Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

8,8

Esta peli más que contarte una historia te crea un estado de ánimo

01 mar 2020

Escribo este comentario sin haber leído ninguna crítica sobre esta peli, incluida la de Daniel que ha la colocado en el WhatsApp del grupo Amigos del Cine de Azuqueca de Henares.



Le he pedido permiso para copiarla y colgarla en este post y generosamente me lo ha concedido. Así que después de la mía podéis leer la de Daniel.



Las apuestas del Taller de Cine siempre son muy interesantes.



A veces vemos pelis que ya conozco en pantalla grande, lo cual es un gran placer y una oportunidad única.



Otras contemplamos producciones para mí desconocidas que son siempre un interesante descubrimiento.



Don't Look Now es una peli raruna y desconcertante, de esas en las que cada espectador puede dar una interpretación diferente.



Desde el principio de la peli se plantea una forma de rodar y unos elementos narrativos muy inquietantes.



El montaje, aquí, es el elemento fundamental del lenguaje cinematográfico para obtener este estado emocional.



Esos insertos de menos de un segundo en medio de una escena, descolocan al espectador y lo sitúan en un estado mental claramente desasosegante.



La historia circula sobre el eje de la muerte de una hija.



Laura y John Baxter (Julie Christie y Donald Sutherland) afrontan esta desgracia de manera diferente.



Laura encuentra la "paz" en la intervención de dos hermanas, una de ellas medium.



John intenta dedicarse intensamente al trabajo, pero no deja de presentar pensamientos parásitos que le atormentan. Él mismo no puede distinguir en ocasiones lo que es real de lo que no.



Su aparente cordura es solo una intención, una pose ante un suceso que ha sido incapaz de digerir. Tal vez, nadie sea capaz de asimilar la muerte de un hijo.



La peli se desarrolla en una Venecia decadente y fea, muy alejada de las postales de gran belleza plástica que nos presentó Juan Ignacio antes de la proyección, al que felicito por su maestría con la cámara, cuestión que envidio. (Se puede ver después del comentario de Daniel)



La Iglesia que va a ser restaurada por el Sr. Baxter es también bastante siniestra y una fuente de inquietud en el espectador. Sabemos, o presentimos al menos, que va a ocurrir en ese recinto un suceso luptuoso.



Todo lo que rodea al obispo también es muy raro.



Incluso ese comisario de los Carabinieri que sentado en su mesa parece alguien, pero que al lado de Donald Sutherland es muy pequeño, un personajillo.



No hablemos ya de las dos hermanas. Personajes inquietantes y siniestros que dan un mal rollo terrible.



Al final el espectro vestido de impermeable rojo termina por volvernos locos.



Nicolas Roeg introduce figurantes extraños y feos. Como la señora encargada del lavabo, o el gerente del hotel.



Además en Venecia hay un asesino que tira sus cadáveres a los canales para dar más ambiente?



Esta peli más que contarte una historia te crea un estado de ánimo. Cada uno puede hacer sus interpretaciones sobre la trama, todas serán acertadas por muy diferentes que sean, pero eso es lo menos importante. Lo trascendental es el mal cuerpo que te deja su visionado.



Mi puntuación: 8,88/10.

0
0
Valorar esta crítica