Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

3,5

Amor de madre

02 abr 2017

Desde el primer momento en que surgieron los rumores acerca de que iba a rodarse una nueva versión de 'Carrie', el público se echó las manos a la cabeza, pues pocas cosas a mejorar habían en la obra del gran Brian de Palma. Cuando la noticia se hizo oficial, la excusa utilizada fue la de siempre a la hora de argumentar la realización de cualquier remake: la de hacer una versión actualizada de la primera novela publicada por Stephen King, haciendo tan solo una década desde la versión televisiva protagonizada por Angela Bettis.

El hecho de que para revisar 'Carrie' se contase con una mujer y de que Julianne Moore dijese en varias entrevistas que se había empapado del libreto original de King para meterse en el papel de la ultracatólica y desquiciada Margaret White, eran dos puntos a favor que la película ya tenía previos al visionado. Pero aquí subyace su gran error, pues el hecho de que una mujer ruede una película en la que la protagonista (correcta Chloë Moretz que no acaba de colar como marginada y que por lo tanto no infunde ni una décima parte de la pena/terror que Sissy Spacek) sea una adolescente con una tortuosa relación con su madre, no quiere decir que sea una visión excelente, pues si algo ya consiguió De Palma fue plasmar a la perfección todo ese conjunto de inquietudes propias de la adolescencia gracias, si más no, a las soberbias interpretaciones de Spacek y Piper Laurie.

Resulta casi imposible cuestionar la nueva Carrie sin mencionar la primera versión, pues como producto que no está a la altura y que peca de abusar del CGI para acercarse, quizá, a las nuevas generaciones, estamos ante una regular versión con supuesto in crescendo que se desinfla cuando empiezan a aparecer los mencionados abusos del efecto digital, convirtiendo el esperado baile de graduación en una escena más propia de la saga 'Destino final' que de otra cosa. Lo único que uno se pregunta durante el transcurso de la película es si realmente hacía falta poner al día 'Carrie', pregunta que queda resulta cuando aparecen los títulos de crédito: no, no hacía falta.

0
0
Valorar esta crítica