Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Avatar de moore

moore

6

Cuando el terrorismo es la única manera de acabar con la tiranía del maldito fascismo... Pues bienvenido sea.

03 jun 2014

Vamos a ser claros, si hay algún estorbo que supone un impedimento a la hora de alcanzar la libertad, ¿cual es la única salida para alcanzar la dicha libertad? Pues eliminar dicho impedimento. Ya, ya, ya, dirán los babosos fascistas, tratando de dar sentido a sus palabras, con sus infames patrañas con las que anhelan engañar bobos ilusos, así cundiría el caos total y la muerte y el crimen... Por eso hace falta una dictadura. ¿O sea que la solución es una dictadura antidemocrática, eh, fachillas resplingones? Si os la pone dura y os así se os insuflan aires de importancia y de arrogancia en el mar que es vuestra patética existencia acomplejada, a la hora de dominar a alguien, mejor os vais a dominar a alguien que yo me sé... Que aquí nadie tiene la culpa de vuestra neurótica intolerancia con la que le pretendéis cortar las alas a los que no la padecen. Pero claro, es prometer algo tan insustancial y mediocre, 'orden y paz' para que el personal pueda seguir atiborrar su rebosante barriga mientras se marchita viendo la tele y estos, anonadados, se convertirán en tus siervos, en tus fieles vasallos, entregándotelo todo lo que les distingue, lo que les hace únicos y maravillosos, su razón, su sentido común, su libertad de expresión y su voluntad, su incondicional consentimiento callado y obediente, aceptando vivir bajo los férreos pilares de crueldad, injusticia, intolerancia y opresión, un 'acuerdo' establecido fruto del miedo innato de los ilusos ignorantes, incapaces de limpiarse el culo por sí mismos, necesitados de que venga alguien y lo haga por ellos, no vayan a mancharse ellos de mierda! Son personas que no conciben otra forma de existencia que la de ser dominadas por otros, tendencia que va acompañada muchas veces de la existencia de numerosos prejuicios arcaicos e insustanciales, adquiridos del origen de una vía determinada, encargada de hacer circular 'información muerta' con unos fines determinados, y que irremediablemente se transmite de boca a boca. Pero el origen de tal catástrofe es ni más ni menos que el miedo, el cual algunos se han encargado de que este haya sido transmitido hasta lo profundo de los entresijos de vuestro pensamiento.

Y cuando en medio de la odiosa imposición fascista surge un hombre que recuerda con sólidos atentados y compleja oratoria recuerda cosas como que "el pueblo teme a los gobiernos y deberían ser los gobiernos quienes temieran al pueblo", los siniestros responsables buscan como atajar de inmediato ese 'problema', engañando una vez más mientras tanto al pueblo, corriendo cual liebres despavoridas a refugiarse bajo esa cubierta destartalada, todo un punto reunión de los fascistas en tiempos de lluvia, la alegación de la existencia terrorismo, con el fin de asustar a los ignorantes.

¿Vanidoso? Quizás, alguien debe de tomar las riendas de la clase y del estilo de la libertad y de la justicia, cuando esta no está. Y quién mejor que ese último anarquista en pie, dispuesto a invertir de nuevo el infame orden para recuperar algo por lo que supuestamente no se debería luchar ni exponerse a ningún peligro, pero que como por desgracia puedo observar, es algo vital ante las interminables hecatombes de los virus fascistas que se multiplican como cucarachas y se instalan como plagas en medio del populacho con ingeniosas artimañas como el poderío de los imperios dantescos de Dios, habitados cada uno por un pérfido envuelto en turbantes y harapos varios con olor a viejo aficionado a lamer culos de chicas de doce años. ¿Por qué no puede alardear de su poder?

La amenaza es inminente y no queda otra que reivindicar lo que es lo tuyo aunque hay distintas formas de hacerlo, exponiéndote más o menos, emplear tus recursos (los que tengas, V es sumamente hábil) e involucrarte en la proporción que lo creas necesario. Pero desde luego que no puedo sentir otra cosa que una entrega total cuando sale por la tele un hombre con una máscara de V, incendiando contenedores y reventando los cristales de las sucursales, en un intento que muestra que hay que seguir luchando y que ese en concreto lo hace en un intento de alcanzar la justicia. Apetece estar al lado. Pero lo que se intenta es de espantar cualquier idea parecida, tachando a ese sujeto de terrorista. Se encargan bien de la propaganda, ponen a cuatro arpías mamapollas a las que sólo les falta echar espumarajos por la boca y la vileza a toda desobediencia o 'alteración de la normalidad' presente en los hondos interiores de algunos, incentivada por las posturas conservadoras que han ido contrayendo, se sentirá identificada. Conseguido. Mejor no hablo ya de los fastizoides solitarios de esos de que si por ellos fuera (de cara al público, claro) las tetas en las películas se seguirían viendo detrás de rombos pero que en una caja de cartón esconden colecciones de material las entrevistas Interviú, pues se lo pasarán en grande viendo en Telemadrid a la bruja fascista Ana Samboal despotricando a las 12 de la noche. Se pondrán palotes y todo. Mujer y de derechas, como Dios manda.

¿Que alguien recuerda a base de una hipnótica, atrayente y brillante habladuría que la Justicia se ha ido de paseo o de vacaciones? Eso no puede ser! AAAAAAAAAAAAAAH, el terror, la anarquía, el atentado, el crimen, la violencia, ¡EL DESORDEN! Eso no figura dentro de los planes de algunos, los que no quieren dejar hablar el pueblo y que se aprovechan comodamente de su ignorancia para someter al pueblo bajo una dictadura terrible, basada en el control y en la censura. Se necesitan marionetas y no ciudadanos y ante tan aterradora realidad, como bien dice V, la violencia también puede ser usada con fines buenos.

Pero algunos ya se van hasta el comunismo o dejan una charco de vómito a las posturas socialistas, dejando la firme estampa de la huella de su identidad. Maravilloso!
spoiler
Magnífica película que presenta una proyección de futuro cercano dominado por el fascismo, amparado por la pasividad de los ciudadanos a la hora de exigir sus derechos. El gobierno depende de los ciudadanos, no los ciudadanos los que dependen del gobierno y eso es lo que al parecer a algunos tanto les molesta, perversos antisociales, insignias del mal torpemente camuflado de ángeles.

¿Por qué el 6? Pues porque el confuso entramado no ha tenido una resolución clara y cerrada, varios detalles han sido dejados en el aire. No es un thriller de esos que requiere de lo puntilloso para esclarecer absolutamente todos los detalles, pero me he rayado, han dejado cosas confusas:

- ¿Quién coño es V? ¿El tío fofo? Parece que no, pero tienen la misma voz y los mismos modales. Si es una trampa para Avey se conocerán, ¿no? Pues tampoco se dice nada. Luego el tío fofo desaparece, V dice que ha muerto, cuando supuestamente se le secuestro al mismo tiempo que a Avey, cuyo secuestro fue obra de V.

- ¿Qué tiene que ver la historia de lesbianas con V? ¿V es una mujer? No, no puede ser.

- Avey va, viene a la casa de V, ¿cómo sale?, ¿cómo entra? Al parecer cuando huyó a casa del gordo fofo lo quería traicionar, no se sabe si eso va implícito dentro del plan de interpretación al que la pidió someterse V. ¿Y cuando les desvelaba el plan al cura pederasta eso también se lo pidió V o eso fue una 'infidelidad'?

- Bruscos cambios de postura de Avey, le reprocha a V su conducta, luego 5 minutos después parece estar absolutamente entregada a él, luego resulta que sus padres fueron activistas...

- ¿Por qué traen a matar a John Hurt delante de V? ¿Una especie de complot? No puede ser, ¿qué pintan todos ahí quedando con V?

- La historia del hombre ese con gafas... Muy complejo y muy confuso todo, al igual que otros detalles que vienen y van en la película...

- Esa especie de flashback que aglomera muchos detalles, acompañado de un discurso del policía que dice que a V todo le sale como él quiera que le salga, es como una especie de premeditación masiva en la que los acontecimientos se le ponen a favor... Muy interesante eso, ¿por qué demonios no se desarrolla? Ahí lo dejan.

- ¿Por qué V quería morir? Estaba ya jodido, ya, con lo de la radiación, pero no sé, no me encaja.

Pero buena película, vale la pena verla.

1
1
Valorar esta crítica