Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

8,6

Soluciones al autismo con graves problemas de comportamiento

01 mar 2020

Olivier Nakache y Eric Toledano, directores y guionistas, componen una peli testimonial, con un cierto aire documental.



Nos presentan el gravísimo problema de los enfermos psiquiátricos graves.



Hasta los años setenta la sociedad los mantuvo aislados y escondidos en los manicomios. En muchas ocasiones polimedicados o con sujeción mecánica para que no dieran problemas.



A partir de los años setenta del siglo pasado se tendió a la desinstitucionalización, en un movimiento que se dio en llamar la antipsiquiatría.



Ahora muchos enfermos mentales mayores vagan por nuestras ciudades como sin techo.



En esta peli se habla de los autistas con graves problemas de comportamiento, con los que muchas veces la familia ya no sabe que hacer y la sociedad, el estado, no da soluciones.



Unos inspectores analizan la labor de una institución, una ONG que da salida estos enfermos.



Se parte del principio de "un enfermo un cuidador". Estos cuidadores son chicos de barrios marginales que encuentran en su nueva labor un sentido a su vida.



La peli, con un estilo muy coral, nos plantea los problemas cotidianos de estos personajes.



Vincent Cassel es el eje de la historia, un idealista que siempre mira con optimismo los problemas repitiendo la frase: "algo se nos ocurrirá".



Este actor al que hemos visto interpretar mil veces a tipos duros y violentos, aquí compone un personaje inseguro en las relaciones personales, que funciona por instinto y sentido común, que dedica su vida a ayudar a los demás.



Impresionante la actuación de Hélène Vincent, como madre desbordada por la enfermedad de su hijo que ya no es un niño.



En la peli hay mucho drama, pero también momentos de humor.



Siempre he sido muy sensible al sufrimiento humano, de hecho he dedicado mi vida a intentar aliviar y consolar. Esta peli me ha tocado la patata y durante la última parte del metraje estuve llorando como una madalena.



Aunque puede pecar de reiterativa, se introducen suficientes elementos dramáticos y de acción como para entretener y emocionar al espectador.



Me gusta mucho la idea que dos personajes uno musulmán y otro judío, los dos practicantes, puedan colaborar y ser amigos y compartan el sentido solidario de la vida.



Los muchachos cuidadores son imperfectos, pero modélicos.



Se nos presenta una Francia multirracial y multicultural en armonía. ¿Demasiado idílica?



Está bien que se introduzca una dosis final de optimismo.



No he podido evitar mojar varios kleenex mientras escribía esta crítica.



Mi puntuación: 8,69/10.

0
0
Valorar esta crítica
'Especiales': Las brechas sociales en la sanidad
Crítica Ecartelera
8,0