Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

7,6

En Tensión

28 oct 2013

En el año 2009, en aguas internacionales cercanas a Somalia, el buque carguero "Maersk Alabama", al mando del capitán de la marina mercante estadounidense, Richard Phillips, fue retenido por piratas somalíes, siendo el primer barco norteamericano secuestrado en doscientos años.

En muchas de las películas basadas en hechos reales tienes la sensación de que nada puede sorprenderte. Ya conoces el desenlace, sabes que va a ocurrir, aunque en cierto modo te interesas por descubrir como sucedieron los acontecimientos que conoces. En ciertas ocasiones el tratamiento que se le da a la historia que sabías de antemano es bastante deprimente, y acabas cabreado mientras sales de la sala, pero en otras ocasiones, te sorprendes aún sabiendo como va a acabar todo, temiendo incluso por la vida de ciertos personajes que en tu mente sabes que no van a desaparecer, pero en pantalla están en su último aliento.
"Capitán Phillips" pertenece a este selecto grupo de películas que sorprenden aún sabiendo el final.
Y en gran parte este éxito se debe a un soberbio trabajo de dirección e interpretación.
Paul Greengrass será seguramente un completo desconocido para muchos de los lectores de esta crítica, pero para los que no lo sepan, esas maravillas de la intriga y el thriller llamadas "El Mito De Bourne (2004)" y "El Ultimátum De Bourne (2007)" llevan su sello.
De hecho, durante algunos fragmentos de la cinta, los más enamorados de la saga Bourne, entre los que me incluyo, encontramos ciertas semejanzas entre aquellas películas y la protagonizada por Tom Hanks.
Y es que "Capitán Phillips" se asienta sobre varios de los pilares básicos del cine de thriller de Greengrass: cámara al hombro para sentirte dentro de la acción, personajes con historia que te importan y secuencias con juegos de luces que demuestran el talento del director estadounidense.
La dirección de Greengrass es por lo tanto soberbia. En gran parte por dejarnos en constante tensión durante los más de 120 minutos de duración de la película.
El guión es bueno y está bien estructurado, además de tener unos personajes carismáticos y con gran personalidad para hacer disfrutar al espectador y sentir que está ante una situación que realmente sucedió en aguas cercanas a Somalia.

En el apartado actoral debemos destacar a un soberbio Tom Hanks, que realiza una interpretación increible, que pone los pelos de punta. Ciertas personas afirman que es un serio candidato al Oscar el próximo año, pero viendo a los premiados en los últimos tiempos yo lo descartaría.
Barkhad Abdi es la gran sorpresa del conjunto. Dando vida al pirata somalí que captura al capitán Phillips, demuestra unas dotes interpretativas muy superiores a cualquier otro actor del reparto, en especial por sus gestos de inseguridad y duda hacia las situaciones que se dan en la historia. Parece como si realmente fuera un pirata.

En cuanto a la parte más técnica de la película, tenemos que afirmar que los efectos digitales, si es que los hay, los han ocultado de forma magistral, ya que la totalidad de la película parece hecha sin ningún efecto generado por computadora. Esa es otra de las características del cine de Greengrass. En las dos películas de Bourne que el estadounidense dirigió se usaron efectos digitales de forma muy sutil, casi imperceptibles, dejando al espectador con una sensación de estar viendo verdadero cine, una película de acción e intriga con acción e intriga reales, sin efectos digitales, usando especialistas y movimientos de cámara muy específicos para dotar a la escena de un aura especial.
Esa es la misma sensación que podemos disfrutar en "Capitán Phillips", en gran parte gracias a la antes mencionada cámara al hombro, una ingeniosa forma de introducir al espectador en las escenas de acción, como si él mismo las estuviese viviendo. Por desgracia el cine actual cada vez hace menos uso de los especialistas, es por ello que muchas películas no logran involucrar completamente al espectador, como ya hicieran las películas de Indiana Jones hace tres décadas, en donde los ordenadores sólo se utilizaban para el retoque del color y para montar las escenas de la película, y los especialistas tomaban en control en las escenas más peligrosas. "Capitán Phillips" tiene mucho de aquellos recuerdos.
La fotografía es también impresionante, mención especial para las escenas nocturnas, en donde realmente sientes que estas de noche, sin focos ni luces extrañas que alumbren la cara del actor para que este se desenvuelva mejor en esa escena en particular. El uso de planos aéreos es también un gran punto a favor de la película, amén de otros muchos primeros planos en donde se siente la intensidad de los momentos cruciales de la historia.
La banda sonora, compuesta por Henry Jackman, recuerda en muchos momentos a las creaciones de John Powell para las películas de Bourne. Se ve que el compositor que en esta ocasión acompaña a Greegrass ha aprendido muy bien a manejar los tempos de los acordes para crear tensión.

7,6/10 para "Capitán Phillips", lo último de un Tom Hanks que nunca decepciona, en una historia tan controvertida como apasionante, dirigida de forma efectiva por Greengrass y con una sensación de realismo extrema. Muy recomendable.

Para más críticas entrad en www.criticasdecinejorge.blogspot.com ¡Gracias!

0
0
Valorar esta crítica
'Capitán Phillips': Cuando la desesperación lleva al límite
Crítica Ecartelera
8,0