Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Podcast La historia de HBO, el canal que lo cambió todo
8

Tom se reinventa ¡Y cómo!

13 ene 2013

Dicen muchos gurús que en estos tiempos de crisis, el que no se sabe reinventar no sobrevive. Pues entonces está claro que Cruise, es un superviviente nato. Una estrellaza que se sabe reinventar cuando toca, y no se duerme para nada en los laureles. Aunque sea el productor de una de las franquicias más rentables de la historia del cine, "Mission Impossible". Aunque haya tenido nominaciones al Oscar, premios a manta y millones de dólares en la taquilla con sus películas. Nada, nada. A seguir currándoselo, que con sus 50 años está más en forma que nunca. Corre, salta, pelea, conduce, todo un action-hero por el que no parecen pasar los años. Con su tableta de abdominales más marcada que nunca, y su carisma intacto. Mejor dicho, con más carisma aún si cabe.

Producida por el mismo Cruise, "Jack Reacher" es la adaptación de una novela de Lee Child, que habla de un expolicía militar, reciclado en investigador privado, que se involucra en un extraño caso cuando un francotirador que estuvo en Irak mata a seis personas un día que le da la chaladura. A partir de ahí, las cosas se van a complicar bastante porque es sólo la punta de un iceberg...

Lo que más sorprende de este film, son los elementos clásicos. Tiene añadidos de "thriller", de género policíaco, algo de cine militar e incluso de comedia romántica -así como suena-. Todo trufado con un sentido del humor bastante ácido y cruel, que parece sacado del mismísimo Raymond Chandler. Sí, así como suena, porque esta historia, la película en definitiva, me parece una actualización del más clásico cine negro, con toda su galería de personajes. Desde el detective privado desencantado de la vida que sobrevive como puede, hasta la chica idealista que lucha por la verdad, el malo malísimo y sus secuaces, el inocente culpado injustamente, y así un largo etcétera. Claro que no tenemos que olvidar que el que ha adaptado el libro al guión cinematográfico es Christopher McQuarrie, uno de los más talentosos guionistas del actual Hollywood, ganador del oscar al mejor guión original por "Sospechosos habituales", así que ya podemos comprender que la historia encaje como un pastel en el molde. Hay que destacar el excelente trabajo en la fotografía de Caleb Deschanel (un curtidísimo artesano del que se deben las brillantes fotografías de "El Patriota" o "La Pasión de Cristo") y el del propio McQuarrie a la dirección, creando una cinta de acción muy balanceada, apasionante de principio a fin y con unas milimétricamente medidas dosis de humor, suspense, intriga y comedia.

Cruise, que es la indiscutible estrella del show, derrocha carisma por los cuatro costados, y si ya estábamos acostumbrados a la arrebatadora sonrisa, ahora nos regala una nueva pose, un nuevo gesto de tipo duro que hace palidecer de envidia a los mismísimos Stallone, Schwarzenegger, Willis y Statham, todos juntos. Unas nenazas comparados con el nuevo Cruise, duro como el acero, sensible y paladín de las causas justas e inmisericorde cuando hay que serlo. La ley no está hecha para la él, él es su propia ley. Es como Charles Bronson, pero en guapo y sin bigote (y más bajito, claro).

Pero lo que me sorprende, lo que me deja realmente con los ojos como platos, es la capacidad de Cruise para reinventarse. Ya sabíamos que era un avispado productor y un brillante actor. Pero él se sigue moviendo, aportando valores añadidos a su ya espectacular carrera. Si Ethan Hunt ya se ha hecho archifamoso con "Mission Impossible", estamos ante el nacimiento de otro héroe que seguro dará muchísimo que hablar, porque Jack Reacher ha venido para quedarse y meter en cintura a cuantos haga falta. Por las buenas, o por las malas. Con la ley... o sin ella.

0
5
Valorar esta crítica