Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Los mejores momentos de los Emmy 2019: la noche agridulce de 'Juego de Tronos', la fiesta de Phoebe Waller-Bridge

Jesús Agudo Lunes 23 septiembre 2019

Sí, era la serie con más nominaciones de la historia de los Emmy. Sí, es la serie con más premios de la historia de los Emmy. Y sí, es la serie con más premios de los Emmy de este año. Y aún así no se van a quitar esa sensación agridulce de haber ganado, pero no tanto como se esperaba. 'Juego de Tronos' se ha alzado con el premio a la Mejor Serie Dramática y el de Mejor Actor de Reparto para Peter Dinklage, que ya tenía experiencia en ese campo. Pero había cinco actrices de la serie nominadas, y tres actores más, y todos se han quedado sin premio. Era la gran noche de Poniente, su gran despedida (hasta que la precuela llegue a nuestras vidas). Y en vez de irse con un bang, se han ido haciendo poquito ruido.

Peter Dinklage en los Emmy 2019

Sin embargo, Dinklage y compañía nos han dejado bonitos momentos en su última noche en el Microsoft Theater. Primero, saliendo todos los actores y actrices nominados juntos al escenario para entregar un premio, momento en el que Gwendoline Christie se llevó la mayor ovación. Luego se hicieron una genial foto de grupo en el backstage, y también asistimos a un precioso abrazo entre Kit Harington y Sophie Turner. Peter Dinklage dio las gracias a una serie rodeado de "la puta gente con más talento del mundo". Y no pidió perdón por el taco: "¡Eh! Se ha acabado, no me importa". Añadió: "Me siento muy afortunado de formar parte de una comunidad que es todo tolerancia y diversidad. Porque no habría otro lugar en el que pudiera estar sobre este escenario como ahora". Y unas últimas palabras para David Benioff y Dan Weiss: "Hemos caminado literalmente por fuego y hielo por vosotros, y lo volvería a hacer".

Quien sí dio el pelotazo, y no se esperaba ni por asomo semejante baño de premios, fue Phoebe Waller-Bridge y su 'Fleabag', que no solo se llevó Mejor Comedia, también dirección, guion y actriz protagonista. "Es duro y realmente doloroso actuar". Pero disfrutó de su lluvia de premios como la que más, con baile de la victoria y todo cuando se llevaron el premio gordo. Una noche de ensueño para una serie pequeñita que merece cada alabanza que ha recibido por parte de la Academia de la Televisión.

Pero en discursos tenemos dos ganadoras. Una fue Patricia Arquette, que se acordó de su hermana Alexis, que murió en 2016: "Continuaré estando de luto hasta que cambiemos el mundo para que las personas trans dejen de estar perseguidas. Dadles trabajos". Michelle Williams también aprovechó su galardón por 'Fosse/Verdon' para dejarnos un pedazo de discurso en el que agradeció la igualdad salarial en su serie y continuó: "La próxima vez que una mujer (en especial una mujer de color, pues ella trabaja por conseguir 52 centavos frente al dólar que consiguen sus contrapartidas masculinas blancas) os diga lo que necesita para hacer su trabajo escuchadla". En el apartado humorístico, grande Jodie Comer, que admitió que no invitó a sus padres a la gala porque pensó que no ganaría, y Alex Borstein que subió su apuesta del año pasado admitiendo que, este año, "no llevaba bragas". Mención especial a Billy Porter, primer hombre negro LGTB en recibir un Emmy en la historia.

A toda mecha

Dejando los premios a un lado, la gala sin presentador consiguió ser fluida. De hecho, quizás mucho. El anunciar los nominados de cada categoría antes de los presentadores y luego dar el premio directamente para darles veinte segundos de discurso y pasar al siguiente galardón sí, hace todo muy rápido, pero los premios no tuvieron mucho tiempo para brillar. El que sí destacó fue el escenario del Microsoft Theater, muy dinámico y limpio, aportando un toque vistoso pero no avasallador.

El guion de la gala, eso sí, dejó pocos momentos realmente llamativos, al no contar con "una historia" de principio a fin. La aparición de Bryan Cranston defendiendo que la televisión está mejor que nunca, un In Memoriam con gusto o el "maniquí" de Bryan Cranston fueron de los pocos casos reseñables en una gala con mucho ritmo pero bastante sosa.

Phoebe Waller-Bridge en los Emmy 2019

Por suerte, la sorpresa la dieron los propios premios, sobre todo los que aguaron la fiesta a 'Juego de Tronos'. 'Ozark', 'Succession' o 'Killing Eve' acabaron llevándose estatuillas cuando no se esperaban. En miniserie la cosa estuvo más cantada, con 'Chernobyl', la ficción de la que más bromas se hizo en toda la noche (estando ahí la despedida de 'Juego de Tronos', fíjate), alzándose con Mejor Miniserie. Al final, los Emmy 2019 se despiden no cayendo en el homenaje fácil a un fenómeno sino dando voz a los grandes talentos de la temporada que tampoco han tenido tantos focos. 'Juego de Tronos' seguirá siendo historia de la televisión, pero cada espectador nuevo que se lleve 'Fleabag' será un auténtico triunfo para los Emmy.

Artículos recomendados

San Sebastián 2019, día 3: Me quedo a vivir en 'La trinchera infinita'

San Sebastián 2019, día 3: Me quedo a vivir en 'La trinchera infinita'

Series relacionadas

Comentarios

Noticias relacionadas