Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

La relación entre Marlon Brando y Vivien Leigh y otras curiosidades de 'Un tranvía llamado Deseo'

Miguel Ángel Pizarro Martes 15 octubre 2019

De las adaptaciones de las obras del gran Tennessee Williams, 'Un tranvía llamado Deseo' es una de las más alabadas. Nominada a 12 premios Oscar, incluida una candidatura al mejor guion adaptado para Williams, logró cuatro estatuillas, tres de ellas para los actores protagonistas. Todo un logro para un largometraje que tenía el enorme reto de adaptar a una obra de teatro que era ganadora de un premio Pulitzer.

Un tranvía llamado Deseo

Dirigida por Elia Kazan y protagonizada por Vivien Leigh, Marlon Brando, Karl Malden y Kim Hunter. Narra la llegada de Blanche DuBois, miembro de una antigua distinguida familia sureña que acabó arruinada, desde Auriol (Misisipi) a Nueva Orleans para visitar a su hermana Stella, que vive en un barrio popular junto con su marido Stanley, obrero de origen polaco, de carácter rudo y violento. La visita se convertirá en una convivencia más prolongada, cambiando la rutina del matrimonio y desencadenando una serie de conflictos con consecuencias terribles.

Primera película en lograr que tres de sus cuatro actores lograse el Oscar, el único que no se lo llevó fue Marlon Brando, que perdió contra Humphrey Bogart ('La reina de África'), es la película y obra más representativa de Williams, al reflejar el conflicto entre dos Estados Unidos, el del pasado y el del presente, la lucha de clases entre los antiguos terratenientes del sur, que están en completa decadencia, contra una creciente masa obrera. La cinta le dio su segundo Oscar a Vivien Leigh, que en antaño lo obtuvo por ser Escarlata O'Hara en 'Lo que el viento se llevó' (1939).

Una joya imprescindible

Ganadora también del Premio Especial del Jurado y el de mejor actriz en el Festival de Venecia, mítica es la frase que pronuncia Vivian Leigh al final de la película: "Siempre he dependido de la amabilidad de los extraños", que también aparece en la obra de teatro, como también las sensuales imágenes de un Marlon Brando sudoroso, llevándolo a la cumbre de la belleza.

Curiosidades de 'Un tranvía llamado Deseo'

1 Reparto original del teatro

La fidelidad de la adaptación cinematográfica de 'Un tranvía llamado Deseo' fue más allá del guion y el escenario, al contar con nueve miembros del reparto original de la obra en Broadway: Marlon Brando, Kim Hunter, Karl Malden, Rudy Bond, Nick Dennis, Peg Hillias, Richard Garrick, Ann Dere y Edna Thomas. Una cantidad de actores muy inusual en ese momento, cuando normalmente solo el elenco protagonista reinterpretaba sus papeles papeles para el cine (actualmente ni eso).

La única excepción fue Vivien Leigh. En la versión original de Broadway, el papel de Blanche DuBois fue interpretado por Jessica Tandy. Sin embargo, la actriz de 'Lo que viento se llevó' protagonizó la primera versión teatral de la obra en el West End de Londres, con lo cual, estaba más que familiarizada con el papel.

Un tranvía llamado deseo en eCartelera
2 Tennessee Williams participó en el proyecto

Siguiendo la estela de 'El zoo de cristal' (1950), Tennessee Williams se encargó de la adaptación de su propia obra. El dramaturgo fue el encargado de escribir el guion cinematográfico, mientras que Oscar Saul le ayudó en adaptar el lenguaje del teatro al cine. Con lo cual, todos los cambios que hubo de diálogos y escenarios, fueron hechos por el propio autor.

Su libreto cinematográfico fue candidato al Oscar al mejor guion adaptado, lo que le permitió a Williams a aspirar una estatuilla dorada, en teatro se había alzado con el Pulitzer al mejor drama y con un Tony para su actriz protagonista. Perdió frente a 'Un lugar en el sol', dirigida por George Stevens y con guion de Harry Brown y Michael Wilson.

Un tranvía llamado deseo en eCartelera
3 Censurada por el Código Hays

Varios temas de la obra original fueron muy controvertidos para la época que, debido a la imposición de la censura del Código Hays, tuvieron que modificarse notablemente. Por ejemplo, el motivo del suicidio del marido de Blanche DuBois fue que esta había descubierto que el hombre era realmente homosexual, esto se modificó en la película, argumentando que fue el desprecio de Blanca a la 'naturaleza sensible' de su marido, lo que le llevó a este al suicidio.

La violación de Blanche, por parte de Kowalski, fue modificada. Mientras que en la obra de teatro se hace referencia explícita a lo sucedido, en la película se insinúa sutilmente. También en el final, el código moral de Hollywood imponía que el violador 'tuviese un castigo', provocando que Stella, dominada por su marido maltratador, abandonase a su esposo en lugar de seguir con él, cuando en la obra de teatro está tan manipulada por él que es incapaz de dejarle. En total, el Código Hays exigió 68 cambios en el guion.

Un tranvía llamado deseo en eCartelera
4 Amenazada de boicot

Pese a los cambios impuestos por el Código Hays, 'Un tranvía llamado Deseo' tuvo que sufrir varios recortes más, debido a la interferencia de la Legión Católica Nacional de la Decencia, que amenazó con promover el boicot y la prohibición de la película si no se atendían sus demandas.

Esto provocó que varias escenas que sí se rodaron y que estaban planeadas para incluirse en la cinta, fuesen eliminadas. Elia Kazan intentó que hubiese un "montaje del director" para que el público viese el filme tal y como se había concebido, pidiendo a Warner Bros que estrenase tanto la versión editada como la original, para así que el público eligiese. El estudio se negó, Warner tampoco aceptó la propuesta de Kazan de proyectar la versión no censurada en el Festival de Venecia, en Europa no existía el Código Hays.

El motivo por el que Warner tampoco aceptó que se viese la versión del director en la Biennale fue que la Legión Católica Nacional de la Decencia impuso que solo la versión que ellos habían aprobado fuese la que se distribuyese en todos los formatos y en todo le mundo. Warner temía que si la cinta obtenía la calificación C (Condenado), la taquilla del filme se resintiese. Con lo cual, no fue hasta 1993 cuando el estudio restauró el largometraje, permitiendo ver el montaje del director. En sus memorias, Tennessee Williams escribió que, si bien le gustó su propia adaptación cinematográfica, no estaba satisfecho con el final "ligeramente estropeado por los cánones de Hollywood".

Un tranvía llamado deseo en eCartelera
5 Pionera en el jazz cinematográfico

La música de 'Un tranvía llamado Deseo' estuvo compuesta por el célebre Alex North, candidato en 15 ocasiones al Oscar, no ganando ninguna ocasión (en 1986 recibió la estatuilla honorífica). Fue la primera vez que North escribió y grabó una banda sonora para una película dramática con el jazz como principal influencia. La música servía para llevar al espectador al ambiente y atmósfera de Nueva Orleans.

La composición de North se convirtió en uno de sus trabajos más reconocidos, sirviendo como ejemplo para otros largometrajes que también tuvieron el jazz como música protagonista.

Un tranvía llamado deseo en eCartelera
6 Elia Kazan no quería a Vivien Leigh

Realmente Elia Kazan no quería a Vivien Leigh para el papel de Blanche DuBois. El director, que ya había dirigido la versión de Broadway, quería a Jessica Tandy para el papel. Sin embargo, Tandy no tenía el atractivo comercial de una estrella de Hollywood en ese momento, lo que hizo que Kazan quisiese a Olivia de Havilland, compañera de Leigh en 'Lo que el viento se llevó'.

Cuando la intérprete también rechazó el papel, fue cuando Kazan se resignó a contar con Leigh, que había triunfado siendo Blanche DuBois en el West End de Londres. El motivo principal de que Kazan no quisiese a la actriz británica fue porque estaba en completo desacuerdo con la visión que tuvo Laurence Olivier, director de la adaptación inglesa y marido de Leigh, de la obra de Tennessee Williams.

Según explica Alexander Walker en la biografía 'Vivien: The Life of Vivien Leigh', Kazan consideraba que Leigh "tenía poco talento". Sin embargo, el cineasta cambió de opinión conforme el rodaje avanzaba, sintiendo posteriormente una "gran admiración" por la actriz. "Valoré mucho su gran determinación por sobresalir, la mayor que he visto en mi carrera. Se hubiese arrastrado sobre cristales si hubiera considerado que eso ayudara a su actuación", declaró.

Un tranvía llamado deseo en eCartelera
7 La relación entre Marlon Brando y Vivien Leigh

Inicialmente la relación entre Marlon Brando y Vivien Leigh fue tensa. Al actor, de carácter rebelde, no le gustaba el carácter británico de la actriz, aunque el humor de Leigh, considerado demasiado atrevido para la época, hizo que tuviese química con Brando. Conforme fue pasando el rodaje, ambos se hicieron amigos, en parte por las perfectas imitaciones que hacía el actor de la versión de 'Enrique V' de Laurence Olivier, marido de la intérprete.

Leigh también tuvo problemas con el resto del reparto al inicio del rodaje, pero porque tenía una visión completamente diferente de la profesión. La actriz era de formación clásica, mientras que los otros intérpretes estudiaban bajo el Método Stanislavski. Pese a ello, finalmente hubo entendimiento.

Un tranvía llamado deseo en eCartelera
8 Marlon Brando odiaba a Stanley Kowalski

Fue Kowalski el que le dio la fama de 'chico malo' a Marlon Brando. A lo largo de su carrera, el actor abrazó ese apodo, haciendo constante honor a su carácter rebelde, indomable y también atormentado. Sin embargo, pese a que su interpretación en 'Un tranvía llamado Deseo' fue aplaudida y reconocida, el actor odiaba a su personaje en privado.

Kim Hunter, que interpretó a Stella, declaró que Brando, al contrario de lo que pensaba la opinión pública, tenía un carácter más afable que el de su personaje en la película, algo en lo que coincidieron Jean Simmons y Maria Schneider, que trabajaron posteriormente con el actor.

Su interpretación de Kowaslki le valió a Brando su primera nominación al Oscar y el inicio de su ascenso al estrellato en Hollywood, puesto que fue candidato a la dorada estatuilla cuatro veces consecutivas. La primera fue por ser Kowalski en la cinta de Elia Kazan, pero luego fue nominado por '¡Viva Zapata!' (1952), 'Julio César' (1953) y 'La ley del silencio' (1954), ganando en esta última candidatura.

Un tranvía llamado deseo en eCartelera
9 Tuvo que recrearse la ruta del tranvía

A diferencia de la obra de teatro, la adaptación cinematográfica de 'Un tranvía llamado Deseo' contó con numerosas escenas fuera del apartamento de Kowalski. De hecho, Blanche realmente llega en un tranvía al domicilio de su hermana y su cuñado, cuando en la obra original solo es mencionado.

Sin embargo, esa llegada en el tranvía no fue tan sencilla. Para en el momento que se rodó la película, la línea de tranvía que tenía el nombre de Deseo se había sustituido por un servicio de autobuses. Como aún se utilizaban los tranvías en otras partes de Nueva Orleans, se pidió a las autoridades que se pudiese rodar la llegada de Blanche con uno de esos tranvías, aunque con el letrero cambiado para que pudiera verse claramente la palabra "Deseo".

Un tranvía llamado deseo en eCartelera
10 El físico de Brando y las camisetas blancas

Marlon Brando se preparó a fondo para interpretar a Stanley Kowalski, tanto mental como físicamente. Por eso el actor quiso tener el cuerpo que tendría que tener un obrero. Brando comenzó una ardua tarea de ejercicios diarios en un gimnasio local, donde tonificó pectorales y bíceps. En su carrera teatral, Brando era conocido por su belleza pero no por tener un físico musculado.

Cuando el célebre escritor Truman Capote vio la transformación de Brando dijo: "Era como si la cabeza de un extraño se hubiera unido a un cuerpo bien esculpido, como en ciertas fotografías falsificadas". El cambio fue abismal, convirtiendo al intérprete en un auténtico icono sexual.

También sus escenas con camisetas blancas muy ceñidas provocaron que la venta de camisetas interiores se disparase, dejando claro que Marlon Brando era el icono de la belleza masculina salvaje, al contrario de la imagen de elegantes caballeros y galanes de Hollywood como Burt Lancaster o Gregory Peck.

Un tranvía llamado deseo en eCartelera
11 Blanche DuBois 'llevó a la locura' a Vivien Leigh

Vivien Leigh sufría de trastorno bipolar, también padecía depresión. El papel de Blanche DuBois en el teatro ya le provocó momentos de ansiedad a la actriz, aunque quiso protagonizar la obra por la importancia cultural que tenía y por su devoción a su profesión. Su dedicación a su trabajo continuó en el cine. "Estuve durante nueve meses en el teatro siendo Blanche DuBois, ahora ella está al mando de mí", declaró en una entrevista a Los Angeles Times.

Aunque su interpretación fue maravillosa, ganó su segundo Oscar y Tennessee Williams dijo que su actuación fue "todo" lo que imaginó de Blanche sobre el papel, lo cierto es que muchos analistas consideraron que su participación en 'Un tranvía llamado Deseo' agravó sus problemas médicos. Según recogió Anthony Holden en la biografía 'Olivier', Leigh llegó a decir que haber sido Blanche DuBois la volvió "loca".

Un tranvía llamado deseo en eCartelera

En 1999 fue elegida para su preservación para la historia por la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos dentro de su Registro Nacional Cinematográfico por ser "cultural, históricamente o estéticamente importante". Porque es una joya cinematográfica imprescindible, es momento de hacer un repaso por sus curiosidades más interesantes.

Artículos recomendados

Scarlett Johansson también quiere la película con las mujeres de Marvel

Scarlett Johansson apoya la idea de hacer una película con todas las mujeres de Marvel

Comentarios

Noticias relacionadas