Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Los Mitchell contra las máquinas' es un derroche de creatividad, y una de las películas del año

Jesús Agudo Miércoles 05 mayo 2021

En la era del exceso de opciones, en la que una sola plataforma como Netflix estrena cada viernes varias series y una película (o más), es perfectamente normal que no podamos abarcar todo lo que llega. Pero también es una pena que este ritmo frenético haga que no brillen como tienen que brillar joyas como la última película de Sony Pictures Animation: 'Los Mitchell contra las máquinas'.

'Los Mitchell contra las máquinas'

Detrás de ella están Phil Lord y Chris Miller, directores de 'La LEGO película' y productores de esa maravilla que es 'Spider-Man: Un nuevo universo'. Con ella dejaron claro que un personaje tan conocido como Spider-Man tiene todavía la capacidad de sorprender. Y con 'Los Mitchell contra las máquinas' hacen lo mismo con las aventuras familiares. Mike Rianda y Jeff Rowe ('Gravity Falls') son los directores de esta película que sabe divertir, sabe emocionar y que es pura creatividad. Es de esas películas que se dice que "lo tienen todo", y todo funciona.

Y eso que la base no podía ser más típica. Los Mitchell son una familia como cualquier otra. Aunque aspiran a ser la familia perfecta están lejos de serlo. Padres que no se entienden con sus hijos, jóvenes que no pueden esperar a irse porque se sienten incomprendidos en su propia casa... A pesar de ello, el maravilloso guion de la película consigue que en pocos minutos conozcamos perfectamente de qué pie cojea cada miembro de la familia, y más importante: conectaremos con ellos casi al instante. Porque una de las virtudes de 'Los Mitchell contra las máquinas' es poner como protagonistas a gente de lo más normal, tirando a bastante desastre, pero en cualquier caso gente con los que nos podemos identificar, y con dinámicas que también hemos podido vivir en nuestra propia casa. Es normal que padres e hijos no compartan aficiones, o que los hijos entiendan la sobreprotección de los padres como una falta de confianza en ellos. También es normal que los padres pequen de escépticos porque preferirían que sus hijos persiguieran una carrera con futuro. Los Mitchell somos cualquiera de nosotros, y gracias a eso nos pasaremos toda su aventura deseando que las cosas les salgan bien. Ellos son perfectamente imperfectos, y lo que nadie les podrá arrebatar es que desean hacer las cosas bien.

'Los Mitchell contra las máquinas'

Esta familia se embarca en un road trip para llevar a Katie a la universidad. El viaje tiene como objetivo que padre e hija hagan las paces antes de que sea demasiado tarde. Con lo que no contaban era con la rebelión de las máquinas. Una empresa estilo Apple presenta la evolución de su asistente virtual integrándolos en cuerpos robóticos. Pero ese asistente ha desarrollado la suficiente inteligencia y autonomía para acabar harto de los humanos (y le entendemos), por lo que insta a todos esos robots a capturar a todo el mundo para crear un planeta libre de nosotros. Del increíble reparto original de voces de la película, hay que destacar a Olivia Colman como PAL, la "Siri" de este universo, una magnífica y carismática villana que tiene algunas de las mejores frases del guion, todas muy relacionadas con nuestro uso (y abuso) de las tecnologías. Mira que era difícil hacer tan expresiva una cara de emoticono en una pantalla de móvil, pero el equipo de animación y la voz de Colman dan un resultado magistral. La saga Bond debería tenerla en cuenta. A pesar de que pueda parecer manidísimo el que la tecnología se rebele contra los humanos, 'Los Mitchell contra las máquinas' no incide en que la tecnología es mala y nos está alienando, en todo caso hasta consigue que nos pongamos de parte de PAL, entendiendo que las máquinas nos puedan coger bastante tirria por lo mal que las usamos. Pero la tecnología no es la enemiga aquí. Quizás sí para el patriarca de los Mitchell, pero Katie le enseñará de lo que es capaz la tecnología cuando se utiliza bien.

Humor y honestidad

Sony Pictures Animation ya demostró con 'Spider-Man: Un nuevo universo' que puede unificar un punto de vista moderno y fresco sin restarle una pizca de emotividad. 'Los Mitchell contra las máquinas' está contado en el idioma de 2021, con referencias a memes, con muchos chascarrillos a la sociedad actual y su relación con la tecnología y con un delirio de colores y sonidos. El humor es fantástico y delirante, lleno de chistes recurrentes que no pierden la gracia (perro/cerdo/rebanada de pan), giros inesperados que hacen crecer a los personajes, referencias pop sin abusar, e inesperados secundarios como Deborahbot 5000 y su compañero o Monchi, el perro de la familia, todo un robaescenas. A la vez, se nota muchísimo que esta historia es muy personal para sus directores, y por eso, por esa honestidad a la hora de reflejar ciertos problemas cotidianos la película llega directa al corazón. También se suele decir bastante eso de que hay películas que te llevan en segundos de la risa a la lágrima. 'Los Mitchell contra las máquinas' es justamente eso, sin caer jamás en sentimentalismos o en exceso de azúcar. Cuando una historia es así de honesta es difícil resistirse a ella.

'Los Mitchell contra las máquinas'

Y si el guion es un portento, la animación ya es una absoluta locura. Como ya hicieron con 'Spider-Man: Un nuevo universo', Sony apuesta por dejar fluir la creatividad y el resultado es de los más estimulantes que hemos visto en el formato en mucho tiempo. Toda la película está contada con una mezcla de garabatos 2D y animación por ordenador que le dan un toque muy especial "de andar por casa" y que aún así les permite sorprender con virguerías visuales y un montón de pequeños detalles que se mantienen durante toda la película. Utilizar el mismo lenguaje narrativo que usa Katie con sus cortos para el aspecto de toda la película les sirve para mantener todo el rato esa sensación de no parar. Es imposible aburrirse con esta cinta, ni respecto a lo narrativo ni respecto a la animación. Qué maravilla que un estudio de animación esté marcando como su estilo propio el estilo libre, que no sepamos qué esperar de ellos y que, a la vez, siempre podamos esperar algo como mínimo fuera de lo común.

'Los Mitchell contra las máquinas'

No deberías pasar por alto 'Los Mitchell contra las máquinas'. Puede que Netflix no haya empapelado las calles con carteles o el menú no te la haya lanzado a la cara en cuanto has entrado en tu perfil. Pero es, sin duda, uno de los mejores títulos que ha estrenado la plataforma de streaming en mucho tiempo, y una de las mejores películas del año. Mike Rianda y Jeff Rowe han conseguido que esta locura que quiere ser una película familiar, una distopía, una comedia, una comedia y una historia con mensaje sea todo eso junto y mucho más. Se nota que está hecha con absoluta libertad, con ganas de plasmar toda la creatividad e imaginación que tienen en cada milímetro de su cuerpo (me sigue quedando claro que los mejores contadores de historias hoy en día trabajan en animación) y con muchísimo cariño hacia los vínculos con sus propias familias. Sorpresas así deberían ser un taquillazo, convirtámosla al menos en el nuevo título de Netflix del que todo el mundo hable.

'Los Mitchell contra las máquinas' ya está disponible en Netflix.

Nota: 9

Lo mejor: El derroche de locura, emotividad, libertad y creatividad que reflejan tanto el guion como la animación.

Lo peor: Que Netflix esté tratando una de sus mayores joyas como un título más de su catálogo.

Artículos recomendados

Will Smith muestra su cuerpo en baja forma, pero ya tiene una solución en camino

Will Smith muestra su cuerpo "en la peor forma" de su vida y anuncia un docureality sobre ...

Comentarios

Noticias relacionadas