Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

7,5

Mutantes por partida doble

02 nov 2016

"X-Men: Días del futuro pasado" es una de las entregas de los X-Men más esperadas desde las primeras informaciones allá por 2012, sin duda causaba gran interés juntar tanto a las primeras entregas como de ña nueva generación. Sin duda uno de los proyectos más ambiciosos de Marvel Studios y la 20th Century Fox.

En primer lugar, las interpretaciones son muy variadas y no hay ningún personaje que quede como sobrante, sino que cada aparición tiene un porqué y dota de pequeñas dosis de melancolía y de sorpresa al espectador. Un gran acierto poner a todos juntos pero no revueltos, sino de forma ordenada.

Ambientado en un comienzo en un holocausto de mutantes y seres humanos que están a favor de ello, nos encontramos a un grupo de supervivientes en el que encontraremos a Shadowcat, Iceman, Lucas Bishop, Colossus, Blink, Sunspot y Havok, a ellos se unen Lobezno, el profesor Charles Xavier, Magneto y Tormenta. Después de idear una manera de poder evitar el holocausto, Lobezno es enviado al pasado para encontrar tanto al profesor Charles Xavier como Magneto y cambiar el curso de la historia, en el cual Mística tiene mucho que ver.

La actuación de Hugh Jackman vuelve a ser impecable, es muy difícil pensar en Lobezno sin poner la cara de Hugh Jackman. Sin duda aporta la fuerza y ese punto cómico irónico al personaje haciendo que la tensión no sea forzada sino que te vaya envolviendo en la película y además es el punto central de esta historia, es la unión entre el pasado y el futuro. Es un actor que desempeña muy bien su papel y tiene un gran peso en pantalla. De principio a fin no desperdicia ningún minuto de su presencia en pantalla. El único error, entre medias, puede ser que se demasiado mayor cuando viaja a los 70 pero aun así una gran actuación.


La oscarizada Jennifer Lawrence vuelve a las andadas en la piel de Mística o Raven Darkholme, una joven con sed de venganza y una idea de la justicia un poco peculiar. Jennifer Lawrence vuelve a demostrar que cada papel es un reto diferente que no tiene nada que ver con el anterior, vuelve a mimetizarse totalmente con el personaje de Mística, dándonos nuevamente una Mística más humana pero a la cual ya se le ven los primeros rasgos que en las entregas originales es su personalidad final. Espectacular y muy emotiva su actuación. Se lleva de calle al personaje de Mística, increíble.

Las interpretaciones tanto de James McAvoy como de Michael Fassbender vuelven a ser muy buenas, pero sobre todo la McAvoy es la que más me llama la atención, es un actor que consigue mostrarnos el debate sentimental, moral y humano que su personaje sufre durante la película con gran realismo, además de aceptar su destino como mutante. Fassbender consigue que odiemos a Magneto y eso sin duda es un 10 en su interpretación dado que por lo que podemos ver Magneto siempre ha sido el villano por excelencia de los X-Men, incluso cuando tienen que trabajar en equipo. Este dúo dinámico es uno de los elementos más importantes del film y por suerte lo han sabido manejar y llevar a cabo a la perfección.

Y como no mencionar al que creo que nos ha regalado una de las mejores escenas de la película que es el señor Evan Peters con su Peter Maximoff, un mutante con capacidad de moverse y pensar a velocidades supersónicas. Peters aporta a Peter Maxinoff ese punto pícaro y satírico al film, en una de las escenas no pararás de reír con su actitud, sin duda uno de los personajes de los principales que se hace con la película en las escenas en las que participa. Muy grande Peters. Nos da un Quicksilver muy fresco y descarado. Forma parte de lo mejor de la película.

Pero sin menos importancia el resto del elenco también cumple con notabilidad sus interpretaciones, no hay ninguna actuación que merezca ser reconocida por ser mediocre o sin más, sino al contrario todos tienen la influencia necesaria en la película como para ser necesarios. La actuación de un temeroso Bestia interpretado por Nicholas Hoult muy buena, Peter Dinklage que deja por un momento "Juego de Tronos" para convertirse un muy 'odioso' Bolivar Trask, una interpretación magnífica y muy acertada y los cameos estelares de Halle Berry de Tormenta muy necesario o incluso el guiño a Pícara interpretada por Anna Paquin o James Marsden en un casi desaparecido Cíclope, sin duda un reparto de excelente.

Pero sin duda lo que también tiene muchísima importancia en la película son los efectos especiales. Estos efectos han sido muy cuidados, además de no meter 'efectos' por meterlos sino que tengan sentido dentro de la película y no únicamente para el lucimiento del 3D. Aportan realismo a la escena y dan muchísimo dinamismo y espectacularidad a lo que sucede en pantalla. Incluso son factor de conseguir satirizar una escena como ocurre en una secuencia de Quicksilver. Han conseguido incorporar los efectos especiales a la película con una perfecta conexión. Están muy cuidados y junto con la escenografía e interpretaciones consiguen hacer un puzzle perfecto y cumplir no únicamente con la meta de entrener sino de irte con un buen sabor de boca del cine y con la sensación de que has visto una buena película y no solo la película palomitera de turno.

Basada en el cómic de Uncanny X-Men en los números 141 y 142 "Días del futuro pasado". El guion ha sabido conjugar con los elementos del cómic pero también ha prestado mucha atención a los guiños a películas anteriores para poder así unificar tanto las entregas anterior como las nuevas generaciones sin dejar algún vacío o fallo de continuidad de espacio-tiempo. Con lo que también se han podido redimir pequeños errores que se produjeron en entregas anteriores. Por lo que esta película ha sabido enlazar la trama principal con pequeños detalles de las otras películas para que no tratemos esta película como una película aislada del resto sino al contrario como un punto de unión entre ambas.

Por último, mencionar que sin duda ha sido una de las mejores películas de la saga, van superándose poco a poco y esto sin duda es un gran punto a su favor. Lo bueno de esta saga es que nos mezcla elementos que si no se hacen bien pueden ser un bodrio, nos mezcla acción, amor, comedia, drama y lo conjuga de tal manera que nos da un resultado más que notable. La nota final es un 8'5. Muy recomendable esta entrega de los X-Men y te deja con ganas de más y de ver nuevamente las películas ya hechas sobre los X-Men. No te la pierdas.

0
0
Valorar esta crítica
'X-Men: Días del futuro pasado': El poder de un momento
Crítica Ecartelera
8,0