Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Klaus Kinski y otras 10 grandes estrellas atormentadas de la historia del cine

Antonio M. Arenas Jueves 18 octubre 2018

"Le echo de menos de vez en cuando. No siempre, pero hay momentos en los que sigue vivo para mí. Lo más importante es que él creó un clima de profesionalidad incondicional", así hablaba Werner Herzog de su estrecha relación con Klaus Kinski en el documental 'Mi enemigo íntimo' (1999). Una película repleta de claves para indagar en la figura del controvertido actor alemán, que el 18 de octubre de 2018 habría cumplido 92 años y que todavía sigue desconcertando y fascinando al mismo tiempo.

Klaus Kinski en Aguirre, la cólera de Dios

Hay quienes lo llevan en los genes o se dedican al mundo de la interpretación por herencia familiar. Están aquellos que trabajan con ahínco para llegar a ser como sus referentes. Y luego están simplemente los que disfrutan adentrándose en otras vidas. Pero en el caso de Klaus Kinski su vocación surgió durante la Segunda Guerra Mundial, cuando fue prisionero del ejército británico, lo que probablemente explica muchas cosas de su trayectoria y conflictiva personalidad. Tras recibir formación teatral, pronto comenzó a actuar en toda clase de películas de bajo presupuesto, ya fueran europeas, españolas o norteamericanas, especialmente spaghetti westerns.

Pasados los años, aunque ya había destacado como secundario en 'Doctor Zhivago' y 'La muerte tenía un precio', ambas de 1965, no fue hasta 'El gran silencio' (1969) cuando Kinski obtuvo un papel principal como villano en este atípico western bajo la nieve dirigido por Sergio Corbucci. Rol que por su característico rostro y forma de actuar le acompañaría para siempre. Pero si hay una película que marcó su filmografía, esa fue 'Aguirre, la cólera de Dios'. La primera de muchas colaboraciones con Werner Herzog era una inmersión en la locura misma, siguiendo con su demencial cámara en mano la grandiosa (y a su vez diminuta) búsqueda de El Dorado de una expedición española. Volverían a colaborar juntos en 'Woyzeck', su extraordinaria revisión de 'Nosferatu', la tan poética como delirante 'Fitzcarraldo' y 'Cobra verde', rodajes en los que llegaron a desearse la muerte en varias ocasiones.

Klaus Kinski en Nosferatu

10 grandes estrellas atormentadas de la historia del cine

1 Jim Carrey

Sabíamos de sus episodios de depresión y de la controvertida muerte de su pareja, Cathriona White, víctima de sobredosis días después de su ruptura. Jim Carrey se fue progresivamente alejando del cine, comenzó a pintar y a convertir sus declaraciones en auténticos delirios existenciales. Pero no fue hasta el documental 'Jim y Andy' cuando entendimos todo. Nos revelaba a un cómico hastiado de la fama, que encontraba en la actuación la oportunidad de ser literalmente otra persona y escapar así de sus demonios.

Película imprescindible: 'Man on the Moon'.

Jim Carrey en eCartelera
2 Peter Lorre

Húngaro de origen judío, se exilio de Alemania durante el nazismo y recala muy pronto en Hollywood, donde tuvo una larga y exitosa carrera. De 'El halcón maltés' a 'Casablanca', Peter Lorre se convirtió de los más grandes y reconocibles secundarios de la historia del cine, pero siempre escondió un gran dolor en su corazón. El cine para él era una forma de ganarse vida, su devoción eran el teatro y la literatura.

Con su ópera prima, 'El hombre perdido', basada en una novela suya y de la que también era protagonista, volvió a Alemania para cerrar las heridas del Holocausto, pero su fracaso le marcó para siempre. No volvió a dirigir e incorporó ese trauma a la fisionomía de sus personajes, desde su inconfundible acento alemán al malestar que transmitía. Su salud se deterioró rápidamente con el paso de los años, engordando y encontrándose cada vez más demacrado, hasta su muerte por un ictus con 59 años de edad.

Una película imprescindible: 'El hombre perdido'

Peter Lorre en eCartelera
3 Marlon Brando

Se han derramado ríos de tinta sobre él, pero todavía no se ha escrito suficiente literatura sobre Marlon Brando. Dueño de una vida personal y profesional inabarcable, que transitó del mayor de los éxitos a la decadencia, fue el máximo exponente del método Stanislavski, que consistía en trabajar la memoria emocional, utilizando recuerdos y sentimientos propios para mejorar su actuación. No es de extrañar por tanto que si su vida estuvo llena de dolor, su carrera estuviera trufada de papeles memorables, de 'El padrino' a 'Apocalypse Now'.

Una película imprescindible: 'Un tranvía llamado deseo'.

Marlon Brando en eCartelera
4 Setsuko Hara

El de la actriz japonesa Setsuko Hara probablemente sea un caso único e irrepetible en la historia del cine. Tras la muerte de Yasujiro Ozu, cuando se encontraba en la cúspide de su carrera, abandonó el mundo de la interpretación y se retiró de la vida pública, viviendo de forma anónima hasta su muerte en 2015. Nadie pudo transmitir como él su dolor, considerada "La eterna virgen" por los papeles de hija abnegada que solía interpretar en sus películas. Personajes que reflejaban algo de su propia vida, criticada por permanecer soltera en una sociedad tan conservadora y tradicional como la japonesa.

Una película imprescindible: 'Cuentos de Tokyo'

5 Joaquin Phoenix

Decidió abandonar la interpretación tras la trágica muerte de su hermano River Phoenix, pero Gus Van Sant le recuperó para la causa dando vida a un problemático adolescente en 'Todo por un sueño', iniciando una fulgurante carrera que le llevó a ser nominado en varias ocasiones al Oscar, por 'Gladiator' y 'En la cuerda floja', caracterizándose por interpretar personajes al límite. Hasta que en 2007 algo cambió, Joaquin Phoenix apareció en el show de David Letterman con aspecto desaliñado, incapaz de hablar coherentemente anunció su retirada de la actuación y su nueva carrera como rapero. Todo formaba parte de un falso documental que si bien no fue más que una performance, alimentaba sus trastornos de personalidad y exponía hasta qué punto podía llegar para meterse en un personaje. Su próximo papel será el del Joker, nos tememos lo peor.

Una película imprescindible: 'I'm Still Here'

Joaquin Phoenix en eCartelera
6 Heath Ledger

De Joker al Joker con mayúsculas. Heath Ledger se despidió súbitamente del cine con una interpretación repleta de rabia y dolor que no hizo más que acrecentar su trágica leyenda. No había superado su ruptura con Michelle Williams y sufría de insomnio, cuando una noche una mezcla accidental de medicamentos acabó con su vida. Ni siquiera había cumplido treinta años.

Una película imprescindible: 'El caballero oscuro'.

Heath Ledger en eCartelera
7 Shelley Duvall

Da la sensación de que los actores excéntricos, intensos y problemáticos suelen tenerlo más fácil para conseguir trabajo y papeles torturados que las actrices. El caso de Shelley Duvall es paradigmático. Considerada una de las mejores actrices de su generación, Stanley Kubrick convirtió el año que duró el rodaje de 'El resplandor' en una tortura que ella nunca logró superar. A continuación sufrió el ostracismo de la industria y tuvo que montar a finales de los 80 su propia productora de televisión para seguir trabajando. Tras un tiempo alejada de los focos, en 2016 se desató la polémica por su entrevista en un programa de televisión norteamericano que dejó al descubierto su preocupante estado de salud físico y mental.

Una película imprescindible: 'El resplandor'.

Shelley Duvall en eCartelera
8 Robin Williams

Que el cómico por excelencia, alguien que ha hecho reír a distintas generaciones, no fuera consciente de su impacto en tantas vidas es una cruel paradoja. Pocos actores han encarnado y transmitido tanta bondad como Robin Williams, pero pocos también habrán sufrido como él. Superó su adicción a la cocaína a principios de su carrera y en 2006 entró en un centro de rehabilitación tras admitir su alcoholismo. La suya fue una carrera repleta de éxitos comerciales y también de altibajos a la que puso fin en 2014, cuando se suicidó ahorcándose tras ser diagnosticado de Parkinson. Este año HBO ha estrenado el documental 'En la mente de Robin Williams' que trata de profundizar en la diferencia que existía entre el cómico sobre el escenario y el torturado padre de familia fuera de él.

Una película imprescindible: 'El mejor padre del mundo'.

Robin Williams en eCartelera
9 Philip Seymour Hoffman

El enfermero de 'Magnolia', el obseso sexual de 'Happiness', el líder espiritual de 'The Master'... tras sus personajes había una fragilidad arrolladora, tanta personalidad como delicadeza. Philip Seymour Hoffman destilaba algo físico y animal en sus caracterizaciones, pero también elegancia y contención, gracias la que consiguió el reconocimiento con su encarnación de Truman Capote, que le valió un Oscar y le abrió de par en par las puertas de Hollywood. Aunque también serían las de sus infiernos. Un año antes de su muerte ingresó en un centro de desintoxicación y en 2014 falleció víctima de una sobredosis de cocaína y heroína. Otra cosa no, pero repasando su filmografía se comprueba que fuimos nosotros quienes tuvimos sobredosis de Philip Seymour Hoffman.

Una película imprescindible: 'Synecdoche, New York'.

Philip Seymour Hoffman en eCartelera
10 Klaus Kinski

Cuenta Werner Herzog que Klaus Kinski casi abandona el rodaje de 'Aguirre, la cólera de Dios' al descubrir que la película no empezaba con su rostro, sino con un largo plano general de las montañas y de la expedición desfilando entre ellas. Era un egomaníaco que dio rienda suelta a su expresividad, apoderándose de la escena, entrando y saliendo del plano a su antojo, danzando frente a la cámara, incluso mirándola fijamente y rompiendo la cuarta pared. Su encarnación de la locura tocó techo en una vida que fue igual de tumultuosa, que no se entendería sin sus constantes polémicas, amenazas y tensas relaciones con su propia familia.

Una película imprescindible: 'Aguirre, la cólera de Dios'.

Klaus Kinski en eCartelera

Genios torturados

Klaus Kinski falleció en 1991, cuando ya se había retirado de la vida pública. Pero además de Herzog, uno de los directores con los que más trabajó fue el español Jess Franco, que pese a todo conservaba un buen recuerdo de su amistad y profesionalidad: "Klaus era un auténtico esquizoide. De vez en cuando tenía crisis en las que había que intentar ser amistoso con él y mandarle a hacer puñetas. Decirle que ya rodará mañana o pasado. No había que enfrentarse a él o estallaba y le daban ataques de histerismo. Pero aparte de eso era un hombre muy inteligente, afectuoso y encantador, con una capacidad para actuar extraordinaria y una versatilidad formidable. Y además, con gran capacidad de sacrificio, ya podrías estar rodando 15 horas que él seguía al lado de la cámara todo el tiempo".

A continuación, recordamos a otras grandes estrellas atormentadas que destacaron entre el resto ya fuera por trasladar su dolor a sus personajes y a su método interpretativo, como Marlon Brando o Setsuko Hara, o aquellas que fueron presa de las adicciones y tuvieron un destino trágico, como Robin Williams, Philip Seymour Hoffman y Heath Ledger. Actores y actrices en cualquier caso inolvidables, marcados para siempre en nuestro imaginario por todo lo que transmitían dentro y fuera de la pantalla.

Artículos recomendados

Ignacio Mateos y Daniel Grao no se parecen en nada a sus personajes de 'Animales sin collar'

Daniel Grao nos cuenta cómo pasó de catalán a andaluz en 'Animales sin collar'

Comentarios

Noticias relacionadas