en una villana icónica (en la línea de la vengativa Asami de 'Audition', la chalada de Annie Wilkes en 'Misery' o la mujer de negro de 'À l'intérieur').

Porque a pesar de su clara tendencia a la psicopatía, la mujer que convertirá la vida de Chloë Grace Moretz en una pesadilla, vendrá adoctrinada por la sensación de abandono y la máxima del "todo el mundo necesita un amigo" que ya puso de moda Angela Bettis en la reivindicable 'May' de Lucky McKee. En la hiperconectada era actual, donde las relaciones personales se establecen tan pronto como terminan mediante ghosting (la forma de dar por terminada una relación entre dos personas cortando por lo sano y sin dar explicaciones a una de las partes interesadas), Huppert será esa total y clara plasmación del miedo al rechazo, la principal característica de la mentalidad psicótica que se nos irá desvelando.

La viuda

Psychothriller para millennials

Jordan, quien continúa siendo un buen narrador de historias (firma el guion junto a Ray Wright, responsable de 'Expediente 39' y 'The Crazies'), pone todo su empeño por convertir a Greta en una suerte de representación millennial de un psychokiller, a la que no le importa abusar del acoso cibernético para infundir el horror, derivado este de una obsesión que el director estira al máximo y que, gracias a una Huppert que parece estar pasándoselo de lo lindo con este personaje llevado al límite, se hacen presentes toda una serie de estados anímicos surgidos de la frustración y que rememoran a otros roles clave de la actriz, pudiendo estar ante la versión más loca y menos sexualizada del personaje de 'La pianista' de Haneke.

Es ahí cuando 'La viuda' se presenta como título de los que hablan directamente al espectador como fuente de guiños a una serie de títulos que se inician en 'Mujer blanca soltera busca...', donde Huppert es una nueva encarnación del rol de la madre terrible, a camino entre la Patricia Clarkson de 'Heridas abiertas' y la Sra. Voorhees de 'Viernes 13'. Y por si fuera poco, y dejando claro su estatus como scream queen en potencia a tener en cuenta para las nuevas generaciones, Maika Monroe (aquí como secundaria y amiga de la protagonista asediada por Greta) se atreve con un maravilloso homenaje a 'It Follows' que dejará claro que Neil Jordan quiere contentar a los fans del género con este cóctel de viejos ingredientes aderezados con cierto espíritu de modernidad que termina por ser un todo un divertimento.

Nota: 8

Lo mejor: Evidentemente, Huppert y como nos arrastra con un personaje llevado al límite.

Lo peor: Tomársela en serio.

Artículos recomendados

Crítica de 'El hijo'

'El hijo': Cuando ya no hay sitio para más superhéroes

Comentarios

Noticias relacionadas