Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

7,3

Dos Papas. Dos maneras de concebir la Iglesia

06 ene 2020

Producción británica, dirigida por un brasileño, protagonizada por un inglés y un galés, distribuida por Netflix.



Lo primero destacar el gustazo de ver a dos grandes de la pantalla (Jonathan Pryce y Anthony Hopkins) transmutados en Benedicto XVI y el Papa Francisco (al revés).



Aunque la peli está rodada en exteriores y en decorados diversos tiene un aire muy teatral.



La trama se basa en los diálogos de estos dos personajes.



La peli no elude, pero suaviza y diluye, el pasado turbio de estos dos personajes.



Benedicto por haber encubierto y protegido a los curas pederastas y Francisco por su colaboración con la Dictadura militar argentina.



Pero dentro del dogma católico está el sacramento de la confesión, que permite que los pecados sean perdonados. La ley humana es más dura porque, ante un delito, no solo vale el arrepentimiento, hay que cumplir la pena.



Me crié en la fe católica, en un colegio de curas y todos los temas de dogma me han interesado siempre, así como el cine religioso.



Desde muy joven me consideré ateo, lo que no ha impedido que me atraigan los temas de la fe y el dogma.



Entre Benedicto y Francisco se establece un enfrentamiento en la manera de ver la religión.



Ratzinger mantiene la inmutabilidad de la doctrina, no sujeta al relativismo occidental, decadente y ateizante. Perverso en su esencia que intenta demoler el espíritu de la fe.



Por otro lado Bergoglio opina que la doctrina se ha de adaptar a los nuevos tiempos y que aire fresco debe entrar en la Iglesia Católica. Abrir la mano con los divorciados, homosexuales, el cese del celibato?



Los dos exponen sus razones que resultan bien estructuradas y convincentes.



Pero yo estoy más con Benedicto. El dogma debe ser inmutable y quien no se encuentre cómodo en la fe de la Iglesia que no intente cambiarla, que se meta a otra religión.



Si la Iglesia se adapta a los tiempos pierde sus principios y su luz, al final del camino de la Redención, se verá difuminada por ese relativismo perverso que confunde.



La ciencia es mutable. Los conocimientos cambian. Lo que antes se creía certero, nuevos hallazgos cambian los conceptos. Así se progresa en el saber.



Pero la fe y el dogma son eternos e inmutables y no están sujetos a la arbitrariedad de las personas humanas, contingentes e innecesarias.



Terminaremos poniendo en duda la ascensión de la Virgen María o la Resurrección de los Muertos. ¡Por Dios! ¡Hasta ahí podríamos llegar!



Dicho todo esto, la peli me ha interesado por la polémica que suscita. Aunque me parece partidista pintando a un Papa Francisco bondadoso y cercano, cuando hace unos días veíamos cómo daba un manotazo a una feligresa que solo quería saludar a su Santidad.



Una peli muy recomendable para los que quieran conocer las tendencias actuales del Catolicismo.



Mi puntuación: 7,31/10.

0
0
Valorar esta crítica
'Los dos Papas': La humanización de dos figuras religiosas
Crítica Ecartelera
8,0