Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Flores hechas con palomitas y otras curiosidades de 'Los mundos de Coraline'

Alberto Monje Miércoles 06 febrero 2019

El 6 de febrero de 2009 se estrenó en Estados Unidos 'Los mundos de Coraline', la nueva película de Henry Selick, director de clásicos de la animación como 'Pesadilla antes de Navidad' y 'James y el melocotón gigante'. Selick volvió a apostar por el stop-motion con el que ya triunfara en anteriores ocasiones, técnica ya centenaria que se basa en la fotografía de figuras de verdad en diferentes posiciones para darles sensación de movimiento a posteriori. En esta ocasión adaptó una novela infantil de Neil Gaiman en la que una niña encontraba una puerta en su nueva casa que la llevaba a un mundo paralelo en el que todo parece ser mejor.

'Los mundos de Coraline'

Coraline (Dakota Fanning) se ha mudado con su familia a una casa antigua que se cae a pedazos, sus padres no le hacen caso porque están imbuidos en su trabajo y tiene un extraño vecino con unos gustos peculiares. Pero una vez que cruza esa puerta, en el otro mundo su casa estará llena de luces y colores, su padre será un hombre divertidísimo que toca el piano y tendrá un asombroso jardín, su madre será una cocinera excelente que estará pendiente de ella y su vecino será una persona mucho más normal. Pero hay algo extraño que Coraline nota desde el primer momento: todas esas personas en vez de ojos, tienen botones.

Pese a su apuesta por la animación y estar basada en un libro infantil, la atmósfera de la película fue mucho más tétrica que aquélla de 'Pesadilla antes de Navidad'. Muchos padres tuvieron que sacar a sus hijos de los cines por el miedo que les daba la película. Pero, aun así, 'Los mundos de Coraline' se ha convertido en uno de los clásicos de la animación y del stop-motion de los últimos años. El estudio Laika, responsable de la cinta, produjo después 'El alucinante mundo de Norman', 'Los Boxtrolls' y 'Kubo y las dos cuerdas mágicas'.

'Los mundos de Coraline'

Curiosidades de 'Los mundos de Coraline'

1 Novela original

La película está basa en la novela homónima de Neil Gaiman, que también escribió 'American Gods' y 'Good Omens', con Terry Pratchett. Sin embargo, no todo es igual en la película y en su fuente original. En la novela, la entrada al otro mundo es extenso y de madera, en la película, tiene un tamaño enano. Por otro lado, la "mini-yo" de Coraline que la otra madre usa para espiarla en su mundo no aparecía en ningún momento en el libro. Pero quizá la diferencia más notable entre ambas es el personaje de Wyborne, el amigo de Coraline en la película, que tampoco aparecía en la novela. Wyborne fue una licencia narrativa que Selick y los suyos se tomaron para que Coraline "no fuera hablando sola durante toda la película".

2 Números

Si se estudian los números de marionetas y personas involucradas en el proyecto, se ponen los pelos de punta.

Se construyeron 150 sets en 52 escenarios ocupando 17000 metros cuadrados para todos los decorados de la película, ya que se tuvieron que crear dos versiones de cada set, uno para el mundo real y otro para el otro mundo. Fueron 3.500 las flores con iluminación que necesitaron para conformar el jardín con forma de la cara de Coraline. Necesitaron a 70 personas sólo para trabajar en las 28 marionetas que se crearon para Coraline. Entre todos los personajes se crearon más de 10.000 caras para cada tipo de expresión facial necesaria. Sólo para Coraline se crearon 6.300 caras diferentes que se podrían haber combinado de 207.000 maneras. Se necesitaron miles de manos para cada personaje. Todo el vestuario de la película fue hecho a mano. Se crearon 248 figuras de perros para la escena del teatro. La peluca del personaje de Miriam Forcible, una actriz de cabaret retirada, en la representación teatral está realizada con 8 kilómetros de hilo de oro.

3 Pequeños trucos

Absolutamente todos los elementos que aparecen en pantalla están creados por la película. A veces los diseñadores usan una serie de trucos para crear ese mundo de fantasía. Por ejemplo, el bosque de cerezos en flor al lado de casa de Coraline en realidad estaba realizado con palomitas pintadas de rosa, en vez de hojas. La nieve que aparece en pantalla fue realizada con superglue y bicarbonato. Hay un momento en el que se ve un billete de un dólar con la cara de Henry Selick, el director de la película en él, en vez de la cara de George Washington. En una escena, la otra-madre abre un huevo y la yema toma la forma de la cabeza de Jack Skellington de 'Pesadilla antes de navidad'. Los lirios del jardín son dedales de silicona pintados a mano. Cuando la protagonista abre la ducha y cae agua, se tuvieron que crear hilos de plástico de diferentes longitudes para cada fotograma.

4 La dieta de la otra-madre

La villana de la película, "la otra-madre" intenta ganarse el cariño de Coraline invitándole a grandes manjares. Sin embargo, si se aprecia con detalle, mientras Coraline y su otro-padre están comiendo lo que cocina la villana, ella siempre tiene su plato vacío, nunca come nada. El único momento en el que se la ve comiendo algo es al final, cuando le ofrece a Coraline un escarabajo de chocolate. De esa sutil manera, se muestra la verdadera esencia maligna del personaje de la otra-madre. Henry Selick quiso hacer con esto un pequeño homenaje a Hansel y Gretel, de hecho, dijo: "La otra-madre, al final, lo que quiere es comerse a los niños, de manera literal o figurada".

5 Trabajador en Chernobyl

Sergei Alexander Bobinsky, el vecino ruso de Coraline, trabajó anteriormente en Chernobyl. Esto se puede deducir por una medalla que lleva en el pecho que dice 4A3C, que es un código que hace referencia a la planta nuclear de la ciudad ucraniana. Además, en la medalla se puede leer: "Participante en la campaña de limpieza". Que haya estado expuesto a la radiación puede explicar su tono de piel azul y su extraña personalidad.

6 Subasta millonaria

En 2015 Laika, la productora de la película, realizó una subasta de las marionetas de sus tres películas hasta la fecha: 'Los mundos de Coraline', 'El alucinante mundo de Norman' y 'Los Boxtrolls'. Las muñecas de 'Los mundos de Coraline' recaudaron más de millón de dólares, siendo la otra-madre la más cara, 50.000 dólares.

7 Imposible 3D

'Los mundos de Coraline' fue la primera película en stop-motion que se rodaba directamente en 3D. La manera en la que se rueda este formato es con dos cámaras que se colocan paralelas, de tal manera que una rueda lo que vería el ojo izquierdo del espectador y otra rueda el ojo derecho. Sin embargo, si se realizaba de esta manera, las imágenes que iban a grabar cada una de las cámaras sería muy diferentes porque por su tamaño deberían colocarse demasiado alejadas la una de la otra. Por lo tanto, la solución a la que llegaron es que rodarían con una sola cámara, pero que moverían a derecha e izquierda en cada fotograma. De tal manera que una vez que los animadores habían hecho su trabajo, se fotografiaba la escena en una posición y después se movía la cámara unos centímetros al lado para realizar otra toma. Este sistema alargó el rodaje, pero consiguió un 3D muy realista que la crítica aplaudió.

8 Música

La banda There May Be Giants compuso 10 canciones para la película, que no se incluyeron debido a un cambio de tono final en la película. Sin embargo, el cantante sí que pone voz al otro-padre cuando le canta una canción a Coraline. Esta canción, lejos de ser todo lo amable y familiar que parece, en realidad, muestra los planes malvados que la otra-madre tiene para Coraline. En la banda sonora que sí que sonó en la película, compuesta por Bruno Coulais, hay un coro que canta una canción extraña. Mucha gente ha intentado adivinar qué significa, pero poco después se descubrió que son un conjunto de sonidos sin significado. La otra madre siempre está tarareando las canciones de la banda sonora mientras cocina.

9 Acción real

La película iba a ser rodada en acción real en un inicio. Dakota Fanning ya había sido contratada para interpretar a Coraline. Pero el director, Henry Selick, tuvo la idea de realizarla en stop-motion. Dijo que la acción real quitaría encanto a la película, sobre todo en lo relativo al personaje del gato, que, en el caso de tener aspecto realista, daría más bien miedo en los momentos en los que se pusiera a hablar. Dakota Fanning aceptó poner la voz a Coraline y le encantó la apariencia que tenía la marioneta una vez la vio.

10 Rodaje eterno

Cada segundo de la película constaba de 24 (ó 48 más bien) fotografías del set en las que había que cambiar de posición a las figuras cada vez. Cada animador completaba a la semana de 2 a 7 segundos de metraje. Pero no todas las secuencias tenían la misma dificultad. Por ejemplo, se tardó 66 días en animar la secuencia del Circo de Ratones ya que necesitaban 61 figuritas que estuvieran perfectamente coreografiados en un baile imposible. La pre-producción de la película duró dos años y el rodaje 18 meses, lo que sumó a cuatro los años totales en los que 'Los mundos de Coraline' tardó en realizarse.

10 años de 'Coraline'

Nominada al Oscar a la mejor película de animación, la película recibió alabanzas de la crítica desde el momento en el que se estrenó. "Aterradora y preciosa, realista y fantástica, ésta es una de las mejores películas infantiles que he visto en años", escribieron desde Empire. "Qué maravilloso que se diga de ella lo hermosa que es, cuando quizá lo más hermoso de todo es su pura fealdad", dijo otro crítico del San Francisco Chronicle.

Ahora la película de Henry Selick cumple 10 años y vamos a repasar 10 de las curiosidades sobre su rodaje, desde la cantidad de muñecos que necesitaron para rodar la película, hasta la ingeniosa manera con la que consiguieron rodar la cinta en 3D pese a encontrarse con limitaciones físicas en un inicio.

Artículos recomendados

Jennifer Lawrence se ha comprometido

Jennifer Lawrence se ha comprometido con su novio Cooke Maroney

Comentarios

Noticias relacionadas