Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

4

El flojo regreso de Leatherface

30 sep 2017

A la espera de ver la precuela de Alexandre Bustillo y Julien Maury, que llevará por título 'Leatherface', es el momento perfecto para rescatar la última película de la saga de Cara de Cuero.

Tobe Hooper, aparte de ser uno de los referentes por antonomasia del cine de terror, es un claro ejemplo de poseer el espíritu de todo un explotador de productos desde la silla de productor y beber de los derechos de su ópera prima, 'La Matanza de Texas'. Al igual que los exorbitantes beneficios producidos por la saga de 'Star Wars' para con George Lucas, a un nivel mucho más bajo Hooper y su partenaire Kim Henkel (co-productor y co-guionista de la película original y director y escritor de la cuarta entrega) han sabido explotar al máximo la figura de Leatherface hasta el día de hoy.

Tras las dos primeras películas dirigidas por Hooper en 1974 y 1986, en los noventa se intentó revitalizar una saga, la cual cavaría su propia tumba con las muy olvidables 'Leatherface: La Matanza de Texas III' y 'La Matanza de Texas: La nueva generación', una especie de remake bastante fallido muy alejado de la seriedad de la primera entrega y más cercano al festival de horror divertido de la segunda. En 2003 vio la luz el glorioso remake dirigido por Marcus Nispel (al que el tándem Hooper/Henkel dio el visto bueno), seguido a su vez por una estupenda continuación en formato cómic además de una precuela, 'La Matanza de Texas: El origen', que supuso el cierre perfecto a la revisión de una trilladísima saga (homenaje a Marilyn Burns y la mítica escena de la cena "familiar" de la película original incluido). La resurrección de la gallina de los huevos de oro fue la que planteó dar el visto bueno a una continuación directa de la primera entrega de la serie. Así pues, John Luessenhop es el elegido para llevar a cabo una historia que borra de cualquier línea argumental las secuelas de nuestro matarife preferido y su familia, uniendo el final de la 'La Matanza de Texas' original con el prólogo de esta 'La Matanza de Texas 3D'.

Con un argumento más bien simple que sitúa a la protagonista (bellísima y voluptuosa Alexandra Daddario) como última descendiente de la familia Sawyer y, por lo tanto, heredera de una granja que parece estar abandonada, ella y sus amigos se trasladan a la misma para comprobar que en ella aún reside a día de hoy nuestro gran amigo Leatherface. Si dejamos de pensar en que el resto de la saga deja de existir cuando vemos esta continuación, la película funciona a las mil maravillas y somos testigos, una vez más, del ambiente feísta y de terror seco que la original de Hooper instauraría y crearía escuela. Sin escatimar a la hora de ensangrentar la pantalla y mostrar crudas escenas de violencia unidas a una rocambolesca historia familiar a la que va unida la tragedia de un pueblo entero, el argumento peca de simplón e incluso de demasiado "entrañable" a la hora de llegar a un desenlace que no está a la altura del universo malsano que supone 'La Matanza de Texas' para todo aficionado al género que se precie.

Las nuevas generaciones estarán contentas por conocer a un actualizado Cara de Cuero, por cuya motosierra pasará la nueva carnaza en forma de jóvenes que incumplan las harto conocidas reglas del cine de terror más teen y que causaron furor en los noventa. Llena de tópicos, sí. Predecible, también. Con un 3D colocado con pinzas con el único fin de sacar más beneficios en taquilla, por supuesto. Pero es Leatherface, y como figura representativa de los grandes del slasher, debemos quererlo igual.

Lo mejor: entretiene.

Lo peor: promete superar al remake de 2003 y no lo consigue.

0
0
Valorar esta crítica