Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Última hora 'La que se avecina' y 'Vis a vis' anuncian nuevos spin-offs

¿Qué fue de Mo'Nique, la polémica ganadora del Oscar por 'Precious'?

Héctor Martín Miércoles 06 noviembre 2019

En el año 2009, la actriz afroamericana Monique Angela Hicks, más conocida como Mo'Nique, dejó a todo el mundo con la boca abierta gracias a su increíble interpretación en 'Precious' de Lee Daniels, cinta basada en 'Push', la novela escrita por la poetisa y autora Sapphire.

Ese mismo año, durante la 82º ceremonia de entrega de los Oscars, Mo'Nique hizo historia al convertirse en la quinta actriz negra en alzarse con la codiciada estatuilla, un hito que, hasta aquel momento, solo había sido alcanzado por Hattie McDaniel ('Lo que el viento se llevó'), Whoopi Goldberg ('Ghost, más allá del amor'), Halle Berry ('Monster's Ball') y Jennifer Hudson ('Dreamgirls'). Después de que Robin Williams le entregara el galardón, la actriz aprovechó el momento para lanzar un poderoso discurso, que terminaría siendo el primer clavo en el ataúd de su carrera.

"Quisiera dar las gracias a la Academia por demostrar que se trata de la interpretación y no de política, quiero agradecer a Hattie McDaniel por soportar todo lo que tuvo que soportar para que yo no tuviera que hacerlo. A Tyler Perry y Oprah Winfrey, porque vosotros lo habéis tocado y todo el mundo lo ha visto. Ricky Anderson, nuestro abogado, gracias por tu trabajo. [...] A mí increíble marido Syndey [Hicks], gracias por enseñarme que a veces hay que renunciar a lo que es popular para hacer lo que es correcto".

Las palabras de Mo'Nique fueron pronunciadas en un momento en el que el clima socio-político y racial de Hollywood no estaba preparado para hacer frente a las reivindicaciones de la actriz. Pero eso no es su culpa, sencillamente la industria aún no había hecho frente a sus principales problemas internos ni sus prejuicios; el movimiento #MeToo aún no existía, el patriarcado seguía reinando en Hollywood y cintas como 'Moonlight', 'Green Book' o 'Black Panther' estaban a una década de distancia. En la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, dominada por hombres blancos, las palabras de esta mujer negra no cayeron en gracia.

Pero este discurso tan solo fue el principio del final para la actriz. Poco tiempo después de que Mo'Nique recibiera su Oscar, los rumores acerca de sus exigencias durante la promoción de la película y la campaña por los Premios de la Academia comenzaron a crear una imagen que, si bien no era del todo inventada, tan solo sirvió para enterrar su carrera.

Precious

Rechazando Cannes

Al parecer, según fuentes de New York Daily News, la actriz exigió altas sumas de dinero a cambio de hacer acto de presencia en diversas galas y festivales de cine donde se promocionaba la cinta, todo parte de su campaña por el Oscar, un premio que, según la propia Mo'Nique, "no había pedido". Cuando la actriz declinó la oferta de asistir a Cannes, el estudio tomó una decisión: "Mo'nique era mala para el negocio". Sin embargo, según la propia actriz, la industria le dio la espalda porque ella no estaba dispuesta a "jugar su juego". Mo'Nique insinuó que sus ideales e inamovible posición con respecto a sus opiniones y creencias inmplicaban que no podía formar parte de la maquinaria hollywoodiense, un sistema controlado por hombres blancos.

Durante los siguientes años, las ofertas de trabajo de la actriz se fueron reduciendo poco a poco, aunque Lee Daniels insistió en que seguía contando con ella, Mo'Nique aseguraba que aquellos en quiénes había contado ahora le estaban dando la espalda. La actriz comenzó a atacar a Lee Daniels, asegurando que no le había respaldado como se merecía. Tiempo después, se centró en otros objetivos, la misma mujer que elogió a Oprah Winfrey y Tyler Perry ahora consideraba que sus antiguos aliados estaban en su contra.

El feudo con Winfrey comenzó por motivos personales, en torno a una entrevista no autorizada sobre la traumática vida personal de Mo'Nique (un pasado marcado por los abusos sexuales que había sufrido por parte de su propio hermano). Esa misma pelea se alargó con el paso del tiempo, volviéndose más y más insolventable, la actriz comenzó a especular con la idea de que Winfrey era parte de esa misma mano invisible que manejaba Hollywood, un sistema que elije quien triunfa y quien no. En cuanto a Tyler Perry, las acusaciones siempre fueron por el mismo camino, la actriz creía que el actor se había vendido a los ejecutivos de Hollywood, y que Perry ya no era el mismo hombre negro en un mundo de hombres blancos.

Boicot a Netflix

Cuando el teléfono de Mo'Nique dejó de sonar con ofertas de trabajo, la actriz tuvo que dar un paso atrás y regresar al gremio en el que había comenzado su carrera: la comedia. Mo'Nique se convirtió en una de las monologuistas más polémicas del mundo de la risa, utilizando su nueva plataforma para lanzar ataques a Oprah Winfrey o Tyler Perry entre otros, creando cierto revuelo entre el público, lo que le hizo ganar popularidad. Su regreso a la comedia captó la atención de empresas como Netflix, que intentaron ofrecerle contratos exclusivos para grabar sus especiales de comedia, una práctica habitual en el mundo del stand-up.

Sin embargo, la empresa y la comediante no llegaron a un acuerdo. Tal y como recogió Vulture, la plataforma de streaming ofreció a Mo'Nique una suma total de medio millón de dólares, una cifra "insultante" según la cómica, que señaló el abultado sueldo de Amy Schumer, que rondaba los 11 millones. Según Mo'Nique, Netflix tenía prejuicios hacia su polémica figura pública, fuertemente marcada por temas raciales y reivindicativos. Netflix respondió alegando que otros cómicos de raza negra como Chris Rock o Dave Chappelle habían recibido sueldos astronómicos y que los sueldos de ambas cómicas (Mo'Nique y Schumer) se basaban en su popularidad y recepción por parte de los fans, es importante mencionar que ese mismo año Schumer había estrenado 'Y de repente tú', una comedia romántica de 30 millones de presupuesto que había recaudado 140 millones de dólares en taquilla. Por su parte, la actriz no tardó demasiado en acudir a sus redes sociales para boicotear a la empresa.

Ver esta publicación en Instagram

#BOYCOTT#NETFLIX FOR #COLORBIAS AND #GENDERBIAS. PLEASE STAND WITH ME. I LOVE US.

Una publicación compartida de Mo'nique (@therealmoworldwide) el

"BOICOTEAD A NETFLIX POR TENER PREJUICIOS DE COLOR Y GÉNERO. POR FAVOR PONEOS DE MI LADO. OS QUIERO".

"Cuando le pregunté a Netflix por qué los pagos eran tan distintos dijeron: «Bueno, creemos que esa es la cantidad que Mo'Nique va a generar»".

Aunque parte de sus fans mostraron cierto apoyo por la actriz, la mayoría del público se tomó las palabras de Mo'Nique como una queja superflua, infundada en las exigencias de una estrella cuya luz se había apagado hace mucho tiempo. Después de tantas polémicas y controversias, la actriz terminó perdiendo su batalla contra la industria, y aunque ha vuelto a trabajar en proyectos pequeños, Mo'Nique no ha conseguido recuperarse, y su carrera ha sufrido las consecuencias. Sin embargo, la auténtica pregunta aquí es: "¿Merecía Mo'Nique todo lo que pedía o fue Hollywood quien le dio la espalda por ser una figura polémica?". La respuesta, como de costumbre, dependerá de a quién se le haga la pregunta.

Artículos recomendados

Las mejores ofertas en merchandising: 'Star Wars', 'Batman' y 'Deadpool'

Las mejores ofertas en merchandising: 'Star Wars', 'Batman' y 'Deadpool'

Comentarios

Noticias relacionadas